He regalado autorretratos eróticos a mis amigos por navidad

Regalé fotos eróticas mías por navidades a todos mis amigos y fue la mejor decisión que pude tener. Las fotos eróticas son más útiles...

25 diciembre 2019 ·
Compartir
binary-sexi-photo

Regalé fotos eróticas mías por navidades a todos mis amigos y fue la mejor decisión que pude tener.

Las fotos eróticas son más útiles de lo que te crees. Esta es la historia de una idea absurda que tenía toda la potencia para salir mal, pero salió bien. Yo era un jovencito confuso de 20 años. Me encontraba en segundo de carrera, estudiando Bellas Artes. Era el típico joven de Bellas Artes que le encantan los nudes, aunque de aquellas aún no se había popularizado el término. En aquel momento el desnudo público era aún tema tabú. En mi caso, ya había hecho de modelo desnudo para amigos, y para clases de dibujo de la facultad. Estaba a gusto con mi cuerpo y me gustaba enseñarlo ¿Eso ha sonado un poco raro?

Las navidades que correspondían a segundo de carrera, años 2015 2016, me obsesioné con que si no entregaba postales navideñas a mis amigos, perdería su amistad. Entonces empecé a pensar ¿Qué postales navideñas? ¿Cómo deberían ser? Estaba convencido de que no podían ser compradas en alguna tienda de regalos. Aunque esa estética hortera también me seducía. Como estudiante de Bellas Artes, y artista en potencia, me veía obligado a hacerlas yo mismo. Entonces entré en un mar de dudas mayor ¿Y cómo hacerlas? ¿Qué debería aparecer? Algo personal pero genérico, que interpelase a cada colega y a la vez sirviera para todos. Una imagen universal pero personal.

El resultado final fue una imagen en la que aparecía tumbado desnudo con un gorrito de Papá Noel tapándome el pubis, y la frase "Feliz Navidad".

¡Mi cuerpo desnudo! ¿Quién no querría tenerlo? Un regalo íntimo y personal, pero que puede ser compartido con muchos. Es un signo de confianza mutua que se puede repetir de manera infinita. Y si cae la breva, igual hasta follo.

Así empecé a confeccionar las postales. Dato desilusionante: usé Photoshop. El resultado final fue una imagen en la que aparecía tumbado desnudo con un gorrito de Papá Noel tapándome el pubis, y la frase "Feliz Navidad". Clásico pero contemporáneo. Después, decidí a qué personas les enviaría la postal. Ya que planteaba escribir una dedicatoria personal detrás de cada una. La parte más difícil del proyecto fue cuando mandé las postales (creo que unas 20 o 30) a impresión. El dependiente de la tienda de fotografía me entregó las imágenes en un sobre cerrado, con una mirada que implicaba complicidad y desaprobación. Esa mirada me hizo dudar sobre la naturaleza del proyecto que estaba llevando a cabo. Pero traté de obviarla y seguir con mi extraño plan.

Envié las postales y esperé reacciones. Podía salir o muy bien o muy mal. No tardaron en llegar las primeras reacciones ¡Estaban encantados! ¡El mejor regalo que les podía haber hecho! Entendieron que recibir aquella postal dedicaba, implicaba pertenecer a un reducido grupo de iluminados: mis personas de confianza. Quienes más quienes menos, todos agradecieron ese detalle.

Hace poco fui a casa de una amiga y subí a mis historias de Instagram una foto de una de las postales. Durante todo ese día, recibí contestaciones con fotos similares de las mismas postales en casas de otras personas alrededor del mundo.

Ha pasado el tiempo ( cuatro años ya ) y cuando me acerco a la casa de algunas de estas personas, mi postal sigue ahí. Paredes, corchos y neveras decoradas con mi cuerpo desnudo desde hace ya cuatro años. Esa postal se ha convertido en un símbolo de guerra, "Yo estuve ahí. Estaba en Bellas Artes ese año. Tenía esos amigos ese año. Pasaron esas cosas... " Esa postal pasó poco a poco a ser un fetiche, y casi un objeto de coleccionista custodiado por muy pocos.

Hace poco fui a casa de una amiga y subí a mis historias de Instagram una foto de una de las postales. Durante todo ese día, recibí contestaciones con fotos similares de las mismas postales en casas de otras personas alrededor del mundo. Gente con la que a lo mejor la amistad se ha enfriado, pero conservan esa foto erótica como un recuerdo del cálido amor de un día frío siendo universitarios.

Compartir

Topic ·

sexo

    Artículos relacionados