¿Por qué ayer en la manifestación de cayetanos no entró la policía?

Dejémosles que lloren, porque van a pagar. Con un palo de golf y golpeando una señal de tráfico. No hay mejor caricatura de lo...

14 mayo 2020 ·
Compartir
barrio_salamanca_binary

Dejémosles que lloren, porque van a pagar.

Con un palo de golf y golpeando una señal de tráfico. No hay mejor caricatura de lo que es la derecha adinerada. Lo visto en el Barrio de Salamanca y demás zonas de Pijolandia de Madrid es la viva imagen de la derechita llorona que rabia porque le tocan unos euros de los millones de euros con los que cuentan en sus bolsillos – también en sus bolsillos suizos –. No solo lloran por creer que la limitación de circulación es injusta, también lloran por la que se les viene, porque tendrán que pagar. Pues llorad lo que queráis, malditos fachas.

La imagen de la irresponsabilidad e ilegalidad anti-patriótica, poniendo en riesgo al resto de la población por sus rabietas. Patriotas de bandera, pero con la cartera en Suiza. Porque su única patria es el dinero y los campos de golf. Pero en el fondo de todo su ser, en el fondo de esas alimañas rancias y reaccionarias que gritan y berrean, está el hecho de que les tocan donde les duele, en sus bolsillos, de que el Gobierno les va a hacer pagar a los ricos. Dejémosles que lloren. Que griten por acudir a misa. Que sangren sus uñas por tener que lavar los platos ellos al no tener servicio. Pero que lo hagan en sus casas, con cacerolas desde los balcones y no contaminando las calles. Llorad, parásitos, porque vais a pagar.

Los pijos del Barrio de Salamanca están dolidos porque no se les deja ir a jugar al golf.

Con sus berridos de australopithecus exclaman vivir bajo una dictadura 'socialcomunista', por el hecho de estar activo un Estado de Alarma que está salvando vidas. Comparan esto con Venezuela, no me extrañaría nada que dentro de un mes Abascal se autoproclame presidente legítimo de España en la Puerta del Sol. Desearían una dictadura de verdad como la que establecieron el pasado siglo, lo desean con fervor para empezar a fusilarnos a todos. Sueltan unos berridos que suenan a terraplanismo, auspiciados en bulos desenfrenados y conspiraciones baratas sin fundamento. Mientras expulsan bilis misógina al unísono contra el 8-M, salen como ovejas a las calles con más de 27.000 muertos. Llorad y llorad, malditos fachas. Vuestros campos de golf son la insignia de vuestra desvergüenza.

Vox y PP utilizan, una vez más, a los muertos. Lo hicieron con el 11-M, con las víctimas de ETA, con las del Yakovlev Yak-42, con las de la hepatitis C, lo hacen hoy con las del COVID-19. Llaman a la ilegalidad, a llenar las calles, al contagio masivo. Lo hacen sin complejo alguno, bordeando la legalidad. ¿Esto no es sedición ni rebelión? ¿Dónde está el Tribunal Supremo? Probablemente, mirando a Cataluña. Tienen una concepción patrimonial del poder, si no gobiernan ellos es el caos, es la dictadura, es la barbarie. Necesitan el poder, el anhelar su autoridad y su omnipresencia, lo necesitan con fervor. Y si ello pasa por llenar las morgues y las UCIs lo harán. Al fin y al cabo, los que van a los hospitales públicos son los pobres. No tienen la mínima decencia, son unos necrófilos sin pudor.

La derecha anhela morgues llenas y UCIs colapsadas si con ello obtienen el poder.

La locura padre y anti-patriótica de los pijos del Barrio de Salamanca, Aravaca y de la calle Núñez de Balboa contrasta con la responsabilidad cívica de barrios obreros como Vallecas, Aluche y Usera, que aguantan el peso de esta pandemia desde hace dos meses y que gracias a la colaboración comunitaria resisten como pueden la ola de SARS-CoV-2 que asola el planeta. No, los Cayetanos no representan a España, representan la derecha reaccionaria y rica.

Van a pagar, porque se van a subir los impuestos a las clases más altas. Van a pagar, y ningún golpe de golf lo va a evitar. Pagarán siendo la caricatura perfecta de una derecha adinerada y reaccionaria de pijos, individualista y centrada únicamente en su capital y en sus caprichos de ricos, y protegida, como se ha visto, por la inoperancia de las patrullas de la Policía Nacional – lo cual debe ser explicado por el Gobierno –.

Las rabietas de la derecha son el mensaje de que las cosas se están haciendo bien.

Lloran porque no tienen servicio y no pueden ir a sus tiendas de perfumes para ricos. Lloran por un porcentaje mínimo de su riqueza que debe ser distribuido. Los enriquecidos por la crisis de 2008, que no han sufrido, y por el pisoteo sistemático de la clase obrera, ahora lloran por tener que pagar. Los que comparten bulos y fake news por las redes sociales, lloran. Los que sin complejos levantan el brazo para hacer el saludo fascista, lloran. Los que quieren ir corriendo a los campos de golf y que su servicio de limpieza les haga los baños mientra les calienta el té, lloran. Los que reclaman finalizar el Estado de Alarma para tener la libertad de contagiarse cual patéticos, lloran. Pues llorad, malditos fachas, porque os quedan muchos años en la oposición.

Compartir

    Artículos relacionados