Me colé en el vip de la MTV Music Week y esto fue lo que pasó

No, no te fíes del contenido mental generado por este titular, ser tan Indie aún no me da de comer. Más quisiera, pero tampoco...

10 diciembre 2019 ·
Compartir
carolina-durante-binary

No, no te fíes del contenido mental generado por este titular, ser tan Indie aún no me da de comer.

Más quisiera, pero tampoco diferiré tanto con esta historia; me remonto al momento en el que los señores de la MTV España visualizaron una foto de mi persona en los baños de Granada Sound, en la que aparecía como sujeto de la misma acompañada por un botellín de Superbock negra y unas gafas tipo Kurt C. en sus años de “padre-modelo” y supongo les hizo gracia y decidieron hacerme una donación de una entrada doble VIP de la MTV Music Week.

MTV Music Week

Por la parte del VIP diré, que yo sabía a qué iba a la Isla de la Cartuja; y eso era a escuchar  indie español, pero como festivalero-oveja-básico que soy, desconocía la calidad de vida que implica ser VIP de la MTV.

No diré más sobre este salto en el índice de (mi) bienestar social.

Por la parte del meollo musical, decir que el pseudofestival indie que se montó la multi americana estaba ubicado en el CAAC, Sevilla (“paraíso indie” de confianza del festival Interestellar que acoge a sus discípulos una vez al año). Este devolvía la actuación de grup-AZOS. Desde los sevillanos Derby Motoreta's Burrito Kachimba, pasando por Carolina Durante y Viva Suecia hasta los padres del indie actual: Love of Lesbian. Cada actuación presentada por Eme DJ.

Derby Motoreta's Burrito Kachimba.

Probablemente no hayas visto un nombre para una banda tan difícil de recordar, desde que en bachillerato te dijeron que Nietzsche se escribía con 5 consonantes seguidas. Pero allí estaban los Derby desgarrando la sesión de Eme con un grito limpio en el vacío de su cantante (Dandy Piraña).

Su público destacaba por estar muy polarizado: fans acérrimos (probablemente, prejuzgando, un 70,2% sevillanos) y personas que les molaba el rollo pero no entendían de que iban los colegas, o aquellos que no habían oído en su vida hablar de la banda y mientras movían la cabeza, pillaban sitio para los Carolinas.

Llegados a este punto, quizás te preguntes; ¿este grupo realmente está haciendo movidas innovadoras o siguen construyendo sobre la esencia setentera del rock de Triana?

Esta pregunta es retórica, pero como siempre habrá opiniones de los dos polos. Que si se copian de sus primos hermanos Quentin Gas y los Zingaros, que si Guadalupe Plata venían haciendo lo mismo desde 2011, que si Pony Bravo… No lo sé, solo creo que ver esta banda en directo es algo que tienes que hacer antes de morir.

Aunque tú seas más de saberte de memoria los versos de la Tormenta de Arena de Dorian, prométete que si tienes la oportunidad irás a verlos en directo para entender por que se autodenominan creadores del género: “Kinkidelia” (ser kinki + música psicodélica)

MTV Music Week

Y asi fue cómo entre guitarras afiladas y manillares de BMX manejados como micrófonos, los Derby nos llevan hasta el final de la mano de La Nana del caballo viejo, la mítica original de DIOS, Camarón.

Carolina Durante.

La gente casi se pega (metafóricamente) por pillar un puesto en primeras filas, nuestra obsesión. Todo por la patria, o por ver de cerca a la banda madrileña que ha arrasado este verano en todos los festivales en que confirmaban. Es decir, en absolutamente TODOS los festivales de esta nuestra península ibérica. Pero… ¿quién no se pega por una sesión de cardio y pogos de 50 exactos minutos? Es que probablemente la cuota mensual del gimnasio te salga más cara y encima para que te pongan de fondo Dubstep. Pues chico, normal que la gente quiera verlos y de cerca.

Como siempre Carolina, mantiene repertorio estricto de canciones y orden de las mismas. Su estrategia; tocarselas todas, ni bises ni hostias. Pero parece ser que les funciona.

Diego parecía contento, dijo muchas veces gracias, como siempre; sí, pero a veces compartia alguna que otra palabra como por ejemplo: muchas (gracias). Mucho polvo. El público pegaba saltos de esos en los que tu colega te pisa tus zapas favoritas 21 veces, y por supuesto se gritaron todas las letras de principio a fin. Desde el guitarreo inicial de Las canciones de Juanita, pasando por el tema ese que le dedicaron a cierto cantante de un grupo indie-rebaño, hasta el aclamado Cayetano a golpe de batería que vino seguido de apagón final.

https://www.instagram.com/p/B4V_pqeigpx

Al parecer estos madrileños siguen dejando huella cardiaca en masas a cada concierto en el que se presentan. ¿Sus frenéticos directos continuaran a un año vista en un Wizink Center o la ultraderecha acabará por censurarles temas como: Cayetano?

Viva Suecia.

La nube de polvo se diluye y son los Viva Suecia los siguientes que preparan su escena. Grupo que con tan solo 4 años de vida se han abierto camino dentro del rock alternativo español, siendo elegidos cómo mejor artista español en los EMA’S 2018 (Sí, has leído bien, no fue Rosalía) y agotando entradas por allí por donde pasan.

Con un bloque de fans tan fuerte, que ni el Carlos Sadness de 2014 hubiera soñado tener, llegan para presentar su último trabajo: El milagro.

Álbum donde presentan el juicio de romper con el concepto de asociar la fe al cristianismo y conseguir que una idea tan peleada a lo largo de la historia de la filosofía, circunscrita en el dilema religión y filosofía (Fe-razón), deje de ser objeto de problematización, y que sean sus oyentes quienes hagan suya la desmitificación de esta visión tradicionalista. Es así, como todo su público entiende y apuesta por este concepto en directo, cantándose la que repite en su estribillo: Algunos tenemos Fe.

Es entonces como entre banderas ondeantes de Suecia (nunca como metáfora de una patria inexistente) y el bloque de fans de los que cierran los ojos al cantarse a coro todas y cada una de sus canciones; llegan a enganchar hasta los no-fanses y a la gente que está aquí por la siguiente banda.

Eso si, no podían coronar sin el colofón de Todo lo que importa y Hemos ganado tiempo.

Aunque en realidad, parece que estos murcianos a los que nos han hecho ganar tiempo es a nosotros tras esta hora de emociones. Parece que los aplausos no cesan. Resumiendo: Todo lo que se merecen.

Love of lesbian.

De repente alerto de que el 80,3% de la gente con la que compartía espacio-tiempo, vestía la misma camiseta, debían darla gratis en algún lugar del recinto y no me había cerciorado. Las camisetas tenían impreso el logo de un grupo cuyas iniciales eran: JB.

Volvi en mí, y me di cuenta de que Love of Lesbian, hara unos años, le dedicó una canción al club de fanáticos de la gran estrella del rock de todos los tiempos: John Boy.

Tras una larga espera: Parece que empieza el Show. Las luces se apagan. Y una luz roja invade los rostros del público. Las primeras filas, la obsesión de los fanáticos de la banda. Inaccesibles. Todo el mundo se preguntaba con cual iban a empezar, pero todos sabían que acertarían. Cayo Bajo el volcán.

MTV Music Week

Santi Balmes, vocalista, siempre protagonista de la escena con sus intervenciones tragicómicas. Y esta vez haciendo especial referencia a la ausencia de uno de sus compañeros de batallas: Julián Saldarriaga, el cual lleva unas unidades de días con la muñeca rota. Aun así, no dan pie a duda, desarrollan un directo mítico, como siempre. Directo en el cual se pueden permitir hacer un recorrido en presente de toda su historia musical. Recorrido cuyo hilo rítmico, lleva al individuo a llegar a la última canción quedándose con las ganas de volver a sentir en vivo la mirada universal de Santi.

-“Si no es Planeador, no es la última”– dicen los fans.

Pero por alguna extraña razón, en los últimos conciertos de esta ultima gira 2019, la ultima chiribita de luz musical no es Planeador sino el himno en el que relatan un amor adolescente bajo la influencia de Bowie: Alli donde solíamos gritar.

Y así fue, así me cole en el VIP de la MTV Music Week, en su fiesta me plante  y sobreviví a muchos pogos para contaros lo realmente bien que planearon el equipo de mtv el pseudo-festival que se montaron en una padrera de la Isla de la Cartuja, Sevilla para la presentación de los premios EMAS 2019.

Compartir

Topic ·

indie

    Artículos relacionados