Jóvenes precarios nos cuentan qué hacen para llegar a fin de mes

El 40% de los jóvenes en España están en paro y para muchos sobrevivir como una persona normal se convierte en una quimera

29 diciembre 2020 ·
Compartir
llegar_a_fin_de_mes_binary

En orden: Victoria, Luz, Juan

Hace ya 30 años, en los 90´s, la expresión “no llegar a fin de mes” parecía haber quedado atrás. Se veían lejanas las crisis de los 70´s y de la reconversión industrial de los 80´s. No obstante, hay expresiones que nunca mueren. Y ahora somos nosotros los “millenials”, hijos de esa generación, los que cabalgamos de crisis en crisis. Si los jóvenes nunca conseguimos remontar de la crisis financiera de 2008, la gran hecatombe de 2020 nos ha rematado. 

Los jóvenes vivimos en una rueda de estudios superiores, puestos de becario y trabajos precarios, en la que es muy difícil la estabilidad. Mucha gente se ha acostumbrado a vivir sin seguridad financiera. Sin saber si podrán pagar las facturas o su propia habitación el siguiente mes. 

La precariedad laboral en España alcanza cada vez a más jóvenes (y ya no tan jóvenes). Esto se ve en datos como el índice de paro juvenil, que este último año subió al 41,5% ; casi el triple que otros países de Europa. En resumen: la mitad de los jóvenes ya no estudian y tampoco trabajan. Simplemente las pasan canutas. 

Para ver cómo los jóvenes precarios sobreviven a esta situación, hemos preguntado a 5 personas en esta situación cómo son capaces de llegar a fin de mes. 

Javier, Badajoz, 25 años, camarero.

En mi caso no me cuesta llegar a fin de mes, pero tampoco estoy ahorrando nada. Soy camarero a jornada completa en una cafetería aquí en el centro (Badajoz ciudad). Y no estoy mal, pero tampoco era lo que buscaba. Estudié periodismo en Salamanca. Acabé hace 3 años y busqué trabajo de lo mío. Estuve un año entero intentándolo en Madrid, pero no hubo suerte… finalmente, ya que me sostenía en mi familia y sus recursos no son infinitos, me volví a Extremadura a buscar trabajo desde casa de mis padres. Entré hace un año en la cafetería y ni tan mal. 

Actualmente estoy cobrando 1100 euros. No cobro las horas extras que hago, pero sé que mis amigos están en peor situación. Me he alquilado un piso en el centro de la ciudad, cerca de la cafetería, con mi novio. Aquí gasto menos que en Madrid en el alquiler. Pero pagando los gastos del coche, facturas y demás; no tengo ahorros.

Victoria, Madrid, 29 años, actriz.

No lo llevo del todo bien, la verdad. Soy actriz aquí en Madrid, sobre todo en teatro, publicidad y algún papel muy secundario. También, en los meses malos, trabajo en el bar de mi tía poniendo copas… bueno; trabajaba. Porque cerró tras la cuarentena. 

Lo que peor llevo para llegar a fin de mes son las facturas del agua, el gas y la luz. Porque, bueno, al final el alquiler del piso es un gasto fijo que preveo. Pero los gastos imprevistos de las facturas me matan. Claro, al ser actriz y autónoma, mis ingresos son variables, y los llevo bastante al límite. Siempre procuro tener para pagar la habitación. Pero cuando llega mucho de luz o de gas, por ejemplo, a veces no tengo de donde sacar el dinero y le pido prestado a mi tía. 

Esto me tiene muy preocupada desde que empezó la pandemia y mi tía no me puede ayudar. He tratado de buscar otras compañías de luz y gas, para conseguir ahorrar, pero no soy muy buena con estas cosas y me pierdo. 

Juan, Asturias, 21 años, parado.

No llevo bien lo de llegar a fin de mes. De hecho, desde marzo no llegaba y me he vuelto a casa de mis padres. Yo estudié un ciclo de peluquería, aquí en Oviedo. Y estuve unos meses trabajando en una cadena de peluquerías cuyo nombre no voy a decir. En esos meses me mudé a un piso en Gijón con otros dos amigos.

El caso es que, cuando llegaron los rumores de la pandemia, allá por marzo, la empresa se deshizo de los últimos empleados que entraron. Y ese fué mi caso. Claro, acabando de empezar, aún no tenía ahorros. Así que ni un mes pude mantener la habitación de Gijón. He vuelto a Laviana. Envío el currículum a varias peluquerías aquí en Asturias todos los días pero nada. Estoy pensando en irme a Madrid o a Barcelona a buscar trabajo porque aquí no hay futuro. 

Miriam, Madrid, 30 años, teleoperadora.

Puedo llegar a final de mes porque mi novio me ayuda mucho con las facturas en la casa, si no imposible. Nací en Baleares, pero trabajo de teleoperadora en Torrejón de Ardoz (Madrid) para una compañía telefónica. Mi novio también trabaja aquí de panadero. Actualmente tengo una jornada reducida de 30 horas, con un sueldo base de 7,25 euros brutos la hora. Lo que se me queda a final de mes en unos 860 euros aproximadamente. Una miseria para vivir en Torrejón.

Aunque el alquiler está más barato que en Madrid ciudad, estoy pagando unos 800 euros de alquiler sin gastos junto a mi novio. Con gastos nos suben a 1000 euros al mes aproximadamente. Entonces imagínate, de los 860 le quitas 500 solo en vivienda, otros 200 en comida ¿y cuánto te queda? Menos de 200 euros para mis cosas. 

Ahora mi novio y yo estamos pensando en abrir un negocio juntos, porque no podemos seguir como estamos. Pero claro, como somos jóvenes y no tenemos ahorros, los bancos no nos conceden créditos. Y no sabemos de dónde sacar el dinero inicial.

Luz, Barcelona, 26 años, diseñadora de moda.

No llevo tan mal la crisis económica de la pandemia gracias a mi madre, que me envía dinero todos los meses. Si no, no llegaría a fin de mes. Soy diseñadora de moda y vestuario, especializada en televisión. Durante el inicio de la pandemia tuve más trabajo, porque me llamaron para una serie nueva que se grabó sobre la cuarentena para RTVE. Pero acabó ese proyecto y no he vuelto a trabajar nada importante. 

Vivo cerca del Raval en un piso de 80 metros cuadrados con otras dos chicas. Puede parecer que un piso pequeño es barato, pero no es así. Nos cuesta unos 900 euros al mes, que con gastos sube a 1100. Después, tengo mis propios proyectos personales (estoy tratando de sacar una línea de moda) en los que también pierdo dinero. Y bueno, antes (ahora ya no) tenía mucha vida social, que también es cara.

Compartir

Topic ·

artículos

    Artículos relacionados