Una experta nos explica el sexo tántrico

Seguro que alguna vez has escuchado la expresión "sexo tántrico" o "tantra" pero no tienes ni idea de qué significa.

15 junio 2022 ·
Compartir
tantra_binary

Foto: Dainis Graveris vía Unsplash

Efectivamente, el sexo tántrico y el tantra son términos clave que, estando en nuestro imaginario sexual, realmente muy pocos sabemos qué significan. Para salir de dudas, hemos aprovechado su paso por la sección de tantra del Salón Erótico de Barcelona 2022 para hablar con Deva (de la escuela de tantra Bloom Barcelona), experta en tantra y sexo tántrico.

Explica para alguien que nunca haya escuchado el término Tantra en qué consiste.

El tantra es un sistema holístico, que abarca todas las áreas de nuestras vidas. contempla una filosofía tántrica, una psicología tántrica, una medicina tántrica, un arte tántrico, hay incluso una ciencia tántrica, y también hay una visión de la sexualidad desde el tantra. Lo que pasa que en el occidente el término tantra esta solamente asociado al sexo. Y de hecho, el Tantra es mucho más que eso.

El tantra es el camino rápido hacia a la elevación de consciencia, la iluminación. De hecho, el termino tantra significa expansión de consciencia. El tantra es milenar y paradójicamente es muy moderno, pues atiende a la necesidad de nuestra sociedad de un camino hacia una consciencia superior a través del placer, de la libertad, del éxtasis.

Sin embargo, cuando utilizo estos términos no me estoy refiriendo al sexo, sino a una visión de aceptación de uno mismo. Esto nos permitirá vivir en amor hacia nosotros mismos y, al mismo tiempo, hacia todos; o sea, vivir en un estado de éxtasis por la vida.

En el occidente el término tantra esta solamente asociado al sexo. Y de hecho, el Tantra es mucho más que eso.

También es muy importante decir que el Tantra es una vía espiritual matriarcal. Lleva consigo los valores del femenino, entre ellos el valor femenino de la No Dualidad. El Tantra comprende que Luz y Sombra, Día y Noche, Cuerpo y Alma, son parte de un mismo, y son todos sagrados. El cuerpo es sagrado, la sexualidad es sagrada, la maternidad es sagrada, la naturaleza - en su perfecta imperfección - es maravillosamente sagrada.

En este entendimento de que el cuerpo es sagrado, y la via para la iluminación, fueron desarrollados un conjunto de prácticas que nos guian en este camino, utilizando el cuerpo y su sabiduría como principal herramienta.

Cuando hablamos de sexualidad tántrica, por ejemplo, no estamos hablando de sexo y gozo como objetivo, sino como un medio para algo más allá de estos elementos. La movilización de la energía sexual es una forma de conectarnos con nosotros mismos de forma más profunda. Y así, acceder a estados de consciencia más elevados.

¿De dónde viene el Tantra en el sexo? ¿Cuál es su origen?

El sexo – o mejor, la conciencia de nuestra sexualidad – es algo muy importante, fundamental, esencial para el Tantra. Pero tantra no es sexo. Debo decirte de inmediato.

El origen de esta relación, del tantra con la sexualidad proviene de la consciencia de que no solo tenemos energía, sino que somos energía. Esta energía vital, sexual, creativa es nuestro vehículo hacia la plenitud, hacia los estados de conexión con el todo, pues todo es energía. El Tantra desarrolló un método para activar y canalizar esta energía sexual / creativa hacia una intención en concreto, utilizándola como una poderosa herramienta de realización. Hoy la física quántica explica muy bien que somos energía, y somos creadores de nuestra realidad. Todo se manifiesta a partir de nuestra intención y para donde direccionamos nuestra energía. Y el Tantra ya lo sabía entendido eso desde hace milenios.

El Tantra desarrolló un método para activar y canalizar esta energía sexual / creativa hacia una intención en concreto.

Luego hay el origen de esta relación para nosotros en occidente. En mi opinión, esta conexión tantra-sexo proviene de un shock cultural occidente - oriente que, con toda su fundamentación Judaico-cristiana nos reprimió y desconectó de todo que es relacionado al cuerpo, tratándole como algo mundano y pecaminoso, nos llevando a este lugar de desconocimiento y a la vez obsesión respeto al cuerpo y al sexo. 

Así, cuando el Tantra empieza a llegar a Occidente, hubo una gran revelación al descubrir que el cuerpo y el sexo no solamente no es mundano, sino que es una vía hacia la Iluminación. El Tantra es una vía mística que abraza la sexualidad. Utiliza el placer como camino espiritual. Poco a poco, mucho del aspecto espiritual se fue perdiendo y el Tantra acabó reduciéndose al sexo. Pero en realidad, la sexualidad es una pequeña parte del Tantra.

Hablar de sexualidad en el Tantra, es hablar de vida. Volver a conectar con la energía que nos mantiene vivos, la energía vital. Y de cómo utilizarla como herramienta para acceder a una consciencia superior.

¿Cómo se relacionan Tantra y religión?

Yo no hablaría tanto de Religión cuanto de Espiritualidad y Conciencia Mística, el que no vincula absolutamente una cosa, la Religión, con la otra, el Tantra.

No creo en el proceso de transformación personal que una persona puede desarrollar por medio de su experiencia con el Tantra como una cosa que le exige una vivencia religiosa, como una imposición, una visión específicamente religiosa. Tampoco, por otro lado, es un impedimento. 

Al revés, cada persona debe acceder a sus propias vitalidades por los caminos que le apetecen.

Yo creo en el placer como algo divino y transcendental. De ahí que cada uno tenga sus propias conclusiones. O inconclusiones, que también es válido.

El cuerpo y el sexo no solamente no es mundano, sino que es una vía hacia la Iluminación.

¿Consideras que el Tantra es “popular”? ¿Está “de moda”? 

Sí. Y no, al mismo tiempo.

Es curioso, pues en el Tantra mucho se habla de unas praxis (conyugación perfecta entre teoría y práctica) milenares, desde hace muchos siglos. Y muy popular, no solamente en el mundo occidental.

Pero que, al mismo tiempo, es una de las cosas más actuales y promisoras, en materia de nuevos procesos terapéuticos, desarrollo personal, y hasta mismo en materia de formación de profesionales en sanación y sexologías.

En resumen, no creo que sea una moda pasajera. Así como el Yoga hace 30 años era visto como algo raro, (y había incluso los que lo consideraban una secta). Hoy el Yoga es algo ampliamente difundido en nuestra sociedad (también con sus naturales perdidas conceptuales). Yo veo claramente el mismo camino en el Tantra. Estoy convencida de que mucho escucharemos y hablaremos sobre las infinitas posibilidades del Tantra, para la sanación y la ampliación de consciencia en nuestra sociedad.

Llevas al Salón Erótico de Barcelona una propuesta relacionada con el Tantra ¿en qué consiste?

Desde mi primera participación en el Salón Erótico de Barcelona mis objetivos son los mismos.

Quiero dar a conocer a través de mi trabajo las posibilidades que el Tantra ofrece a las personas para una vida sexual activa, consciente y de mucho placer. Un taller está más enfocado en la sexualidad tántrica en pareja y otro en una potente herramienta de la sexualidad tántrica, el Masaje Tántrico.

Entre muchas cosas una filosofía comportamental, vivencial. No creo en la autosuficiencia de la teoría

Será una oportunidad más de ofrecer un taller abierto a todas las personas presentes e interesadas. Y que sea muy práctico, pues el tantra es entre muchas cosas una filosofía comportamental, vivencial. No creo en la autosuficiencia de la teoría, por más buena que sea.

Además, recibiré las personas en mi stand para conocer mi nueva apuesta profesional, llamada AuraNuda. Con algunos pequeños talleres y charlas sobre sexualidad tántrica. AuraNuda, un proyecto personal y profesional de contenidos propios, que, así como yo, nace a partir de un nuevo ciclo vital.  

¿Qué hacéis en Auranuda?

En nuestra página web y redes sociales – y atención para los cambios y nuevas ofertas que saldrán en los días próximos al Salón Erótico – nos dedicamos a una diversidad de acciones para el bienestar de las personas, con especial participación del Tantra. Entre estas, la terapia sexual, cursos, retiros y formaciones diversas.

Es importante decir que yo no tengo perjuicios ni falsos moralismos en relación con la erotización y la libertad de obtener placeres múltiplos cómo un perfecto complemento de los tiempos de nueva conciencia en relación con el sexo. Por eso mismo estaremos en el Salón Erótico. 

Por esto mismo, me dedico, cada día, a no alimentar falsos estigmas ni creencias patriarcales sobre la diversidad de comprensiones que todos tenemos en relación al sexo como algo muy hermoso y lleno de posibilidades - aún no suficientemente exploradas.

En el Tantra todo pasa por la respiración, la herramienta más esencial.

Sin embargo, no podemos olvidar que mis clientes, muchos de ellos, vienen de un ciclo de problemas tan diversos como disfunciones sexuales, relaciones insatisfactorias, y hasta mismo traumáticas. Por esto es importante saberlo hasta donde podemos llegar, adonde queremos ir, y repetimos un verdadero mantra: Tu placer es tuyo. Tu sexualidad no depende de nadie; invierte tu tiempo y recursos en tu mismo. Lo mereces. Nunca dudes de esto.

Una persona que se quiera iniciar en el Tantra ¿qué consejo le darías?

En el Tantra todo pasa por la respiración, la herramienta más esencial y, a la vez básica para la conexión con nosotros y nuestra energía vital y sexual. Alguien que quiere iniciarse en el Tantra puede buscar (preferiblemente con la ayuda de un profesional experto), conocer y vivenciar el arte de la respiración y sus beneficios. 

Además, que esté dispuestx a profundizar hacia dentro de uno mismo, a abrirse a nuevas posibilidades, a desnudarse (lo que es lo más difícil pues somos nuestros mayores opresores), y salir de los patrones impuestos por nuestra sociedad, tan implacablemente introyectados en nuestras mentes. 

Vivir “tántricamente” pasa por encontrar la paz en la aceptación. Y, desde ahí, encontrar el gozo y el éxtasis por la vida. Esta es mi invitación, ¿Te apuntas?

Compartir

    Artículos relacionados