Este parque de la Navidad es el infierno en la tierra

El parque de la Navidad se encuentra en la periferia de Madrid. Kilómetros de Santa Claus, animatronix de Duendes y capitalismo kitch.

24 diciembre 2021 ·
Compartir
torrejon_binary

"Los Guachis" en la plaza de Torrejón

Se llama Mágicas Navidades y es la pesadilla de toda persona mínimamente anticapitalista o cabal. El parque de la Navidad Mágicas Navidades se trata de una explanada megalómana en la periferia de Madrid (Torrejón de Ardoz). Exactamente 2 kilómetros de animatronix de duendes, árboles de navidad gigantes, Santa Claus, luces, dulces y espectáculos de videomapping un poco chungos. Un espacio fuera del tiempo, en el cual desde noviembre hasta finales de enero es navidad todo el rato. Todo el rato. También fuera de la geografía: a mitad de camino entre lo cutre de la periferia madrileña, y lo extremadamente hortera de las películas de navidad estadounidenses.

Los vecinos de Torrejón ya están acostumbrados a este estilo de proyectos megalómanos. En su ciudad también se encuentra el Parque Europa. Una representación de Europa (así, en general) en pequeñito. Con todos los monumentos más emblemáticos del continente, pero con un aspecto ruinoso que nos lleva a los límites futuros de occidente. También en Torrejón durante la pandemia se empeñaron en hacer una capaña de test rápidos masivos que abarcarse a todos sus habitantes, al estilo chino. El resultado fue que los test que usaron no eran fiables y solo gastaron un montón de dinero.

En este caso, el parque de la Navidad es ya una propuesta antigua y clásica de Torrejón. Cuando entras en este, te encuentras en un escenario similar al de cualquer película yankee. La primera para es un tránsito por el boulevard de la Luz, un intento de las instituciones de Torrejón de competir con el gran magnate de las luces navideñas Abel Caballero. Tras pasar esta franja, entras en zona Santa Claus: edificaciones de cartón pluma con todas las vibes de que si sueltas a tu hijo uno de los Santa Claus se lo llevará.

Si sobrevives al poblado navideño, entras en zona Guachi. Los Guachis son los duendes de la navidad de Torrejón (si, tienen ya mitología propia del parque); y el parque es su casa. A nivel visual, los Guachis son parecidos a Oompa Loompas, mezclados con una tribu amazónica no contactada. Dentro del parque, podrás recorrer sus territorios y, como si de una experiencia inmersiva en la historia de América se tratase, profanarlos.

Sub-parque temático de OctoberFest, en el cual todo el tiempo es OctoberFest.

A partir de aquí, te encuentras con las estructuras megalómanas. Además de un parque de atracciones, dentro del parque de la Navidad hay una gigantesca edificación LED en la que cada 30 mins realizan un espectáculo de luces. Puede sonar atractivo, pero es mucho mejor. El espectáculo (patrocinado por un centro comercial de la zona, lo repiten constantemente por megafonía) muestra imágenes PNG de “amor”, “corazones”, “familia” y “navidad” sobre un edificio construido entero de LEDs, de aproximadamente 4 plantas de altura, todo bajo el influjo de canciones de pop antiguo a toda ostia: Ave María de Bisbal, Mariah Carey o Let it Go de Frozen son algunos de los temazos que acompañan a estos gigantescos PNGs.

Por último, y probablemente lo más importante; dentro del parque encontramos un sub-parque temático de OctoberFest, en el cual todo el tiempo es OctoberFest. Dentro del recinto de Mágicas Navidades, encuentras una misteriosa y gigantesca carpa blanca, apenas señalizada, pero de la que sale música alemana. Si entras, es otro mundo: un grupo de música tirolesa borrachísimo toca sobre el escenario, encima de las mesas personas bailan, todo el mundo está borrachísimo, camarerxs que imitan ser alemanes te traen gigantescas jarras de cerveza y salchicas. En los límites de la carpa, venden cerdos asados y todo tipo de animales muertos comestibles. Dentro de la carpa OctoberFest, no pasa el tiempo.

Mágicas Navidades es todo aquello que una persona anticapitalista aborrece, pero todo lo que a alguien hortera y festiva como yo le encanta. Recomiendo encarecidamente acudir a ese lugar. Este año 2021/22, hay que pedir las entradas online y cobran a todxs aquellxs que no sean originarios de Torrejón. Los cuales, por la desgracia de haber nacido en ese lugar, tienen derecho natural a disfrutar de esa mole. El aforo es reducido, asi que ya vais pidiendo vuestros pases al parque de la Navidad.

Compartir

    Artículos relacionados