Pirámide, el grupo de electrónica que visibiliza la historia del Canal de los Presos

Hemos hablado con Pirámide, el grupo que te engancha con una corneta de Semana Santa y cuando ya tiene tu atención, te suelta su mensaje. Este mensaje trae sonidos familiares e historias locales que merecen ser escuchadas.

7 abril 2021 ·
Compartir
piramide_binary

Imagen vía Pirámide

2021 nos está dando muchas sorpresas musicales, tanto de grupos nuevos fresquísimos como de EPs sorprendentes que reviven agrupaciones aletargadas por esta línea temporal. El caso de Pirámide no es ni uno ni el otro. Teniendo muchos temas hechos desde hace años, este grupo ha sabido ver el momento. Este año es el momento de Antonio, Claudio y Karvy, las tres partes que a día de hoy componen Pirámide.

Pirámide llega desde el Bajo Guadalquivir con amor. Te engancha con una corneta de Semana Santa y cuando ya tiene tu atención, te suelta su mensaje. Este mensaje trae sonidos familiares e historias locales que merecen ser escuchados desde todas partes. Teniendo siempre presente su origen, aún no saben si forman parte o no de una nueva escena musical que se abre hueco recuperando sampleos de Semana Santa. Lo que sí que saben es a dónde quieren llegar y cómo quieren sonar en el camino.

Hablamos con Antonio, Claudio y Karvy por videollamada, conectando directamente con el estudio donde nace la magia de Pirámide. Estas respuestas son un super popurrí de una conversación de 45 minutos y de las ideas de estos tres cabezas que lo van a petar este año. Quedaos unos minutos para pasarlo pirámide.

¿Qué es Pirámide?

Pirámide es un grupo de música electrónica experimental. Nos gusta buscarle un lado nuevo a la música y en ello andamos. Intentamos experimentar con lo que nos gusta ahora mismo, que es la música electrónica, y queremos tener siempre como referente ciertos aspectos de la cultura tradicional y local. La cultura tradicional del Bajo Guadalquivir, que es la que más nos representa. Intentamos tirar de nuestro sitio.

¿Cuándo se forma el proyecto de Pirámide?

Finales de 2017, 2018. Cuando empezamos fue de una manera un poco más… digamos como una afición. Empezamos Claudio y Antonio. Y bueno, de siempre hemos estado relacionados con proyectos musicales pero la parte esta electrónica empezamos a darle forma hace unos tres años. Desde hace no mucho buscamos darle un enfoque un poco más profesional. Entró también Karvy con nosotros. Desde entonces, hemos sacado el primer EP (El Canal de los Presos, enero de 2021).

¿Por qué el nombre de Pirámide? ¿Hay muchas pirámides en el Bajo Guadalquivir? Además, que es complicado encontraros en Google porque poner pirámide ya en general… es una búsqueda bastante amplia.

El marketing no ayuda, contábamos con ello. Es cierto que a lo mejor uno de nuestros puntos fuertes es la parte conceptual. Tenemos unos conceptos y unas ideas bastante claras y además creemos que se expresan de una manera bastante clara, pero después el grupo también tiene una parte lúdico-festiva, que de ahí nació el nombre de Pirámide. Porque nosotros, en el ámbito de amigos y de colectivo, pues la palabra "pirámide" siempre la asociábamos a algo positivo. Cuando te lo pasaba bien es que te lo habías pasado pirámide. O si habías acabado muy mal habías acabado to’ pirámide. Es un poco de esta forma… y también porque nos gustaba la sonoridad.

Y porque se puede hacer así (hacen los tres el símbolo del triángulo con las manos).

Además, hila con el concepto del primer EP que es El Canal de los Presos, que fue una construcción tan grande que podemos decir que fue una construcción faraónica. De ahí tiramos un poco para lo de Pirámide.

¿Cuál es la historia que hay tras el Canal de los Presos?

Dentro del Bajo Guadalquivir hay mil y una historias, pero una muy llamativa es la construcción, o lo que impactó la construcción, del Canal de los Presos.

El Canal de los Presos es el Canal del Bajo Guadalquivir, que fue construido desde 1940 hasta el 62 por presos políticos apresados durante la Guerra Civil; presos políticos, la mayoría de ellos republicanos, que fueron obligados a realizar trabajos forzosos. Este canal viene a dar regadío a tierras de los grandes terratenientes, de las familias que apoyaron mucho al régimen franquista durante la guerra. Hablamos de un canal de unos 160 kilómetros. Una obra faraónica. Hoy en día ves las fotos y casi no te crees que se hiciese en el año 40 y en España. Sin ninguna máquina, a pico y pala.

El tema particular de este Canal de los Presos es que nosotros, por ejemplo, lo tenemos a menos de 1 kilómetro y, sin embargo, hay mucha gente de la zona que no conoce la historia. Ahí veíamos que la memoria histórica estaba cojeando un poco. Nosotros estamos en una generación intermedia entre nuestros padres, por ejemplo, que conocen un montón de historias. Siempre conocen a alguien que estuvo preso, que estuvo trabajando en el canal, tal. Pero ya nosotros (Claudio y Antonio) que tenemos 40 empezamos a encontrarnos con gente más joven que no tiene ni puta idea.

Nosotros nos vemos un poco en la obligación y tenemos ganas de que se sepa realmente lo que allí se hizo. Además, hay cortijos que era donde al final dormían hacinados los presos cuando terminaban la jornada de trabajo, que eran campos de trabajo. Hoy en día, mientras en Alemania se hacen museos y se reivindica la memoria, aquí se hacen celebraciones, se casa la gente en esos cortijos y tal. Es un poco controvertido y chocante.

¿Es en el Canal donde se sitúan vuestros testimonios?

El primero sí, es allí.

¿Cuál era vuestra intención con los testimonios? 

Queríamos hacer participar a la gente y explicar por qué este EP se llama El Canal de los Presos, de qué van estas letras o por qué ha nacido este tipo de canciones. Esta serie de vídeos, a la vez de crear un poco de hype, también mostraba a la gente qué era lo que se iba a encontrar. Queríamos generar un poco de debate, calentar un poco el tema.

Además, también son una forma de presentar un poco del universo Pirámide, no solo de primer EP. Es una manera de mostrar un poco la imagen, la estética un poco lúgubre. Entre cachonda y oscura. Era una manera de empezar.

¿Cómo habéis creado esa imagen lúgubre? ¿Hay alguna influencia?

Creemos que directamente no, no hay una influencia directa. Sí que venimos un poco de la escena punk y nos gusta lo sucio. Casi, sin querer, al final te marca lo que has ido mamando desde pequeño. Nosotros venimos muchos del grunge, de una estética sucia y oscurilla. Siempre nos ha atraído el rock también más denso. La electrónica también.

Y bueno, lo de la oscuridad tiene mucho que ver con la temática, con el concepto del EP que es un tema serio, duro y oscuro. El tema es que íbamos buscando más el rollo en el concepto que en la influencia. Hemos buscado esa oscuridad porque también se ha escondido mucho esta historia.

¿Tenéis en mente incluir esa parte visual en los conciertos?

Sí. De hecho, Karvy entró en el grupo para encargarse un poco de eso. En directo, además de llevar la música llevamos unos visuales que van proyectados mientras pinchamos.

Respecto al sonido, ¿cuáles son vuestras influencias?

En cuanto al sonido lo que normalmente vamos predicando es que, aparte de hacer una electrónica bastante intimista, es muy importante la vertiente folclórica de la zona. Por un lado, destacamos a nuestros referentes de música electrónica como pueden ser Thom Yorke, Four Tet, Burial… Por otro lado, los propios mitos del flamenco que pueden tener influencia hacia nosotros: la Niña de los Peines, Antonio Chacón, Rocío Jurado…

En relación con vuestro tema María de las Mercedes. Ahora están saliendo muchas canciones con sampleos de Semana Santa. Califato ¾ está ahí con ello también.

Hay una anécdota con respecto a ese sample. Algunos de nuestros temas llevan mucho tiempo hechos. En concreto, María de las Mercedes llevaba casi dos años hecha. Cuando ya la teníamos más o menos maquetada, mandamos este y otros temas a Loren, que es el que hace las bases en Califato. Y nos respondió “illo, me han gustado más este y este, pero no os lo vais a creer tíos. Sacamos un disco dentro de dos semanas y llevamos el mismito sample”. Qué casualidad que además que no había lugar a duda porque nos dijo “es la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora del Rosario de Cádiz”. El mismo.

Podríais formar parte de un nuevo estilo de música... un marcha pop.

Hace poco hacíamos otra entrevista y nos preguntaban si nos sentíamos parte de una escena. Contamos esta anécdota y le dijimos “mira, si esto puede ser formar parte de una escena que haya diferentes grupos utilizando los mismos conceptos y tal, pues sí”. Puede ser que estemos cerca de una escena.

Está claro que el sonido de una banda de Semana Santa es super potente. Y si tú lo descontextualizas de lo que es el folclore o lo rancio de la Semana Santa, lo puedes casar con otro tipo de música y puede quedar muy potente. Incluso C. Tangana lo ha hecho.

Al final queramos o no, es algo que nos ha ido marcando desde pequeños. Es lo que hemos mamao’ y hay que saber lo que es. Hablando con Javi, de Pony Bravo. Una vez fui a Sevilla (Antonio) y debajo de donde él vivía estaba ensayando una agrupación de Semana Santa y yo le decía “esto tiene que ser un coñazo” y él me decía “illo qué va, cada uno sabe dónde vive”. Esto es como en Nueva Orleans. Además, es un rollo muy callejero, porque se ponen a tocar en la calle.

También es como un reto. ¿Seremos capaces de meter una banda? En la época del breakbeat, cuando teníamos 15 años, ya había una marcha con una base con una banda.

Entonces, nosotros lo que nos propusimos fue «¿seremos capaces de hacer esto, pero en plan elegante?» O sea, que no sea tan trallero, ni tan guarrete… poner una base minimal con toques de Semana Santa. Al final es un recurso más, un recurso folclórico de nuestra cultura como puede ser el intentar mezclar un cante flamenco con una base electrónica. Además, que como una corneta no hay ná.

¿Os encajaría una colaboración con Califato? Casi que podéis juntar María de las Mercedes y Crîtto de lâ Nabahâ directamente.

Es que si colaboramos con ellos quizás nos salga el mismo tema. Además, lo que conocemos de ellos, son gente bastante buena; son cracks de la electrónica.

La escena electrónica o la escena underground que se ha ido cociendo en Sevilla en los últimos años es bastante potente. La gente de Fiera, Industria después... todo lo que crearon los Pony Bravo en los corralones… de ahí han salido cosas bastante potentes.

Pedro Ladroga…

Es nuestro dios también.

Ojalá una colaboración con Pedrito

Se lo hemos dicho alguna vez por Instagram, creo. Pero no contesta. Además, ahora está en Madrid.

Sería muy interesante la combinación de vuestra música con otros estilos.

Puede haber mil fórmulas. Es que hay gente muy interesante por ahí. Imagínate, con Rodrigo Cuevas, mezclar folclore andaluz con folclore asturiano, a ver qué sale de ahí.

Además de Rodrigo Cuevas, ¿con qué más gente os gustaría colaborar?

Tenemos gustos muy abiertos, nos gustan mil cosas. Con VVV y con El último vecino. No solamente escuchamos electrónica y flamenco.

Hace poco habéis estrenado el tema A las 20h00.

Es un tema que hicimos durante el confinamiento con gente afín a nosotros: Lospiestorcidos y Disonante. Se trata de una canción independiente del EP. Va, tanto en estructura musical como en letra, sobre lo que ha supuesto el confinamiento. Se estrenó el 14 de marzo, un año después del inicio del estado de alarma.

Este tema es un puzle rítmico, porque lo que es el ritmo va en un compás de 5/4 mientras que el bajo es un 4/4 muy marcado. Es un choque al escucharlo. La particularidad aquí es que ambos compases se encuentran cuando llegan a 20. A las 20 es justo cuando la gente sale a aplaudir. De aquí surge todo el concepto del tema.

También vais a sacar el videoclip del tema El día que yo me muera el próximo viernes. ¿Llevará la misma línea que los que ya han salido?

No necesariamente. Hemos tenido la suerte de poder grabarlo en el teatro de los Palacios y Villafranca, nuestro pueblo. Además, ha venido a grabar con nosotros Alejandro González Salgado, que es un cineasta aclamado por la crítica; tiene bastantes premios a nivel documentales sociales y también es de aquí. Creemos que este videoclip va a tener un corte más elegante porque jugamos con el escenario, que está solo para nosotros. Estamos los tres ahí con los cacharros y nos ilumina una proyección que hemos hecho, que va al ritmo de la canción. La proyección son imágenes captadas por un dron de la marisma, así como imágenes de tractores, flamenco, cigüeñas… que es lo que tenemos aquí alrededor y lo que venimos hablando todo este rato del Bajo Guadalquivir.

Obviamente, es rollito Pirámide, pero no va a ser tan guarro (en el mejor de los sentidos) como María de las Mercedes.

¿Se vienen concierto en directo?

Lo hemos estado hablando y tenemos varias opciones. El verano pasado sí dimos conciertos en el formato que se permitía en ese momento, sentados, en mesas y tal. Tenemos que debatirlo todavía, si vamos a querer entrar por ahí. Porque es verdad que nos apetece un montón los conciertos de siempre. Sí que hemos tenido varias opciones para tocar ahora en marzo, pero de momento nos lo estamos pensando.

Ahora es cuando empieza la gente a moverse para septiembre y octubre. Y viendo algo que nos pueda parecer interesante, porque dar conciertos porque sí no nos motiva, que sea algo que lo disfrutemos.

¿Qué evento echáis más de menos?

El FloresFest, un festival al que vamos todos los años. Aquí cerca se celebra un festival que nació de la manera más independiente posible. En una zona privada, el dueño decidió montar un festival con grupos locales; grupos sobre todo cercanos, aunque ya cada vez se está abriendo un poco más. La verdad que ahí pensamos no faltar nunca. Como que nos vio nacer y desde entonces repetimos. Ojalá el próximo noviembre, que es cuando es el festival, se pueda celebrar.

Para acabar, tenéis una publicación en Instagram en la que pone We ❤️ Toñi, ¿y tú? ¿Encarna o Toñi?

Toñi y Encarna, creemos que nos siguen de hace mucho tiempo porque llevamos una versión de Tus ojos bandido al directo. Se ve que les gustó, o por lo menos al community manager le gustó, porque fueron los primeros en dar a me gusta. La canción lleva una base trip-hopera muy chula, mezclando el trip-hop con Azúcar Moreno.

En directo tuvo una sensación muy buena. Sale la Toñi y la Encarna, las dos en grande en la pantalla cantando a la vez. Además, iba mezclado con ciertos visuales y que cada vez que sonaba lo de “Tus ojos bandido” salía Pedro Sánchez. La verdad que gustó. Nos gusta mucho porque en directo se disfruta; tiene unos ritmos ahí rotos que se disfrutan tocando.

¿Ese directo está grabado?

Fue de un concierto del año pasado y lo grabó la televisión del teatro de los Palacios, de nuestro pueblo. Se lo pedimos recientemente y está ya en el calendario puesto el día para subirlo dentro de un par de semanas. Ahí está el concierto entero así que se podrá ver en YouTube.

Compartir

    Artículos relacionados