"Estoy triste y para qué voy a mentir" hablamos con SIMONA

La artista SIMONA acaba de publicar su último single Clean Baby

2 diciembre 2020 ·
Compartir
SIMONA_binary

SIMONA es una artista del género que parece que está inundando todas nuestras vidas, el pop triste. SIMONA es originaria de Argentina, aunque actualmente vive en Barcelona. Canta al amor no romántico (o a otro romanticismo) y a la diversión. Pero también canta para replantearse las cosas, como forma de empoderamiento, para sacar al exterior sentimientos comunes y propios. Se hizo popular con temas como Bali, con más de 300 mil reproducciones en YouTube, hoy presenta su nuevo single CLEAN BABY.

Aprovechando el lanzamiento, hemos charlado con SIMONA de música, sentimientos y perreo.

La escribí toda de corrido, llorando como un bebé…

En tu nueva canción CLEAN BABY hablas de una relación tóxica ¿cómo surgió la canción? 

‘CLEAN BABY’ habla de un corazón roto, más que de una relación tóxica… la canción surgió de eso, del desamor, que casi siempre viene acompañado del empoderamiento. Estaba muy triste, fui a la casa de mi amigue V3NUS y le dije ‘hoy necesito hacer algo con todo esto porque si no, no sé, me va a dar algo’. Y la escribí toda de corrido, llorando como un bebé… fue bastante visceral la cosa.

¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de escribir canciones? ¿Partes de un mensaje, o surge  a la inversa?   

Cuando compongo, la mayoría de las veces es porque lo necesito, porque algo me atraviesa y necesito ponerme a escribir o a cantar en base a eso. De hecho, no lo pienso mucho, simplemente lo hago, intento volcar ahí todo, sin prejuicio, y después me detengo a leerlo y le doy unos días para que madure. O simplemente siento que es así como está bien.

Tus canciones son románticas, pero varias veces te has posicionado en contra del romanticismo  hegemónico ¿A qué tipo de amor cantas?  

Bueno (se ríe), la verdad es que me gustaría no cantarle al amor romántico, porque me posiciono constantemente en contra del romanticismo hegemónico. Pero es verdad que he aprendido a amar en un mundo hegemónicamente romántico y cuando escribo intento no juzgarme y ser lo más visceral posible… que muchas veces no es lo más ‘cute’. Me cuestiono todo el tiempo y siento que sí hay muchas cosas aún por plantearme y deconstruir.

Me posiciono constantemente en contra del romanticismo hegemónico.

Parece que estamos viviendo un resurgir del “pop triste” ¿a qué crees que es debido?  

Quizás vivimos una época con menos tabúes sociales, cuestionamos muchas instituciones como la iglesia, la familia, lo binario, la sexualidad hegemónica… es un momento más real, por decirlo de alguna manera, y por ende entendemos que el pop puede ser no solo ‘pop para divertirse’, sino también ‘pop para cuestionarse’, ‘pop para empoderarse’ o ‘pop triste’, porque estoy triste y para qué voy a mentir. Estamos muy acostumbrados a eso de siempre tener que estar bien y el no estar bien también es válido. Justamente, en este preciso instante hay muchas luchas que se posicionan entorno a que todo lo que sintamos sea válido; después, como nosotros lo gestionemos es ya otra cosa, yo creo que a nadie le conviene mucho que estés triste y menos que lo manifiestes. Por suerte, estamos en un trance un poco más rebelde, quizás también más triste, pero con menos miedo y es por eso que resurge este concepto de ‘estoy triste y puedo cantarle a mis penas’. Es totalmente válido y no me convierto en una publicidad de ‘está todo perfectamente cool’, en plan los años 90 o 2000, que fueron momentos conceptualmente muy ‘happy’ para la humanidad.

¿Nos puedes dar un adelanto de planes que tengas para el futuro?  

Planes para el futuro…. muchas canciones, tocar en vivo, bailar, cantar, escribir, hacer vídeos hermoses… eso.

Actualmente vives en Barcelona, pero donde más se te escucha es en México y Buenos Aires  ¿a qué crees que es debido?  

Buenos Aires, porque soy Argentina, es de donde vengo y donde más se me entiende conceptualmente SIMONA, porque viví gran parte de mi vida allí y es mi casa. En México creo que me escuchan porque el público mexicano es súper investigador, le gusta el underground y elles escuchan siempre un montón de música. Música de muchos lugares diferentes y les encanta conocer artistas nuevos. A mí, personalmente, me interesa muchísimo artísticamente México por eso, porque siento que son muy abiertos a la hora de escuchar música y compartirla. 

SIMONA "El pop puede ser no solo pop para divertirse"

¿Qué diferencias ves entre las escenas musicales española, con la mexicana y la argentina?  

Creo que tanto la música argentina como mexicana están más abiertas a la colaboración o crecen más en comunidad, son barrios o grupos de amigues que empiezan movimientos artísticos. Acá en Catalunya, o España, si bien eso existe es mucho menor y casi siempre cuando hay ‘crew’ es porque somos inmigrantes (se ríe). Aquí los artistas tienen carreras más individuales y una vez ya creada la identidad del proyecto, empiezan a colaborar con otros artistas. Son diferentes maneras, no creo que ninguna sea mejor que otra.

Llorar y perrear ¿Son sentimientos opuestos?  

No sé si perrear y llorar son sentimientos opuestos. Creo que podés estar perreando una canción que amas con todo el corazón y miras a todos tus amigues en ese momento de goce, y perreas y lloras de la emoción. No sé, a mí me pasa eso porque tengo una relación de amor profundo con el perreo.

Si ahora abres tu app de Spotify ¿Qué artistas se encuentran en tu página de inicio?

Mi inicio de Spotify es alto quilombo. Aparece Gal Costa, Ozuna, Chichi Peralta, Anyi, KAYTRANADA… no es joda (ríe).

Compartir

    Artículos relacionados