Esta es la secta rusa de adoradores de Franco

  ¿Creías que lo habías visto todo? Pues déjame que te alumbre con esta secta rusa de adoradores de San Francisco Franco. Cada 20...

18 noviembre 2019 ·
Compartir
binary-secta-franco

 

¿Creías que lo habías visto todo? Pues déjame que te alumbre con esta secta rusa de adoradores de San Francisco Franco.

Cada 20 de Noviembre, aniversario de la muerte del caudillo y su adorado dios, se reúnen en el museo ruso Vladimir Maiakovski decenas de falangistas rusos a rezar por el alma y la cruzada de San Francisco Franco. Esta cita obligada para algunos, se repite anualmente cada 16 años en un gran coliseo soviético llamado Museo Vladimir Maiakovski, en Miasnitskaïa oulisa, pleno corazón de la Rusia post-soviética.

En ella decenas de rusos encapuchados y vestidos completamente de negro rezan a símbolos franquistas. Consideran que Franco fue un azote real contra el comunismo de debastó su país, y que fue un enviado de Dios y de los valores tradicionales que podría haber encarrilado su Rusia natal mejor de lo que ahora mismo lo hace Vladimir Putin.

El grupo está liderado por Grigorievich Lavrinienko, un licenciado en Derecho ruso, que “escribe cuentos infantiles y sueña con poder visitar el Valle de los Caídos”. Que a su vez fue el presidente de la Falange Rusa, un movimiento nacionalista de católicos ortodoxos que tres veces al año congrega en Moscú a más de un centenar de hispanófilos y que cuenta con simpatizantes en San Petersburgo, Kaluga, Krasnodar y Siberia.

Según Lavrinienko, “Aunque aún no lo han canonizado, consideramos a Franco un santo”. A pesar de que ni iglesia Católica ni Ortodoxa respaldan este extraño dictamen fascista. También recordaba que los falangistas rusos “no veían aún a Putin como el líder que necesitaba Rusia. Ellos deseaban un Caudillo como Franco”.  “ Aquí debe madurar un Franco ruso. Podrá no parecerse en absoluto al Caudillo Español en su aspecto o en su conducta. Pero deberá ser cercano a él espiritualmente. Franco aspiró a Dios, a su defensa y a la consolidación de la Patria y la protección de la Iglesia. “ Afirma Lavrinienko haciendo como de cura de pueblo.

Con sus oraciones, los falangistas rusos imploran la venida de un Caudillo “ dispuesto a derramar su sangre. “ Que devuelva a Rusia las raíces espirituales que Lenin arrancó de cuajo en 1917. Entre estas oraciones, que "habían sido bendecidas supuestamente por un cura católico", se encuentran grandes lecturas como:

" Francisco Franco, ruega por nosotros…" " San Francisco Franco Bahamonde, reza por nosotros"

La estrofa brota de la plegaria como un cañonazo en medio de un rosario. Tras varias apelaciones a Cristo, al Espíritu Santo y a la Virgen María, los adoradores se encomiendan  al dictador. Al que nombran con sinónimos como “ Salvador de España “, “ Espejo de Pacificadores “, “ Fruto de la Humildad “ o “ Cordero de Dios “, todos ellos seguidos del estribillo “ ruega por nosotros “.

Si le preguntas a Grigorievich Lavrinienko el porqué de toda esta locura sectaria, te responderá que: Franco logró frenar el terror rojo, lo que no ocurrió en Rusia. Eso le hace digno de respeto. Y justifica la grandiosidad y santidad de su figura. “ “ Los ideales de la Santa Rusia son los mismos que los de la España Medieval Cristiana. “

Por suerte no son una formación mayoritaria. En palabras de él mismo: “No pretendemos crear un partido masivo. Nos conformamos con ser la guinda del movimiento nacional patriótico ruso“

Compartir