Hablamos con dos maestros de Shibari, el bondage japonés

No tiene que ver con el dolor, tiene que ver con el concepto japonés de la belleza del sufrimiento. Es algo que se prolonga a través del tiempo de la sesión.

19 julio 2021 ·
Compartir
binary-shibary

El Shibari, una técnica nipona de bondaje o atadura erótica, nació ya en el Japón de los samurais del s XV, cómo técnica de retención, tortura y humillación del enemigo. Mas adelante, en la misma isla, estas técnicas se recogerían cómo practica erótica de dominación.

En este procedimiento, donde no es necesario acabar teniendo sexo, se necesita de tres agentes: El maestro de ataduras, la modelo sumisa, y el espectador. Sólo con esta formación, la escena entra en el tono energético necesario.

También hay que tener en cuenta que, según el mundo del Shibari, en esta práctica lo mas importante es el nivel estético. Tanto en la generación de curvas por la presión, el cambio de texturas cómo en la danza generada entre maestro y sumisa. La práctica puede realizarse de formas más o menos sexuales, explicitas, dolorosas… cada manera de hacer depende del maestro que la realice.

Zor Neurobashing y a Margout Darko, maestros de shibari en España y profesores en Madrid Shibari, la única escuela seria de este conocimiento en nuestro país.

¿Cuándo os introdujisteis en el mundo del shibari?

Zor- yo llevo 5 o 6 años, pero en esto el tiempo no importa. Ya que hoy con un curso de los que damos en Shibari Madrid se aprende lo mismo que hace años en dos años, cuando no había nada de información.

Margout- Hace 4 años como modelo de cuerdas, y hace casi un año que estoy atando también.

¿Todos los sumisos son mujeres?

Margout- Para nada, hay modelos de todos tipos: Hombres, mujeres, gente no binaria, de todas las razas y todos los tipos. Lo que pasa es que lo que se ve en las fotos normalmente son chicas jóvenes… siempre chica y de un tipo determinado. Y esto da una visión errónea de lo que es el Shibari.

Esta práctica, ¿hasta qué punto tiene que ver con el dolor?

Zor-Tiene que ver más con el erotismo que con el dolor, sin embargo dependiendo del maestro y de la escuela, el dolor juega un papel más o menos importantes. Hay escuelas más agresivas, más cariñosas, … Lo que hemos hecho nosotros es bastante agresivo, tan solo la posición de las manos en la espalda (están muy arriba) ya es muy agresiva. Aun así, no tiene que ver con el dolor, tiene que ver con el concepto japonés de la belleza del sufrimiento. Es algo que se prolonga a través del tiempo de la sesión, se va construyendo.

¿Hasta qué punto es importante que haya público en el espectáculo? Si lo hubierais hecho vosotros dos solos… ¿habría sido lo mismo?

Zor-Es una pregunta difícil. Si le pregunta a un japonés sobre los elementos de una sesión son tres. El que ata, la persona atada y el tercer espectador. Sin el goce visual no tiene sentido. Como atador en ocasiones tengo que separarme, cómo he hecho, mirarla y convertirme en ele tercer espectador. Así también produzco una sensación de vergüenza. Se crea un sentimiento de Suchinagua, vergüenza y excitación por que te observen. De disfrutar de algo de lo que en teoría no deberías disfrutar.

¿Cuáles son las diferencias principales entre shibari y bondage?

Zor-El shibari es una forma de bondage japonesa. Entonces tiene unas características específicas cómo el tipo de cuerda, la longitud de la cuerda, las estructuras, … pero el shibari es un tipo de bondage.

Y tu (Margot), cómo modelo, ¿sabes cuándo te están atando bien? En sentido estético.

Margout-Pues mas o menos ya tengo un poco de conocimiento de la estética japonesa; y los arqueos, tensiones… siempre quedan mucho mejor… poses de putilla. Son formas muy japonesas.

En cuanto a si lo sé realmente o no, es algo que se percibe. Si la comunicación fluye, ambos estáis en sintonía, buscáis lo mismo; es fácil tener una buena sesión de cuerdas. Pero si no funciona se siente raro, no entras en la burbuja, no funciona.

Zor-Tenemos una organización de enseñanza de shibari, que se llama Madrid Shibari. Básicamente lo que hacemos es transmitir un conocimiento Japonés serio sobre el shibari.

Compartir

    Artículos relacionados