Jirafa Rey nos mete de lleno 'En la boca del lobo', su nuevo LP

Un proyecto en solitario más personal y oscuro, en el que pretende establecer uniones entre los elementos ficticios del cine del terror con las emociones en la vida real

28 octubre 2020 ·
Compartir
jirafa_rey_binary

La figura de Jirafa Rey (Alejandro Robles) siempre ha suscitado curiosidad y asombro ante sus más que estrambóticas propuestas. Siempre partiendo de un concepto que englobe la denuncia social mezclado con su original toque de humor. Esta vez, ha decidido romper esa tendencia ofreciéndonos el resultado de sus más crueles pesadillas emocionales en el LP 'En la Boca del lobo', un trabajo monográfico de 8 temas basados en referentes icónicos del cine de terror englobados a los sentimientos humanos de cada uno de nosotros.

Un álbum en el que compone, canta y coproduce él mismo. En donde quería ponerse más a prueba, pues es el encargado de realizar la edición de cada uno de los videoclips. Interesado en escapar de las expectativas que el público se espera de él, soñaba con un reto más "desnudo artísticamente" que le permitiese ahondar en sus ideas más profundas y enterradas sin necesidad de ponerse la careta del humor. Con una dimensión "más artística que musical". Con un lanzamiento a finales de noviembre.

Tu nuevo LP se titula ‘En la boca del lobo’, que gira en torno a una temática de terror ¿De dónde parte la idea conceptual a la hora de comenzar a realizarlo?

Todas las canciones parten de elementos icónicos del cine de terror. Empezaron a venirme a la mente ideas lúgubres sobre exorcismo, brujería y decidí contextualizarlo en canciones. Siempre he sido muy fan del cine de terror. Aprovechando este proyecto he estudiado más a fondo este género de cine. Quise darle un enfoque diferente, es decir, cómo poder llevar estos elementos metafóricos terroríficos a la vida emocional de cada individuo. Encontré muchos paralelismos entre estos dos puntos.

El género terrorífico en las películas puede tender puentes con la sugestión humana a factores del entorno.

¿En este trabajo se establecen uniones entre los sentimientos de la vida real y lo ficticio?

El título inicial ‘En la boca del lobo’ nos sitúa tanto en la situación de peligro en la que se encuentra un personaje de una película de terror como en la de uno mismo. Ya sea, por ejemplo, la experiencia del confinamiento o de cualquier problema o frentes abiertos que tengamos en nuestra vida diaria.

¿Ha influido el confinamiento en el concepto de este LP?

Empecé el verano pasado a componer las primeras canciones. En febrero comencé con los rodajes y justo después vino la cuarentena. Me ha afectado en el momento de tener un par de clips rodados para terminar de sistematizar mi conocimiento sobre edición de vídeo. Con el objetivo de realizarlo por mí mismo. No es como un videoclip usual, porque el trabajo al ser más narrativo conceptualmente, requería de las ideas que yo tenía rondando a mi alrededor. El trabajo puede que haya tomado una dimensión más artística que musical. Los temas no están concebidos para que funcionen en nuestra actual industria, es una experimentación más personal.

En el futuro ¿Te ves más afín a sacar temas musicales o a dirigir videoclips?

He tenido la posibilidad de realizar bastantes videoclips en estos últimos dos años que me ha dado la oportunidad de conocer más a fondo el medio. De cara al siguiente año, me interesa más seguir por ese camino que por el ámbito musical. 8 temas suponen muchísimo trabajo, ya que yo compongo, canto y coproduzco. Ahora estoy saturado y me gustaría dejar un tiempo para que surjan ideas de manera orgánica y natural.

"Me hubiese interesado más hacer un cortometraje para tener más libertad temporal."

Ha sobrado tanto material que incluso me he planteado que me hubiese interesado más hacer un cortometraje para tener más libertad temporal. Seguramente lo siguiente que realice vaya más por esa línea.

¿Se podría haber hecho un cortometraje, aunque estuviese falto de diálogo?

 Como tal, no. Son contenidos que están enfocados a la música. Se podría conformar, como se hacía anteriormente, un CD con contenido extra. Me gusta que muchas de las cosas de los rodajes ocurran de verdad.

En el vídeo de ‘La Casa Asesina’, salgo con un traje de 30 cuchillos recién afilados. Aunque aparezca durante 4 segundos, el clip entero supone mayor tiempo que sería interesante de visualizar.

Precisamente en ese primer adelanto ‘La casa asesina’ haces un retrato/homenaje de las actividades paranormales en casas malditas. Sin embargo, en una de las estrofas dices “en VHS parece más real” ¿Funciona también a modo de parodia de películas de terror clásico?

En este caso, se hacía referencia a las películas en las que se usan cámaras VHS para narrar sucesos en una casa. El mayor ejemplo es Paranormal Activity, que lo hacen de manera magistral. La idea era mezclar planos en movimiento con cámara en mano que se utilizaba en películas como REC y cintas en VHS. Concretamente es el tema tiene puntitos de humor, también por la idea de que el fantasma me hace bailar.

Tratas también ese subgénero del cine de terror llamado ‘Slasher’, donde destacan la presencia de psicópatas asesinos ¿Fue una intención inicial ahondar en la mente de estos individuos? ¿Por qué?

El momento de poner fin a una amistad lo siento como si hubiese habido un “asesinato”

No mucho. No experimento esa sensación. Me fascinan las dinámicas eliminativas tanto en los Realities Shows como en películas en donde un elenco de personajes va muriendo uno a uno hasta que al final un par o un único protagonista sobrevive. Otro concepto que trato en ese tema son las rupturas emocionales con las personas de tu vida.

El momento de poner fin a una amistad lo siento como si hubiese habido un “asesinato”, tanto por mi parte como por la del otro. Esa “lista de cadáveres” que cada uno arrastra en su vida nos hace sentirnos como unos asesinos que “matan” una relación.

Hablando del concepto artístico, en las 3 portadas destaca la luna roja como el símbolo principal ¿Qué quieres representar con ella?

A Lorca lo tengo muy presente. Se aborda mucho el tema poético. Me interesaban los grandes símbolos de la poesía andaluza. La luna está fusionada con un ojo que tiene que ver con la relación lobo-luna. La luna aumenta la emoción dramática del individuo y cómo te ciega para llenarte de todos los sentimientos relacionados con el terror.

Sueles tratar los temas de un modo más alegre y divertido, esta vez has optado por un ambiente más oscuro y lúgubre ¿Por qué este cambio tan dispar con respecto a los anteriores temas?

No es a lo que le he dedicado más en mis canciones. En mi obra en solitario, he realizado también ideas más tétricas. Me encanta también la parte humorística, la disfruto mucho en los conciertos. Pero no creo que sea donde más profundidad pueda llegar a tener. Me apetecía hacer un trabajo monográfico de más envergadura que me pusiese más a prueba. Desde fuera, puede que se vea más brusco el cambio, pero me interesa escapar de las expectativas que genera como creador sobre lo que se espera de mí.

A Lorca lo tengo muy presente.

En una frase, ¿Cuál es el objetivo principal que quieres transmitir?

Profundizar en mi planteamiento poético. Quiero que sea un trabajo más desnudo artísticamente en el que no me estoy poniendo la máscara del humor para hacer juegos de palabras, sino un proyecto en el que pueda abordar ideas que estaban más profundamente enterradas en mi interior.

Los clásicos de terror son muy valorados, ¿El cine antiguo en blanco y negro tiene una esencia que lo hace más atrayente?

Depende de la película y los gustos. Como hay muchísimas líneas del mundo de terror, hacen el género más rico. No soy un gran consumidor, aunque valoro la dificultad técnica que tenía realizar escenas sin apenas recursos, pero me desconecta mucho. Ya que para mí los colores son muy importantes en un largometraje. Enfrentarse al terror en una película de miedo me parece interesante para ponerte en una situación en la que difícilmente vayas a estar.

Hemos perdido ese instinto del miedo que nos ayudaba a sobrevivir. A través del cine podemos ponernos en una situación para liberar esa adrenalina dosificada que nos acerca a la experiencia de relación con el peligro y la muerte.

Para terminar, ya que estamos hablando de ello ¿Cuál es la película de terror que te ha provocado más pesadillas?

Hemos perdido ese instinto del miedo que nos ayudaba a sobrevivir.

Hay que partir del punto de que no me dan miedo (Risas). A nivel gore, sí que hay un par que me han causado malestar. Una de ellas es ‘Hostel’, que me parece asquerosa y demencial. También lo pasé muy mal viendo ‘La matanza de Texas’. Como tiene un planteamiento tan crudo y los personajes son muy realistas, me resultó muy pesada de digerir. Otra que me sorprendió fue ‘Madre!’, de Darren Aronofsky. Conceptualiza la maldad humana en gente que se hace la ignorante, pero abusa de la bondad que le provee el otro. Se me pone la piel de gallina solo de pensarlo.

¿Y tu favorita?
Me fascina la saga ‘KM 666’. También me marcó mucho ‘El bosque’, de M. Night Shyamalan y la adaptación del ‘Best-Seller’ de Stephen King, ‘La niebla’.

Compartir

    Artículos relacionados