Nadie ha pensado en que las peor paradas de la cuarentena son las palomas de la calle

Habrá un enemigo común y no será el Coronavirus Ya llevamos algo más de cuatro semanas confinados en casa. Y en esto de pensar...

12 abril 2020 ·
Compartir
palomas_covid_binary

Habrá un enemigo común y no será el Coronavirus

Ya llevamos algo más de cuatro semanas confinados en casa. Y en esto de pensar en cómo llenar mi tiempo, estaba mirando por la ventana mientras le daba sorbos a un café recién hecho. Sí, una estampa muy melancólica que para nada se correspondía con el espectáculo que me ofrecían las vistas.

En riguroso directo, y en el tejado del edificio de enfrente, he presenciado una batalla a muerte entre lo que parecían dos pandillas diferentes de palomas. Eran los Nietas contra los Latin Kings de las palomas. En serio. No llevaban armas blancas pero había una paloma que se le veía desde mi ventana que tenía el espíritu de ser la que daba las hostias más contundentes. La que suele llevar la barra de hierro debajo del asiento del coche.

Con esto de la cuarentena, ni los niños se dejan miguitas de Risketos por el parque ni los obreros dejan por ahí tirado el pico del bocata

Y es que claro, creo que nadie se ha parado a pensar en que las palomas, esas ratas voladoras que invaden plazas de ciudades, solo comen si se encuentran restos por la calle. Y con esto de la cuarentena, ni los niños se dejan miguitas de Risketos por el parque ni los obreros dejan por ahí tirado el pico del bocata. ¿Acaso no piensa Pedro Sánchez lanzar ninguna medida económica para ayudar a las palomas?

No se si es casualidad o qué cojones, pero ahora mismo mirando Instagram acabo de ver un video de una señora que viene de la compra con su carrito y está rodeada de unas cien palomas, hasta el punto de que se tiene que parar acojonada en una esquina. Lo más inquietante es que son todas palomas blancas.

¿Cuántas palomas blancas habéis visto en vuestra vida? Porque yo solo las he visto en folios A4 y pintadas con Plastidecor cuando se celebraba el día mundial de la paz en mi colegio. Sí, aquella maravillosa actividad escolar que era la de dibujar los días mundiales. ¿Seguirá pasando eso en los colegios? Me fliparía ver que pintan los niños de prescolar por el día del community manager.

Aún estamos a tiempo de llenar los balcones con los CDs del Caribe Mix

Estamos muy preocupados, y con razón, con todo esto del Covid19 y a saber cuándo EEUU o China encontrarán la vacuna pero viendo como están las cosas, creo que es más importante llenar los balcones de CDs. En serio, queda muy poco para el día en el que las palomas se organicen y empiecen a tirarse contra las ventanas de casa como si fueran unos kamikazes japoneses de la segunda guerra mundial. Aún estamos a tiempo de actuar y desempolvar todos esos discos antiguos, el del Caribe Mix 2001 o el de Batuka, y colgarlos de las ventanas para salvar nuestras vidas.

Ahora igual a alguno de vosotros os da mucha pena esos pájaros porta enfermedades y empezáis a difundir por WhatsApp que después de aplaudir a las ocho llenemos nuestros balcones de alpiste. Vosotros sabréis si queréis parecer señores de ochenta años sentados en bancos del parque del retiro. Yo que sé, igual hasta eso os viene bien para llevar mejor esta cuarentena.

Yo ya os digo que no queda tanto para ver en las noticias como las palomas se organizan y atacan a los repartidores de Deliveroo por la calle. Tiempo al tiempo, y como bien dice el filósofo patrio Cañita Brava, el que avisa traiciona.

Compartir