¿Qué es el #FreeBritney?

Se acaban de cumplir 2 años del día que Britney Spears apareció en los juzgados y declaró ante la jueza, que su padre la había ingresado contra su voluntad en una clínica para salud mental durante meses.

21 junio 2021 ·
Compartir
free_britney_binary

El #FreeBritney empezó tomando las afueras de los juzgados y está dando la vuelta al mundo entero. El 23 de Junio, Britney hablará en la corte por primera vez, después de 13 años en silencio sobre la tutela que le ha quitado derechos humanos básicos.

LA TUTELA

Britney lleva bajo una tutela desde 2008, después de un par de años rodeada de escándalos: un divorcio muy sonado, la batalla legal por la custodia de sus dos hijos y varias entradas y salidas de clínicas de rehabilitación. A principios de ese año y, tras negarse a devolver a sus hijos a su ex marido, fue internada para una evaluación psiquiátrica. Días más tarde, varios agentes de policía aparecieron en su casa para llevarse a la cantante con una orden de su psiquiatra. Ella no opuso resistencia y entró voluntariamente en la clínica. Días después, la tutela fue efectiva. Su familia llevaba semanas preparándola.

Según la corte de California, una tutela es un caso legal en el que un juez nombra a una persona responsable (tutor) para que cuide a otro adulto (pupilo) que no se puede cuidar a sí mismo o manejar sus propias fianzas. En el caso de Britney, su padre Jamie, fue nombrado su tutor legal después de presentar un informe psiquiátrico en el que diagnosticaba al pupilo una enfermedad relacionada con la demencia. Algo muy raro para alguien de 27 años.

Britney lleva bajo una tutela desde 2008

Para quien no conozca la historia de Jamie, voy a resumirla. Jamie es el típico padre con problemas de alcohol que lo han llevado a salir y entrar en varias clínicas de rehabilitación, con varias denuncias de su mujer e incapaz de sacar adelante a su familia. ¿Cómo una persona alcohólica, maltratadora y en banca rota consigue hacerse con el cargo y la fortuna de una persona que tiene demencia y necesita cuidados? ¿Has oído hablar de que el dinero puede comprarlo todo, aunque no sea el tuyo?

Durante los primeros meses de la tutela, que en principio se propuso como temporal, se hizo permanente gracias a una jueza corrupta y un informe médico que no llegaba. A finales de ese año, el motivo de la tutela cambia de “enfermedad relacionada con la demencia” a “incapaz de resistir la influencia indebida”.

CORRUPCIÓN

Desde el principio, todo en la tutela estuvo mal. Según la ley, debes notificar al interesado 5 días antes para que pueda contratar representación legal. En el caso de Britney la corrupción fue de manual. Su propio padre presentó un escrito a la jueza corrupta, Reva Goetz, renunciando a este derecho alegando que Britney no se encontraba en plenas facultades. Sin embargo, ese informe que decía que Britney padecía demencia, desapareció poco más tarde.

El día del juicio, la cantante apareció en los juzgados con su abogado para intentar deshacerse de la tutela que su padre intentaba poner sobre ella. Sin embargo, la jueza lo expulsó de la corte y le asignó otro abogado que no hizo nada para oponerse a esta tutela, ni durante los 12 años siguientes. El mismo abogado que la defiende ahora y lleva cobrando 10.000$ semanales desde entonces.

Desde el principio, todo en la tutela estuvo mal.

Dos años de proceso legal y con ninguna de las partes interesadas en que termine pronto. La única que sale perdiendo es Britney. No solo paga a el abogado que le impusieron en la corte, además está a cargo de todo el bufete de abogados que contrató el padre para ir en contra de sus propios derechos. ¿Resultado? Acuerdos entre abogados para presentar cuentas y evitar las declaraciones de Lou Taylor en el juicio, falta de documentos y transparencia en las cuentas y el abogado de Britney sin apelar nada… Todo indica que el proceso va a ser largo porque nadie tiene prisa por dejar de cobrar todo ese dinero sin hacer nada.

Desde la filtración de algunos documentos, se ha visto como hay jueces, fiscales, abogados, psiquiatras relacionados con casos de otras tutelas a algunas figuras relevantes, involucrados en la tutela de Britney. Incluso el propio abogado que la sigue defendiendo ha estado imputado por la muerte de un pupilo hace años.

Lejos de teorías conspiranoicas, el caso de Britney está dejando momentos muy random. El año pasado, el psiquiatra que la había estado evaluando durante los últimos meses, murió de un aneurisma días antes de declarar en el juicio. Se ha sabido que Lou Taylor, su mánager de negocios desde que empezó la tutela, intentó poner en tutela a Lindsay Lohan y a Courtney Love. Ambas actualmente viven fuera de los EEUU y lejos de California. Un estado donde es muy fácil imponer este tipo de medidas a las personas. Tanto, que debido a la visibilidad que está teniendo el #FreeBritney, se ha empezado a hablar de ello en el senado.

EL ENORME DESFALCO A SU FORTUNA

Desde que la batalla legal comenzó en la corte de California, se han hecho públicos un montón de documentos de todas las irregularidades que ha estado haciendo el equipo de Britney con su dinero.

Hace pocos meses la revista Forbes fue la encargada de poner en duda la fortuna de Britney. Según los documentos oficiales de la corte, el padre de Britney declaró una fortuna estimada de 65M$. Algo muy extraño teniendo en cuenta que en 2001 contaba con una fortuna de 150M. Y desde que empezó la tutela, no ha dejado de sumar un montón de cheques en sus cuentas. Giras, residencias en las Vegas, campañas de publicidad, discos y apariciones televisivas que ascienden a más de 700M durante esos años. Todo eso sin contar su imperio de perfumes junto a Elisabeth Arden. Que factura billones todos los años. ¿Dónde está el dinero?

El fenómeno del movimiento #FreeBritney se ha vuelto imparable.

En estos últimos meses, ha habido ciertos movimientos en la tutela que indican que las ratas se están poniendo nerviosas. Andrew Wallet, el abogado que se encargaba de la tutela junto al padre, renunció en cuanto Britney fue ingresada en contra de su voluntad. Lou Taylor, el cerebro de la tutela y beneficiaria de un desvío de dinero de más de 600M en paraísos fiscales relacionados con Tri Star, también parece haber salido del mapa.

Además su padre ha tenido que renunciar al control de su vida personal. Después de la orden de alejamiento contra los dos hijos de la cantante. Comparte al 50% el control de los activos con una empresa elegida por Britney. Lo que no ha complicado hasta ahora los movimientos extraños de dinero.

INGRESO INVOLUNTARIO

En enero de 2019 Britney anunció la cancelación de su nueva residencia en Las Vegas. Alegando los motivos de salud de su padre. Pasaron 3 meses sin tener noticias de ella. Hasta que en abril saltaron todas las alarmas cuando los medios reportaron que Britney había vuelto a ingresar en una clínica de salud mental.

Todo volvió a dar un giro cuando, días más tarde, alguien de su equipo contactó con el podcast “Britney’s Gram” para denunciar que Britney llevaba ingresada en la clínica desde mediados de Enero. Más de 3 meses encerrada sin recibir visitas y medicada en contra de su voluntad. Días después de salir de la clínica, dio comienzo la batalla legal por el control de su vida. Mediante los abogados de su madre, que había sido apartada del tema de la tutela desde un principio, Britney ha conseguido tener voz.

EL MOVIMIENTO #FREEBRITNEY

Después de 12 años en los que Britney había estado en silencio, declaró que no volvería a trabajar hasta que su padre no fuese apartado de la tutela sobre su persona y sus finanzas. Hasta entonces su equipo se había encargado de silenciar y hacer desaparecer (incluso con demandas) cualquier cosa relacionada con el #FreeBritney o la tutela, todo a costa del dinero de la cantante. Esto sigue pasando a día de hoy, muchas cuentas que han apoyado el movimiento, han desaparecido de la red.

Tras el estreno de “Framing Britney Spears”, el documental de “The New York Times” que relata el abuso de la tutela y el machismo al que la sociedad condenó a la estrella desde los 16 años, el fenómeno del movimiento #FreeBritney se ha vuelto imparable.

Ahora que sabemos que Britney nunca ha sido diagnosticada correctamente. Que ha estado medicada durante más de una década en contra de su voluntad y para tenerla a su antojo. Que la han obligado a seguir trabajando engañada pensando que eso la ayudaría a tener autonomía y librarse de la tutela. Fue amenazada durante años por su padre con quitarle a su hijos para no oponerse a esta tutela. Se han quedado con todo el dinero que ha hecho durante todos estos años mientras recibía una paga semanal de 1500$ para gastos y no pudiendo gastar su propio dinero. Que no puede casarse, ni tener hijos, ni siquiera elegir las canciones que graba para sus discos.

A la espera de la primera declaración en años de Britney sobre la tutela el próximo 23 de Junio en la corte, lxs fans seguiremos esperando por el fin de esta batalla. Y la libertad completa de una mujer a la que le han quitado su juventud, su dinero y sus derechos fundamentales. Por ser considerada como un negocio en lugar de un ser humano.

Compartir

    Artículos relacionados