'La música necesita políticas para no quedarnos en los conciertos de Instagram' Las Odio

Hablamos con Las Odio sobre música, perreo y cómo están viviendo la cuarentena. Las Odio son cuatro: Paula (voz). Ágata (guitarra). Sonsoles (bajo) y...

6 mayo 2020 ·
Compartir
lasodio_binary

Hablamos con Las Odio sobre música, perreo y cómo están viviendo la cuarentena.

Las Odio son cuatro: Paula (voz). Ágata (guitarra). Sonsoles (bajo) y Alicia (batería). Juntas agitan el panorama musical nacional desde Madrid, con sus letras en las que hay que tomarse el humor y la ironía de manera muy seria. Sacaron hace meses su último disco Autoficción, y durante la cuarentena han grabado un videoclip para el tema El Derecho a la Pereza, contenido en el disco. Hemos hablado con ellas sobre su música, cómo están viviendo la cuarentena y el perreo.

Las Odio acabáis de sacar el videoclip de “Derecho a la pereza” grabado en el confinamiento ¿Estáis teniendo una “cuarentena creativa” o con grabar el videoclip ya fue suficiente?
Ágata  (Á): La verdad es que la actividad creativa de Las Odio está bastante parada. Hemos intercambiado alguna idea de canción (una letra, una guitarra) pero no ha ido a más. Cada una estamos un poco a nuestras movidas, en el aislamiento de nuestros hogares, aunque moló mucho hacer el videoclip, pensar la idea general, las distintas escenas…

¿Estáis viviendo la cuarentena como en la canción?
S: Este videoclip, como nuestro disco, tiene mucho de autoficción. Tiene algo de realidad pero también de ficción, de expresión de deseo y de reivindicación.

P. Afortunadamente, casi todas teletrabajamos, así que estamos teniendo menos tiempo del que nos gustaría para reivindicar el derecho a la pereza de forma literal, como hacemos en el vídeo.

Romantizar la cuarentena ¿si o no?
Á: No. Pensar en los ritmos que normalmente vivimos, sí. Reflexionar sobre la manera en la que organizamos nuestras vidas, bien. Pero nuestro bienestar en este estado de emergencia es un privilegio que, nos guste o no, existe a costa de la precariedad de muchas otras personas que ahora mismo lo están pasando muy mal, con serios problemas para pagar el alquiler, para comer... Además, parte de una emergencia social, por la que ha muerto centenas de miles de personas en el mundo. No creo que sea algo para romantizar.

Nuestro bienestar en este estado de emergencia es un privilegio que, nos guste o no, existe a costa de la precariedad de muchas otras personas que ahora mismo lo están pasando muy mal, con serios problemas para pagar el alquiler, para comer...

P. Estoy de acuerdo con Ágata, pero también creo que vivimos un momento muy complicado en el que es importante no dedicarnos a señalar los comportamientos de los demás y ser prudentes a la hora de hacer teoría política de baratillo sobre lo que hace la gente durante la cuarentena. Creo que hay un exceso de análisis y un juicio precipitado en las actitudes que vemos en RRSS constantemente, un señalamiento con el dedo que francamente me parece agotador.

Cada unx hace lo que puede para pasar este momento amargandose lo menos posible. Yo vivo en un piso de 30m2, interior y sin terraza y he llegado a sentirme culpable por compartir en ig demasiadas cosas que he hecho durante el encierro. Ahí el discurso de que ser productivo refuerza el capitalismo me ha taladrado el cerebro. Está bien reflexionar y tener sentido crítico, pero en este momento tengo la sensación de que también se están sacando conclusiones precipitadas. Romantizar la cuarentena no, pero sobrejuzgar a la peña pues tampoco. Vamo a calmano.

Hay un exceso de análisis y un juicio precipitado en las actitudes que vemos en RRSS constantemente, un señalamiento con el dedo que francamente me parece agotador. Cada unx hace lo que puede para pasar este momento amargandose lo menos posible.

¿Cuál es la opinion de Las Odio de los conciertos por Instagram?
S: En líneas generales nos parece bien que haya grupos que quieran tocar vía IG y que exista público que quiera escucharlos. Eso sí, ahora mismo los directos y la música en general necesitan que se implementen políticas específicas y urgentes para no quedarnos estancadas en los conciertos en RRSS. Hay que reflexionar y actuar sobre este nuevo panorama que se plantea no solo para las bandas, sino también para técnicxs, promotorxs, salas y demás profesionales que trabajan en la música.

Ali: además la opción de conciertos online reabre el melón sobre la gratuidad de la cultura, y es peligroso que ese mensaje cuaje en un momento en el que necesitamos más contenidos por streaming y a la carta que nunca porque no tenemos más opciones. Por eso, por ejemplo me parecen interesantes propuestas concretas como el Cuarentena Fest, que desde el primer momento visibilizó la posibilidad de hacer donaciones y puso merchandising a la venta con el objetivo de conseguir una recaudación para repartir equitativamente entre las bandas participantes. Está genial que se busquen alternativas a los conciertos presenciales, pero también que se piensen opciones para visibilizar que les músiques son profesionales y su trabajo requiere una contraprestación económica.

Las Odio: Los directos y la música en general necesitan que se implementen políticas específicas y urgentes para no quedarnos estancadas en los conciertos en RRSS.

Ahora que por la situación sociopolitica actual se está poniendo en duda "el valor" de la cultura ¿Qué le dirías a las personas que opinan que la música "no es una actividad prioritaria"?
Ali: no sé, es que personalmente flipo bastante con opiniones de ese tipo sobre la cultura en un momento en el que nos dedicamos, básicamente, a ver películas, series, leer, escuchar música… En mi cabeza lo lógico sería que esto sirva, precisamente, para que todo el mundo se dé cuenta de que la cultura es una necesidad de primer orden, y parece que está pasando todo lo contrario… Me explota tanto la cabeza que no sé ni qué les diría, la verdad.

¿Las integrantes de Las Odio a qué os dedicáis aparte de la música?
Á: Yo trabajo en un centro de investigación de matemáticas, tratando de crear accesos al conocimiento que allí se genera para diferentes tipos de público.

S. Trabajo en gestión cultural, en un centro de arte contemporáneo.

Ali: ahora mismo, trabajo en un medio de comunicación digital haciendo producción audiovisual.

P. Yo me dedico al desarrollo de series de ficción en una productora audiovisual.

Las Odio: Flipo bastante con opiniones de ese tipo sobre la cultura en un momento en el que nos dedicamos, básicamente, a ver películas, series, leer, escuchar música…

¿Preferís ser la mejor amiga de tu ex o una relación poliamorosa sin celos?
Á: Depende totalmente de las personas involucradas en la ecuación, el momento vital… En este momento, soy mejor amiga de mi ex.

P. Yo también guardo muy buena relación con casi todos mis exes. La relación poliamorosa sin celos me parece una quimera maravillosa, pero también un estrés. Ya me cuesta compaginar la vida con una persona, no me puedo imaginar de dónde sacar tiempo para sumar más gente a la ecuación.

De todas vuestras canciones ¿Cuál es la letra que mejor os define?
Á: ¡Las Odio! Es una letra pensada desde nuestra identidad conjunta como grupo, y que habla de un tema muy importante: la censura por parte de los señoros, que son los que saben, de todo aquello que no entienden, o no les gusta.

Para salir de fiesta ¿Concierto de rock o discoteca de perreo?
Ali: primero concierto de rock y después perreo. Match. Plan perfecto.

P. Jo qué ganas de concierto y de perreo. Mis dos planes favoritos del mundo. Los echo de menos y a vosotras también.

Decidnos un grupo que esté empezando y creas que lo va a petar y algún grupo o estilo que crees que ya es hora de que se retire
S: Nos gustan mucho algunos grupos como Pantocrator, Masoniería, Morreo… Quizá no sea necesario que ningún estilo de música desaparezca. Nos parece más interesante que el arte se reinvente y que la creatividad evolucione.

Compartir

    Artículos relacionados