Esta chica ya se ha vacunado del covid 4 veces

Entre EEUU y España, Amy se ha vacunado ya en 4 ocasiones. Le preguntamos por su historia y cómo se encuentra.

28 septiembre 2021 ·
Compartir
vacuna-covid_binary

Amy Boch nació hace 28 años en Boston, Estados Unidos. Sin embargo, ya hace 4 que vive en España, en concreto en Jerez de la Frontera. Amy trabaja como profesora de inglés (cómo no) en Jerez y su vida de por sí es interesante. Sin embargo, lo más curioso de Amy es que en menos de un año ya se ha vacunado contra el covid en 4 ocasiones (y subiendo). Hemos quedado con ella para que nos explicase el por qué.

Amy llega a la cafetería donde nos hemos citado sin aspecto de tener ningún tipo de efecto secundario (al menos visible) de sus múltiples vacunaciones: alta, ojos azules, pelo rubio, bien vestida… tampoco tiene el “aspecto maniático” que te puedes imaginar de alguien tan obsesionado con vacunarse. Pero por ello no es una persona menos cuidadosa. Cuando hablamos del fin de las restricciones en discotecas en Madrid, me confiesa que ella no piensa volver a salir de fiesta.

Su historial de vacunación comienza en Jerez. Es allí donde le inoculan la primera pauta de 2 dosis, con la vacuna de AstraZeneca. Amy me cuenta que esa vacuna le daba respeto. Había leído y visto en múltiples ocasiones en las noticias que daba efectos secundarios. Además, no se fiaba de la efectividad de la misma: “me vacunaron 2 veces con AstraZeneca, pero como no me fiaba mucho me fui a Estados Unidos”. Allí, en su casa familiar de Boston, comienza la segunda ronda. En Estados Unidos, donde (por supuesto) desconocían su historial médico español, y donde es muy fácil vacunarse (sólo te tienes que poner en una cola y ya), le vuelven a inocular una pauta completa, en este caso de Pfizer. Empresa estadounidense con muy buena fama entre su población. Con las últimas 2 vacunas, Amy “ya se fiaba de estar inmunizada” y paró de vacunarse. Por el momento.

Me vacunaron contra el covid 2 veces con AstraZeneca, pero como no me fiaba mucho me fui a Estados Unidos.

Amy me cuenta que cuando viajó a Estados Unidos, ya con una pauta completa en España, contagió de covid a su madre. La cual lo pasó un poco mal (pero con final feliz). No me especificó si la contagió nada mas llegar de España, o si ya tenía una dosis de Pfizer inoculada. El caso es que Amy no se fía de la efectividad de las vacunas: “¿por qué estando vacunada contagié a mi madre?”. Pero, en vez de irse al lado negacionista de las vacunas, se volvió adicta a las mismas. Si con dos dosis aún podía coger el covid, se pondría el número de dosis que haga falta para no cogerlo. Me comentaba que está segura de que nos tendrán que volver a vacunar a todos, no sólo a los mayores, para acabar con esto. A lo que yo pensaba “chica, si tu ya tienes 4 pinchazos, ¿para qué más?”

Por último le pregunté por cómo se encontraba después de tantas vacunas. Si había tenido algún efecto secundario raro. Me respondió que, en las primeras dosis de AstraZeneca, las vivió como el resto de la gente. Dolor de brazo, malestar, un poco de fiebre… lo normal. Pero que, ya en Estados Unidos, las siguientes dos dosis ni las notó. Sólo le produjeron cansancio. Por lo que descartamos cualquier tipo de efecto secundario loco.

Ahora Amy se encuentra bien. No tiene ningún efecto adverso, y de hecho no diría que no a una quinta dosis si se la ofreciesen. Lo cual, según sus predicciones, pasará.

Compartir

    Artículos relacionados