Califato 3/4, el grupo que canta a Cuarto Milenio e inspira a C.Tangana

"En Fandangô de Carmen Porter queríamos que participara Carmen, y que Iker Jimenez hiciera un Remix"

10 diciembre 2020 ·
Compartir
califato34_binary

¿Te imaginas cómo sería una copla electrónica?¿O flamenco breakbit? Parecen imágenes de un futuro ravero distópico, pero son la realidad del grupo Califato 3/4. Un grupo de folclore andaluz proveniente de la escena electrónica, en concreto del colectivo Breaking Bass. En el último año, Califato 3/4 ha sido inspiración para "Demasiadas Mujeres" de C Tangana, o se ha codeado con Carmen Porter (compañera de Iker Jimenez), entre otras hazañas. Hace unas semanas sacaron Fandangô de Carmen Porter, y Fandangô de Carmen Porter. Hemos quedado con ellos para charlar de tradición, fiestas de electrónica y Cuarto Milenio.

Venís de la electrónica andaluza para con Califato 3/4 hacer “folclore” ¿Véis relaciones entre ambos contextos? 

No es un pseudo folclore, es nuestro folclore. Nosotros, aunque también nos hemos criado en semana santa, en ferias, en la copla o el flamenco, nuestra crianza ha sido con la música electrónica. Es parte de nuestro folclore, al habernos criado con ella, y también la hemos adaptado. Por otra parte tienen mucha relación porque son ritmos asincopados. La copla andaluza, el flamenco, al ser ritmos asincopados casan con estilos como el breakbit.

Habladnos de Breaking Bass 

Es un colectivo que surge en 2011. En principio, para hacer fiestas de bassmusic, que no tenía cabida en los clubs de Sevilla por entonces. El bassmusic engloba el garage, dubstep, grind. Nos interesaba mucho, vimos esa carencia y creamos el colectivo. Al principio era una promotora de fiestas. Después empezamos a hacer podcast. Y a partir de 2016 fundamos el sello discográfico. En un inicio digital, más adelante empezamos a sacar vinilos, cintas y material físico. Ahora mismo Breaking Bass es un colectivo en el que la gente que está no tiene ánimo de lucro. Todo el dinero que se saca, se reinvierte en sacar material y promover cosas. El año que viene hacemos 10 años. 

Con sus altibajos, pero ahí seguimos. Ahora pretendemos sacar nuevos artistas y material nuevo de gente muy interesante. Vamos, estamos totalmente en activo a pesar de la pandemia.

Muchas de las actividades que hacíais desde Breaking Bass son ahora ilegales. 

Por eso ahora estamos centrados en el sello, y en algún podcast que sacamos. 

¿Cómo se os ocurrió organizar Califato 3/4 ?

Curro tuvo la iniciativa de juntar a todos los chavales que estábamos haciendo música influenciados por el folclore. Nos fuimos a una casa en el campo, y ahí surgió el primer disco de Califato 3/4 “La Emboscá”, pero sin ninguna pretensión. Nosotros fuimos un fin de semana a pasarlo bien. De convivencia, de campamento musical. Cuando salieron los temas y los escuchamos, el proyecto se consolidó más. Pero fué a partir de esa primera experiencia de “campamento musical”, digamos. 

Bueno, la casa era de un colega. Nosotros no teníamos ninguno una casa propia. Y bueno, que era un antro. Estábamos 5 durmiendo en el salón. Una noche salió el campo ardiendo y vinieron los bomberos y todo, casi nos desalojan. 

El salón era de 3x4 y ahí estabamos 5 personas, no se cabía. 

A veces cuando lo contamos parece que fuimos a un cortijo. Pero no, qué va, aquello eran 0 comodidades. Los siguientes discos ya los hicimos en lugares más acondicionados. 

Califato 3/4 como formación ¿se formó por completo en esa casa?

Ha ido evolucionando. Al principio éramos 7. Luego se fue gente del colectivo. Entraron otros músicos. También hay muchos grados de implicación. Hay diseñadores, gente que hace vídeos, músicos que vienen siempre con nosotros, otros que vienen de vez en cuando… no está muy definida la cosa. Por eso la cosa está entre un grupo y un colectivo.

Dais mucha importancia y trabajáis mucho los videoclips ¿Hasta qué punto es importante contar una historia? ¿hasta ahora cuál es vuestro videoclip favorito? 

Siempre confiamos en un artista que sea de Andalucía o por ahí, y del underground. Nosotros le presentamos una idea con más o menos un guión, y el resultado es un reflejo de su arte. A nosotros nos gustan los videoclips, pero lo que realmente nos interesa es hacer música. Y hacer directos. Los vídeos te los impone la industria y el mercado, por eso intentamos delegar todo lo que podemos. Buscamos a alguien que comprenda la movida, le aportamos la idea inicial, y que lo desarrolle él. A nosotros se nos escapa de las manos. Lo que nos gusta es hacer música y los directos. Y los vídeos los hacemos porque hay que hacerlos. Pero bueno, que después nos encantan los resultados. 

No podemos decir favorito o no, porque cada video es totalmente diferente. Pero de tener un favorito, Hambre de Sangre. Nos fue muy especial porque participó Bollaín, un cineasta underground sevillano. Y Hambre de Sangre estaba inspirado en una película suya, que se llama Sevilla 2030. Siempre ha hecho cosas de ficción súper futuristas. También, le pillamos en un momento en el que está ya jubilado y muy mayor. Para nosotros es un homenaje. 

Actualmente encontramos varias propuestas revisionistas del folclore andaluz exitosas, como pueden ser DMBC o TAIFA YALLAH de Delafuente. ¿Por qué este auge de lo revisionista? ¿Se extiende a otros contextos? 

Tiene que ver con el contexto y el tiempo que vivimos. En Andalucía, también gracias a los memes, el lenguaje EPA, ha habido un resurgimiento del andalucismo. Del orgullo de ser como somos y ser andaluces. También ha influido que en la meseta hay un tirón del flamenco, que lo ha vuelto mainstream. Es por muchos factores, el momento justo en el lugar. 

Aunque también es un trabajo de años. Movidas underground en Andalucía hay de todos los niveles: punk, hardcore, pasando por el flamenco. Pero ahora desde la meseta nos miran más. Los trabajos de Rodrigo Cuevas y Baiuca también nos llegaron en esta línea. En general, la meseta se está fijando en la cultura propia de sus periferias. Pero bueno, que todo lo que ahora entendemos como underground no es nuevo. No hay nada más underground que Paquita Flores, o el torta. Ponte a escuchar y verás que lo que se hacía en aquel momento. El pasado es el futuro. 

Me llaman la atención los ejemplos de Rodrigo Cuevas o Baiuca. Que pusieron en la palestra estilos tradicionales de una región, que la propia región había olvidado. 

Es cultura. La cultura de cada sitio es su arte, y su arte es su vida. Y es genial que todo el mundo mire a su folclore o sus raíz, y pueda aprender de sus abuelos y su raíz. 

Creo que tiene que ver con la reconciliación con el pasado. Hay un momento histórico en el que las regiones con culturas marcadas, se reconcilian con su pasado. Por ejemplo, hace años una muñeira podría parecer rancia, pero ahora se ve que es lo que mola. Nuestro discurso es empoderador de la cultura andaluza, que tenemos que estar orgullosos de lo nuestro. 

La globalización, de contra, trae eso, que todo el mundo quiera echar lo local para adelante. 

Este movimiento hacia lo propio ¿cómo se podría hacer desde la política?

Ese es el tongo del s. XXI. Nuestro discurso es político, pero no de pertenecer a un partido. Sino que el día a día en el barrio, el compartir con los vecinos, es política. Nuestro discurso está marcado por las vivencias a niveles de barrio y de sociedad. Tiene carga política, pero no partidista. Tenemos la política de los que somos pobres, de los que siempre hemos estado renegados. Venimos de una región muy castigada.

El videoclip de el “Fandango de Carmen Porter'' nos recuerda a las recreaciones de cuarto milenio llevadas a otro nivel, ya que parece una pequeña película. Este choca directamente con el carácter provocativo y burlesco de la letra. ¿Cómo afrontais esto? 

El videoclip lo hizo Nono. Vive en Londres, pero es del Puerto de Santa María. Él se dedica a la publicidad, y hacer un vídeo tan de raíz le llamaba mucho. El video lo ha hecho para desquitarse de la mierda que estaba haciendo. Ha puesto dinero, energía y de todo para hacerlo. Y es cierto que chocan la canción de amor, con el visual de la pérdida de un ser querido. Choca un montón, pero funciona de puta madre. Es folclore futurista.

¿Carmen Porter vió su fandango?¿Sabéis cómo reaccionó?

Carmen Porter lo compartió y le encantó. Es cierto que las recreaciones de Cuarto Milenio están muy bien, pero esto está mejor. Queríamos que participara Carmen, y que Iker hiciera un Remix. Un proyecto muy ambicioso, la verdad. Tardaron en contestar, y cuándo lo hicieron ya estaba todo hecho. Todo fue muy rápido. 

¿No os ha molestado que no haya hablado de ello en Milenio Live?

Jajaja no. No lo hicimos tampoco para eso. Lo hicimos por nuestras bromas. Y si ella lo ha compartido pues nosotros agradecidos. La usamos como icono popular. 

La idea era que salieran ellos al final del vídeo explicando que era un reportaje de los suyos, para restarle drama.

Compartir

    Artículos relacionados