Las redes sociales hacen daño ¿de quién es la culpa?

Estamos encontrando problemas en las redes que ya existían antes, y estamos centrando la atención en llamarlos problemas de las redes sociales cuando son problemas de la sociedad.

4 enero 2021 ·
Compartir
instagram_noche_binary

Vivimos en tiempos en los que rumba quita el polvo, Alexa pone tu playlist favorita y tú mandas un email desde el tren a tu jefe. Todo esto lo controlas tú, con un solo clic. Esta es una frase digna de la compañía que te llama todos los días a la hora de la siesta mientras tú ves su anuncio desde la tele o la Tablet antes de empezar a ver La Resistencia. Vivimos en una sociedad tecnológica, que se ha colado de lleno en nuestras costumbres más castellanas. No obstante, todavía es sorpresa para muchos que, aunque aproveches la telenovela de las tres para ponerte al día con tu muro de Facebook, otros compartan el plato de lentejas con una foto en Instagram.

Algunos de los argumentos mas escuchados en el ataque desde la trinchera a las redes son la invasión de la privacidad. El impacto que puede tener en la autoestima. La de los y sobre todo las adolescentes, ver cuerpos perfectos de mujeres idílicas. O simplemente los daños que sufren los jóvenes a consecuencia del 'sexting' o el ciberbullying. Nos preocupa nuestra privacidad. A pesar de que muchos de nuestros padres iban al cementerio del pueblo a lo que era enrollarse para que la vecina no fuera a contárselo a su madre. La misma que se tiraba las tardes al fresco hablando de que fulanita había vaya usted a saber el que y fulanito ya sabes. Por supuesto, eran tiempos mejores.

Estamos muy preocupados por problemas que ya existían antes de las redes

Estamos preocupados por el efecto de las fotos pensadas y preparadas de modelos y personajes públicos que viven de esas fotos, espero no haber sido la única que ha tenido "Bravos" por doquier en casa, en las que te recomendaban los mejores pantalones para ocultar tus curvas. O que ha visto en la peluquería a mujeres ojeando las paginas donde se encuentra como portada mujeres juzgadas por salir de casa con un moño. Y el must que eran los shorts del 2013, que te sacaban la piel de naranja como un exprimidor un lunes a las ocho. No saquemos del plano, a la hija de trece años sentada al lado ojeando la misma revista, un numero más atrasada.

Estamos muy preocupados por problemas que ya existían de las redes sociales y que solo han adoptado una perspectiva nueva. Y es que ya no solo van a hablar de mí si la persona con la que te acuestas acaba despechada, sino que tienen fotos, pero los rumores no son cosa de los millenials ni el bullying lo ha inventado la generación Z. ¿Nunca has escuchado alguna de las anécdotas del instituto en los 90? Ahí no habría bullying, pero sí que era acoso.  

Estamos encontrando problemas en las redes que ya existían antes, y estamos centrando la atención en llamarlos problemas de las redes sociales cuando son problemas de la sociedad. Las redes sociales solo retratan la sociedad en la que vivimos, además de pluralizarla. Internet permite encontrar personas con tus aficiones, tus gustos, tus problemas, tus conflictos personales. Te permite compartir la cenita con las colegas y tu peor experiencia sexual. Escuchar otras veces, conocer otras realidades, saber que hay más que tú y saber también el efecto que tú tienes en los demás.  

Las redes sociales solo retratan la sociedad en la que vivimos

Quizás en muchos sentidos ver la vida de otras personas te hace sentirte solo, pero se está abriendo cada vez más una zona nueva de las redes sociales en las que no solo compartes lo bueno, sino que escuchas las versiones de otras personas sobre lo mismo que a ti te hacía sentir completamente solo y cuando oímos las millones de versiones de un problema que era invisible llega el momento de hacer algo para cambiarlo, y las redes sociales nos permiten eso. Por eso no podemos permitirnos perderlas, porque en una sociedad globalizada son la única manera de conectarnos.

Compartir

    Artículos relacionados