¿Cómo es ser un buyer chino en Europa?

La industria del lujo china se encuentra en constante crecimiento, lo cual ha logrado una variedad de nuevas oportunidades de mercado. Con esta nueva...

31 agosto 2020 ·
Compartir
buyer_binary

La industria del lujo china se encuentra en constante crecimiento, lo cual ha logrado una variedad de nuevas oportunidades de mercado.

Con esta nueva era, emerge la figura de "daigou". Pero ¿Qué es un "daigou"? Básicamente describe la práctica de comprar en nombre de otra persona, en su mayoría consiste en comprar productos en el extranjero y mandarlos a un cliente en China continental, en la mayoría de los casos productos de lujo.

La forma en que trabajan es fácil; primero visitan los establecimientos de lujo, toman fotos de los productos. Y luego suben las fotografías en las redes sociales, anunciando las prendas principalmente en WeChat o Weibo, las redes sociales más popular de China. De esta manera, contactan con compradores potenciales.

Los daigou ganan dinero cobrando una pequeña tarifa a las personas que compran los productos.

Debido a los densos impuestos de las importaciones de China, la práctica del daigou evolucionó hacia una práctica altamente lucrativa y para algunos, se ha convertido en una industria completa. En algunos casos, hay más de un daigou operando para la misma persona, generalmente separando el trabajo entre las tiendas, trabajan con horario, y sus gastos en una semana pueden sumar hasta 40.000€.

Las empresas son plenamente conscientes de la situación y en la mayoría de los casos, los daigous representan una gran parte de sus ganancias diarias. Desde el comienzo de la pandemia, la industria del lujo se ha visto muy afectada, con un bloqueo de 56 millones de personas en China, el país de lujo más importante del mundo. Ya ha sacudido el mercado dejando caer drásticamente las compras.

En España, un daigou podría ganar hasta 1000€ por semana enviando artículos de lujo a China.

¿Pero cómo están trabajando los "daigous" en Europa durante toda esta incertidumbre, y qué expectativas tienen para el futuro?

A medida que Europa intenta salir de la crisis, la distancia social y la cuarentena son las formas más populares para mitigar esta pandemia. Muchos gobiernos han declarado un estado de emergencia. Todas las tiendas minoristas están en su mayoría cerrada, muchos han perdido sus empleos y otros reciben ayudas del gobierno.

En un momento de gran incertidumbre global, la situación es aún peor para la figura de Daigou. Usualmente ellos viven del dinero que ganan. Del mismo modo, nunca recibirán ningún tipo de apoyo gubernamental. Pues trabajan en el mercado negro y muchas veces de forma ilegal.

A medida que el mundo entra en recesión debido a la crisis financiera causada por el virus, es más probable que las personas generen recortes en sus presupuestos y lo primero que deben recortar son los gastos de lujo que ya no son necesarios.

De lo contrario, para los consumidores chinos esta tendencia parece ser diferente, ahora que China ha superado el pico del brote, se está llevando a cabo un importante impulso para reiniciar la economía.

El año pasado, las compras de productos de lujo fuera del continente representaron más de la mitad del gasto de lujo de China ese año.

La tendencia en sus gastos se debió a viajes o compras realizadas a través de un Daigou. Ahora, con viajes internacionales reducidos o casi totalmente cancelados. Los consumidores chinos no tienen más remedio que comprar en casa.

Una reciente noticia afirma que la tienda de Hermes ubicada en Guangzhou supuestamente alcanzó $ 2.7 millones en ventas cuando reabrió.

Lo que significa que el negocio de Daigou continuará sufriendo hasta 2021, la verdadera pregunta será ¿qué tan pronto volverán las compras chinas fuera del continente a los niveles previos a la pandemia?

Compartir

    Artículos relacionados