El techno oscuro se adueñó del norte en el Festival Bau

Gijón ha dejado claro una vez más que apuesta por la vanguardia músical. Esta vez lo ha hecho en uno de los mejores festivales...

13 noviembre 2019 ·
Compartir
binary-bau

Gijón ha dejado claro una vez más que apuesta por la vanguardia músical. Esta vez lo ha hecho en uno de los mejores festivales del género techno en nuestro país.

El pasado viernes 25 de octubre, la discoteca Lanna junto con el festival vasco Mugako comenzaron la primera edición del festival BAU de Gijón, que prometía ser el mejor festival de techno de la temporada. El cartel estaba compuesto por djs de la talla de DVS1, Adriana Lopez, VTSS, Blawan, Parallax, Seleción Natural, etc todos ellos nombres destacados dentro del panorama underground nacional e internacional.

Este cartel sin precedentes nos ha dejado a todos los asistentes con las emociones a flor de piel. La escena de nuestro país pedía a gritos un festival como este, y es que el BAU ha llegado para recordarnos cuál es el puro origen del techno.

El BAU festival ha llegado en un momento en el que los seguidores del techno reclaman cada vez más la pureza y genuidad de este género musical.

 

El viernes empezamos la velada con algo "tranquilito" para ir abriendo boca. Llegamos a las 00:00 para ver a Blawan junto con Pariah, con el sonido polifónico y polirítmico que le caracteriza. Nos trajeron una intensa sesión llena de ruido, perfecta para adentrarnos en la velada del viernes. A las 2:00 AM era la hora de ver a Selección Natural a los mandos. Grupo compuesto por Oscar Mulero, Exium y Reeko, del sello Pole Group junto con Left Behind. Los cuatro nos regalaron una sesión de techno puro, barridos de ruido y ritmos distorsionados. Toda una delicia para nuestros oídos techneros. El cierre fue a las 5:00 AM con DVS1, que nos trajo una sesión de techno ambient que logró mantener la intensa atmósfera del festival, aun que algo más tranquilo que los djs anteriores.

El sabado por la tarde fuimos testigos de la alianza de Boiler Room y el BAU, que fue un claro acierto para el festival. Disfrutamos de una hora de sesión de Jheal Bashita, J.C., Leiras, Tensal, Adriana Lopez y Oscar Mulero

La Laboral de Gijón nos regalo una Boiler Room inigualable

A las 22:00 PM ya estábamos preparados para ver a Leiras en la Sala Mediateca. Este dj y productor Santanderino, residente en Berlin, nos trajo una intensa sesión donde pudimos apreciar la recopilación de los sonidos más oscuros e industriales de la capital alemana. A las 23:00 PM entró en escena Neon Chambers (Sigha & Kanding Ray) que nos trajo un live de techno futurista y dinámico con ritmos rotos. Una hora después apareció en escena Samuel Kerridge que nos hizo disfrutar de un gran directo con matices industriales, alzando el genero en el ámbito artístico hasta lo más alto.

Fuera también se estaba liando bastante. Cuando salimos al otro escenario, Patio LABoral, nos encontramos con la sesión de ParallaxLa Dj madrileña jugaba con ruidos que se alargaban y mezclaban con lo que parecían psicofonias 0 gritos, seguidos de silencios que avecinaban una fuerte tormenta de bajos.

La sesión de Parallax en el BAU festival fue una autentica locura, no apta para personas con problemas de esquizofrenia.

Volvimos al escenario principal para ver el final del set del maestro de las artes oscuras, Ancient Methods. Nos deleitó con un sonido industrial a golpe de bajos un tanto acelerado. A las 3:00 AM empezó Broken English Club con fragmentos de ritmos instrumentales y sombríos sintetizadores.

Comenzaba la cuenta atrás para el cierre con las dos djs más esperadas de la noche. Adriana Lopez apareció a las 4:00 AM rompiendo con todo y demostrando porque es una de las djs de techno con mayor proyección internacional. El sábado fue ella la encargada de traer el sonido Pole Group al escenario y lo hizo por todo lo alto.

 

La progresión del sábado fue una obra de arte cuidada de principio a fin. Consiguió adentrarnos en los caminos más oscuros del genero sin que nada ni nadie nos sacara de ese trance apocalíptico que termino llevándonos a las puertas del infierno, donde nos esperaba VTSS. La joven polaca nos mostró los cambios que esta experimentando el techno oscuro, que comienza a acercarse cada vez más al estilo hardcore. De su mano estuvimos bailando y saltando hasta que cerramos el festival a las 8:00 AM.

El BAU es un festival sin precedentes, que no ha dejado a nadie indiferente. Un festival obligatorio para todos los amantes del techno que al igual que nosotros, tengan ganas de conocer la vanguardia y las nuevas tendencias de este genero musical que aún tiene tanto que enseñarnos.

Compartir

    Artículos relacionados