'He escrito letras bastante deprimentes, encuentro ese desahogo en la música'. Hablamos con Lasole

Lasole llega desde Granada cuna de lo mejor de la escena urbana española Acaba de lanzar “Radio Jodidas”, un proyecto que surge como una...

8 julio 2020 ·
Compartir
lasole_1_binary

Lasole llega desde Granada cuna de lo mejor de la escena urbana española

Acaba de lanzar “Radio Jodidas”, un proyecto que surge como una Radio colaborativa, tras la necesidad de expresar experiencias y sentimientos. Lasole habla sobre la salud mental ese tabu que muchas veces existe dentro de la música y que al final como en el resto de la sociedad afecta a todos los artistas en mayor o menor medida. Enfrentarse a la soledad no es más que enfrentarse a  nuestros demonios, después de haber vivido sobre estimulados. Es ahora que el mundo entero se detiene, y nos han quitado la “purpurina” y los “efectos especiales”, cuando solo queda el don de la palabra y del mensaje. Enfrentarnos con nuestros demonios escondidos, sin tapujos.

El album es un viaje emocional. Una pieza conceptual que desea ofrecer al oyente,

aires “terapéuticos”, liberadores, esclarecedores e incluso esperanzadores, como ha supuesto para su autora. En esta metamorfosis encontraremos Rap Ortodoxo, versos cargados de una tierna tristeza, gritos desgarradores cargados de rabia y crudeza… Todo un proceso introspectivo! “El Miedo” supone casi el final de este viaje.

Aunque parezca paradójico, este tema representa el renacer dentro de esta conversión. Con el prefacio de Sampedro ‘’El miedo hace que no se reaccione, el miedo hace que no se siga adelante. Es que nos educan muy mal, nos educan para ser súbditos, no para tener pensamiento propio’’, comienza el primer single del disco, cargado de mensajes constructivos, en lo que supone el inicio del desenlace de la historia, del renacer del fénix.

Lasole se declara indigna discípula de Nietzsche. Apasionada de las letras desde su infancia y lectora empedernida.

La ciudad y sus gentes son un referente idílico en todo el poemario de esta artista, y también un estribo doloroso que arrastra sensaciones, vivencias y episodios adolescentes que tiñen sus versos de rebeldía. Hemos hablado con ella para que nos cuente mas detalles sobre su imaginario.

¿Cómo has vivido el confinamiento? ¿Has escrito durante estos meses?
He tenido mucho tiempo para pensar y estar conmigo misma, porque no quedaba otra tampoco. En estos meses he escrito bastante prosa, me apetecía reflexionar sobre la situación política y el caos, necesitaba dejar por escrito todo lo que estaba pasando, porque me di cuenta de que la televisión y las redes están consiguiendo que olvidemos la realidad, que veamos todo desde un filtro borroso.

https://open.spotify.com/album/5FoqQVJ8PsKrHBkMhuRBd7?si=kF6XNy7VSMuIiRNWKgTQ3A

Con las canciones ha sido un proceso más complicado, me apetecía mucho buscar algún estilo nuevo en el que meterme, probar otros ritmos, aunque lo que más he escrito ha sido rap, he escrito letras bastante deprimentes, siempre encuentro ese desahogo en la música. Quizás en ese ámbito no he conseguido innovar o cambiar de registro como me hubiera gustado, pero sí he estado constantemente buscando referencias e inspiraciones, escuchando mucha música, leyendo buenos libros o hablando con otros artistas del gremio que me han hecho pensar y me han dado buenos consejos.

Me he sentido muy unida durante esta cuarentena a la gente que hace música o que trabaja en el mundo del espectáculo. A parte de esto, también estaba muy centrada terminando los detalles del álbum para poder sacarlo ahora, a nivel de voces estaba terminado, pero la cuarentena nos pilló en medio de algo muy importante; la coherencia del mensaje y todo lo que respecta a lo visual ( portadas, videoclips…).

¿Ha influido este tiempo de confinamiento en en el contenido o creación de tu nuevo álbum?
El confinamiento ha influido en todos los aspectos de mi vida, también en el álbum, aunque a nivel de lírica y composición ya estaba terminado, el concepto del álbum se ha convertido en algo mucho más tangible. Al estar lejos de la gente que quiero y con toda esta situación. Los sentimientos estaban a flor de piel y queríamos que el álbum, de alguna manera ayudara a la gente a no sentirse tan sola. O a lidiar con una serie de emociones que la sociedad suele repudiar.

El álbum está viendo la luz en un momento extraño de la historia, donde nos han quitado la purpurina y los efectos especiales, los artistas tenemos que bajarnos de la tarima y alejarnos de los focos, me parecía el momento perfecto para acercarme al público y contar mi historia sin tapujos.

¿Por qué decidiste invertir tanto esfuerzo y tiempo en elaborar un álbum (Radio Jodidas) en vez de seguir con los singles como hasta el momento?
Los singles están bien, forman una parte esencial en la industria musical de la actualidad, basada en el consumo rápido, y tienen una vida muy corta, a las dos semanas un single ya es un tema antiguo. Desde que empecé a hacer música he tenido el objetivo de hacer un trabajo más profundo, con un concepto claro y que permitiera al oyente sentarse y escuchar, reflexionar y hacerlo suyo en última instancia.

Ya el año pasado publiqué un Ep, titulado números primos, con 3 canciones. A través de ellas describía una historia de amor con inicio, nudo y desenlace, basada en una obra de Paolo Giordano ‘’La soledad de los números primos’’, en ese caso no andaba buscando crear un Ep, pero al hacer la primera canción sentí que estaba incompleta y que no podía comprenderse el mensaje sin las otras partes. Cuando terminé este trabajo quise meterme más de lleno en el desarrollo de la música como algo mucho más conceptual, quería que las canciones estuvieran conectadas y que contaran una historia que permitiera al oyente viajar.

Mi forma de consumir música es así, si me gusta una canción escucho el álbum. Desde niña he coleccionado discos, los llevaba a todas partes con el walkman colgando, me sabía de memoria las canciones y sabía en qué orden iban, a muchos de los artistas que escuchaba no les ponía cara, no había visto ni un solo videoclip, pero conocía su voz y su historia, creo que es algo hermoso que se está perdiendo progresivamente.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en Radio Jodidas? ¿Por qué ese nombre/ título? ¿Quién te ha inspirado para componerlo?
Crear Radio Jodidas ha sido una experiencia muy enriquecedora, en todos los aspectos. Ha sido difícil, pero también muy divertido, cuando tu trabajo es tu pasión no lo ves como una obligación, no te cuesta pasarte horas dándole vueltas. Además, he trabajado con la gente con la que empecé a hacer música, que son como mi pequeña familia, por lo que todos estábamos muy implicados en el proyecto y disfrutábamos de las sesiones de estudio.

Javi Lacrema, productor y además mi dj se metió de lleno en el concepto del álbum, trabajamos con 3 beatmakers más, Yuri 810, Owan y Chulapo, y terminamos el álbum todos juntos en el estudio, intentando buscar un sonido común para todas las canciones, ya que al principio cada una venía de una rama del underground, aparentemente difíciles de unificar en un mismo trabajo.

Julieta Guerra se ha encargado de la producción artística, en ‘números primos’ ya hizo la portada y el lettering, somos muy amigas, es fácil trabajar juntas pues tenemos una visión parecida del arte y Legro Maim, que ha hecho los videoclips también ha ayudado mucho a llevar mis ideas locas a la pantalla.

El título del álbum fue una de las cosas que surgieron durante la cuarentena, inicialmente el álbum se iba a llamar Jodidas, era una forma ´graciosa´ de titular un proyecto que contiene vivencias muy duras, muy jodidas. Quería que fuera un nombre femenino, que representara tanto a hombres como a mujeres.

La última canción que grabamos estaba concebida para ser la introducción al álbum, surgió improvisando durante una de las sesiones de estudio, empecé a sacar barras riéndome de mi misma, salió el estribillo ‘Radio Jodidas, la radio que te entiende’, nos pareció gracioso, nos gustó quitarle un poco de seriedad al álbum.

Durante la cuarentena empecé a utilizar los estribillos de Radio Jodidas (así llamamos a la canción) para un pseudo programa de entrevistas que hice durante la cuarentena en los lives de Instagram, en el que participaron artistas de la escena. Un día nos dimos cuenta que teníamos que llamar al álbum Radio Jodidas, y así fue como surgió el nombre, de paranoia.

Durante la creación de este álbum me he fijado mucho en Little Simz, en su forma de hacer los discos, en sus letras y sus ritmos. Es una rapera increíble, aunque mi trabajo no tiene nada que ver con el suyo, pero ha sido una fuente de inspiración a la hora de crear, sus proyectos también cuentan una historia, recuerdo estar bastante obsesionada con ‘Stillness In Wonderland’ y la manera en la que están conectados los temas.

En lo que respecta a las letras, simplemente quise contar mi historia, me inspiré también en la gente que he conocido durante estos años en los que mi vida ha cambiado, mujeres y hombres fuertes que han formado parte de mi vida y que de alguna manera han dejado huella en mis canciones.

Hace unas semanas salía a la luz tu canción El Miedo, que forma parte de Radio Jodidas. ¿Ha tenido el éxito que esperabas? ¿Crees que puede ser un indicador de la acogida que tendrá tu álbum?
Soy una persona que intenta por todos los medios, a veces sin conseguirlo. En no vivir atada a las expectativas. No me gustan. Tampoco me gusta sentir que mi valor son las visualizaciones y que mi público es un número. Por eso el éxito para mi es algo relativo.

Cuando terminamos la canción y el videoclip lo vimos juntos comiendo un kebab y nos sentimos muy orgullosos del trabajo. Tanto la gente que estaba delante de la cámara como la que estaba detrás. En este trabajo hubo mucho sentimiento y muchas ganas. Los actores disfrutaron, cada uno contó su historia y me la regaló para sacarla en el video.

Cuando el tema vio la luz recibí una cantidad ingente (para mí, que soy bastante desconocida) de mensajes, mensajes muy profundos, fue precioso. Me hizo sentir útil, me hizo sentir valiosa. Es algo que va más allá del concepto de la fama, el dinero o el joseo. Yo encontré en la música una manera de expresar mis sentimientos. Cuando no había gente que quisiera escucharlos, el hecho de que ahora mis canciones hagan sentir cosas a la gente. Cosas reales, me abruma, y sinceramente. Eso es un gran logro, para mi eso es el éxito, y no me lo esperaba la verdad.

No tengo ni idea de si será un indicador de la acogida que tendrá el álbum, pero sí que me gustaría mucho que fuera así, que la gente siga buscándose en mis canciones y sintiéndose identificada con ellas.

¿Cuáles son tus expectativas en cuanto a las canciones de Radio Jodidas?
Tengo la expectativa de hacer canciones mucho mejores que éstas en todos los sentidos. También tengo la expectativa de aprender a amar mi obra aunque nunca termine de verla bien. Soy muy perfeccionista, a veces me cuesta parar.

¿Qué te gustaría evocar en los que escuchan tus letras?
Mis letras tienen mucho mensaje, pero no es quizás un mensaje obvio, no quiero dejar las cosas mascadas, siempre lo he dicho. Me gusta pensar y hacer pensar. A la hora de crear, tanto en música como en pintura, busco diversas claves para expresar mis emociones. Son códigos que solo entiendo yo, y llevan consigo la pretensión de expresar mis sentimientos más ocultos.

Si decido que quiero mostrar la obra al público. Ya que muchas de ellas me las guardo para mí. Soy consciente de que la obra va a cambiar dependiendo de la persona que la escuche. Cada uno llevará mi mensaje a su terreno y lo hará suyo, es decir, hará de mis códigos los suyos propios. Es algo que no puedo evitar que pase. Conozco gente que ve en mis canciones un mensaje de superación. Otra que entiende todo lo contrario (también depende de qué tema sea), nunca les corrijo, es lo que espero de mis letras. Que pasen a formar parte de la vida del oyente, que las hagan suyas de la forma que quieran.

¿Cuál es la principal diferencia para ti entre tu single Vudú y El Miedo?
Son canciones totalmente diferentes. En la parte musical, Vudú tiene un beat de hip hop bastante clásico. La base El miedo es un ritmo bailable con estribillos. Las letras también son muy dispares entre sí, Vudú es un tema de egotrip. Y El miedo habla de cuestiones más profundas, también es más maduro.

¿Tienes algún otro proyecto en mente: actuaciones/ colaboraciones con otros artistas?
En principio, si la cosa no cambia estaré en Fuengirola el 22 de agosto en la primera edición del Caviar Urban Music teloneando a Fernando Costa, me hace mucha ilusión.

Actualmente estoy colaborando con Pablo Gareta, un productor asentado en Madrid y estamos haciendo canciones muy frescas. Estoy empezando a moverme en otros géneros de la música urbana. También he trabajado con Lucas Otero, en unos temas de baile que tengo muchas ganas de retomar.

Compartir

    Artículos relacionados