Fuí al Mad Cool Festival y me encontré en medio de una batalla campal

Un año más el Mad Cool ha dado mucho que hablar y, como siempre, las malas críticas resuenan más que las buenas. Con este...

23 julio 2018 ·
Compartir
binary_madcool

Un año más el Mad Cool ha dado mucho que hablar y, como siempre, las malas críticas resuenan más que las buenas.

Con este artículo no pretendo hacer hincapié en los fallos por parte de la organización del Mad Cool que ya todos sabemos, por los bombardeos de los medios de comunicación, sino más bien hablar de la calidad de los conciertos ofrecidos por los artistas, exceptuando a los engreídos Massive Attac que decidieron no salir al escenario por el supuesto solapamiento de sonido con el concierto de Franz Ferdinand.
Cuando el grupo llevaba 10 minutos de retraso, los fans comenzaron una batalla campal contra el personal de seguridad y finalmente también entre ellos mismos. A la hora y media el festival lanzó un comunicado a través de las pantallas, confirmando la cancelación del concierto por decisión unilateral del grupo.
Según el Mad Cool, al grupo se le ofrecieron diferentes soluciones, incluso hablaron con el manager de Franz Ferdinand para terminar antes su concierto y que así Massive Attac saliera a escena, posponiendo todo el horario oficial del festival. Realmente era de imaginar que pasaría esto, ya que el grupo no es la primera vez que amenaza con no actuar por problemas de sonido.

Al ver que el cuerpo de seguridad no hacía caso, lanzo un llamamiento a sus fans animandoles a saltar las vallas mientras que daba golpes al escenario.

Por otro lado tenemos las quejas del propio Josh Homme, líder de la mítica banda estadounidense Queens Of The Stone Age, que amenazó  con cancelar el concierto en plena actuación si los empleados de seguridad no permitían pasar a los fans a la zona VIP del “front stage”, que estaba medio vacío mientras que la gente se apelotonaba detrás de las vallas y lejos del escenario. Al ver que el cuerpo de seguridad no hacía caso, lanzó un llamamiento a sus fans animándoles a saltar las vallas mientras que daba golpes al escenario. Así es el verdadero Rock and Roll.

El Mad Cool abrió un espacio dedicado a las artes escénicas en conmemoración a Pedro Aunión, acróbata y bailarín aéreo que perdió la vida en la performance que se realizó en honor a Prince en la pasada edición del Mad Cool. En este espacio pudimos disfrutar de impresionantes actuaciones de mano de dos compañías de artes escénicas reconocidas a nivel internacional, Adrien Mondot & Claire Bardainne (Francia)  y Toom Pak (Madrid).

El concierto que marcó la noche del jueves fue el de Pearl Jam, ofreciéndonos una épica actuación que destacó por la presencia de la magia del Grunge Rock.

El pistoletazo de salida del festival lo marcaron grupos como Tame Impala, Kasabian, MGMT y Post Malone que se atrevió con un solo de guitarra que dejó a su público conmocionado. Pero sin lugar a dudas el concierto que marcó la noche del jueves fue el de Pearl Jam, ofreciéndonos una épica actuación que destacó por la presencia de la magia del Grunge Rock en directo. Parece que su música sigue saliendo del garaje de su casa pero con los matices de perfección que les hace ser grandes dentro de su género.

El segundo día la gente la gente iba pasando al recinto un poco más reventada que el primer día, la resaca comienza a notarse, aunque no por mucho tiempo, ya que a las 19:20 empezaba el concierto de Sofi Tukker que consiguió que todo el público se viniera arriba con sus característico sonido electrónico tropical, procedente de su país de origen, Brasil.

A este concierto le seguían actuaciones de la talla de Snow Patrol, Jack White, Paul Kalkebrene o Artics Monkeys. Con estos últimos pudimos presenciar en directo la madurez musical que han alcanzado con su último LP 'Tranquility Base HotelCasino'.

 

En el escenario se presentaba un Alex Turner más mayor, luciendo media melena, perilla cuadrada y gafas ahumadas, junto con un sonido más oscuro y maduro que nunca.

En el escenario se presentaba un Alex Turner más mayor, luciendo media melena, perilla cuadrada y gafas ahumadas, junto con un sonido más oscuro y maduro que nunca. Un auténtico viaje por su evolución hacia un sonido más cuidado y tranquilo en contraste con su vena más rockera.  Una vez más demostraron porque están considerados como una de las bandas más importantes del panorama del rock alternativo británico.

Llegó el último día y con él los conciertos de grupos míticos como Queens of Stone Age o Depeche Mode. Que ofrecieron a su público conciertos llenos de energía y buen rollo. Exceptuando el altercado mencionado anteriormente protagonizado por Josh Homme. Por otro lado tuvimos la actuación de la internacionalmente conocida Dua Lipa. Con un concierto que se nos hizo bastante corto pero intenso.

Una vez más, Dua demostró por qué ha llegado tan lejos en tan solo tres años. Teniendo ya en sus manos el premio al "mejor artista británico revelación" de este año. La artista cerró el concierto con mensaje muy directo para el público. Que fue recibido con aplausos y gritos de emoción, cerrando este caotico e intenso festival como se merecía.

Fotos · Jose Baez

Compartir

    Artículos relacionados