¿Qué viene después de Trump? Primarias demócratas: Liberalismo y muchos candidatos

Más de 30 miembros de los demócratas podrían presentarse a las primarias Apenas se ha superado la primera mitad del mandato del presidente de...

11 abril 2019 ·
Compartir
trump-binary

Más de 30 miembros de los demócratas podrían presentarse a las primarias

Apenas se ha superado la primera mitad del mandato del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Pero el Partido Demócrata ya espera ansioso las elecciones de 2020. Quizás motivados por lo que creen que será una victoria fácil debido a la caída del índice de aceptación de Trump. (46%, según una reciente encuesta publicada por la cadena NBC y el diario The Wall Street Journal). Más de 30 candidatos demócratas podrían optar a la candidatura. El número es el de personas que han manifestado de forma más o menos explícita su voluntad de participar en las primarias. Pero solo 12 o 13 la han formalizado hasta ahora en público, según The New York Times.

Algunos nombres que pueden sonar familiares son los del actual senador de Vermont que ya se presentó a las primarias contra Hillary Clinton, el septuagenario Bernie Sanders. También Kamala Harris, la joven senadora de California y protegida del anterior presidente, Barack Obama, lucha por el puesto. Joe Biden, el exvicepresidente de la anterior Administración es otra de las figuras que resuenan en el eco demócrata y de las más valoradas para la posición. Aunque su candidatura está por confirmar.

Hay un giro de timón hacia el liberalismo tanto en la sociedad estadounidense como entre los votantes del partido demócrata

Se prevé que las elecciones de 2020 sean de las mas polarizadas que ha habido en Estados Unidos. Mientras que la tendencia moderada ha sido la constante en la sociedad norteamericana. Ultimamente se observa un giro de timón hacia el liberalismo tanto en la sociedad estadounidense como entre los votantes del partido demócrata.

Desde 1992, el porcentaje de estadounidenses que se identifican con el liberalismo (recordemos que en Estados Unidos el liberalismo se considera una posición más cercana a lo que en Europa sería la izquierda socialdemócrata) ha subido desde el 17% al 26%, según datos del Gallup Poll Social Series (GPSS). Los conservadores se mantienen desde hace años en un estable 35%. Al igual que los moderados. Además, y siempre según datos del GPSS, el porcentaje de demócratas dentro del partido que se identifican como liberales ha crecido a lo largo de 2018 del 50% al 51%, por lo que se han convertido en más de la mitad.

Por lo tanto, para la campaña de 2020 ya no servirán las medias tintas para atraer a los votantes. Tal y como Jon Favreau, el exconsejero de la campaña de Obama, ha declarado, es “ir a lo grande o irse a casa”. Por ello, las propuestas de los candidatos que esperan arrebatarle el puesto a Donald Trump orbitan alrededor de las ideas de cobertura sanitaria para todos, gasto público y la fijación de un salario mínimo de 15 dólares la hora.

Medidas más sociales en las que se agrupan candidatos como Harris, que defiende la cobertura sanitaria universal.

[row cols_nr="2"][col size="4"]

[powerkit_posts title="MIRA." count="1" category="musica" tag="" ids="" orderby="date" order="DESC" time_frame="" template="grid"]

[/col][col size="8"]

Elizabeth Warren, la senadora por Massachusetts y exprofesora de Harvard que se dio a conocer por sus cruzadas contra Wall Street. O, por supuesto, Sanders, frente a otros que siguen representando al ala conservadora y prefieren medidas moderadas como Kirsten Gillibrand, Amy Klobuchar, Julián Castro o Corey Booker.

Quizás Trump se encuentre con un digno competidor o competidora en la arena

Precisamente esta aproximación a la izquierda que muchos pueden ver como amenazador podría motivar que candidatos independientes con ideas conservadoras se presenten como la única alternativa cabal ante Trump y ante el liberalismo.

[/col][/row]

Tal y como explica Jorge Tamames en el artículo “Primarias demócratas, ¿quién destronará a Trump?”. Los más inclinados a tirar de este hilo son Michael Bloomberg y Howard Schultz, multimillonarios que “defienden una combinación de progresismo social y conservadurismo fiscal”, según Tamames. “Ninguno tendría posibilidades de ganar como independiente, pero sí de desestabilizar las elecciones de 2020 e incluso facilitar un segundo mandato a Trump”, concluye el autor. 

Con un escenario tan variopinto solo queda esperar para ver quién de los 30 candidatos demócratas se alza con la victoria. De ganar un candidato más proclive al liberalismo, quizás Trump se encuentre con un digno competidor o competidora en la arena. Sin embargo, si el miedo a la izquierda se impone y el candidato elegido no logra representar a la mayoría demócrata. El camino de Trump hacia la renovación de su mandato estará pavimentado. 

Compartir

Topic ·

EEUUtrump

    Artículos relacionados