El cole no es para siempre. Chico Blanco lo ha vuelto a hacer

Con su último lanzamiento mantiene la misma declaración de intenciones: hacerse un (gran) hueco en el panorama underground nacional En la música de Pablo...

18 febrero 2020 ·
Compartir
chicoblanco-binary

Con su último lanzamiento mantiene la misma declaración de intenciones: hacerse un (gran) hueco en el panorama underground nacional

En la música de Pablo prevalecen los sonidos urbanos, pero él los lleva a un terreno no tan invadido para el rap y el trap nacional. Que son los lugares donde se empezó a curtir como artista. El techno, el house, el minimaleo, también forman parte del universo de Chico blanco.

Tras encontrarse con el clubbing surgió este proyecto, advirtiendo entonces de que su música cambiaría tanto como lo hiciese él. Y por ahora nos parece genial porque no deja de sorprendernos.  Tras la salida de Gominola a finales de 2019, nos llega El cole no es para siempre. Esta última producción no tiene el formato electrónico al que nos había acostumbrado en Life After House, pero no deja de cuestionarse las fronteras musicales. Tanto Gominola, como El cole no es para siempre, forman parte del próximo mixtape de Chico Blanco.

Lo que más nos ha gustado de El cole no es para siempre es la premisa que encierra: superar el miedo a la diferencia. Chico blanco nos lleva de vuelta al cole, interpelando sobre todo a lxs más jóvenes. Se encara al acoso escolar y a los conflictos que aparecen en este periodo.  Nos recuerda que es transitorio, que “no es para siempre”. Pero sobre todo que, a pesar de los obstáculos, merece la pena ser diferente.

La cuestión del género y de la sexualidad tampoco escapan del granadino. Así nos lo muestra a través de las letras y las imágenes que componen sus últimos lanzamientos.  El video de Gominola ya nos llevaba a un paraje donde las categorías tradicionales, como poco, se debaten.

https://www.instagram.com/p/B74Q0dUKwax/

El cole no es para siempre encierra la premisa: superar el miedo a la diferencia

El video de El cole no es para siempre está grabado y editado por Marina Balboa. Mientras que Gominola presentaba un mundo más futurista, Marina y Chico blanco vuelven a los noventa. El vídeo utiliza de base secuencias de la ópera prima de Sofia Coppola, Lick the Star(1998). Coppola en este film mostraba el acoso escolar desde el punto de vista de una adolescente que vive el aislamiento de sus amigas.

La ejecución de Marina Balboa introduce a Chico blanco en el corto, en el Highschool, renovando el sentido de la obra inicial siéndole fiel.  La fotografía utilizada de portada para la canción es del fotógrafo James Patrick Dawson. Publicada originalmente en 1997 para XYMagazine, una revista para hombres del colectivo lgtbi+. La fotografía sigue la línea de la canción y del vídeo, manteniéndonos en el imaginario juvenil más prematuro.

El 31 de enero Chico blanco actuaba en Absolut Manifiesto 2020. El evento celebrado en la capital, pretendía congregar a artistas transgresores y a un público inquieto por los sonidos más novedosos. Con recientes visitas tanto a Madrid como a Barcelona, el joven artista puede presumir de que este año le esperan grandes citas.

Está confirmado en imponentes festivales tales como el Bilbao BBK o el Sónar de la ciudad condal. Si eres de la zona de Granada no te preocúpes que actúa asiduamente en salas como la Industrial Copera donde puedes deleitarte con alguno de sus directos. Y si no estate al loro de sus próximas citas siguiéndole en redes.

Chico blanco está confirmado en festivales tales como el Bilbao BBK o el Sónar de la ciudad condal

Merece detenimiento este Chico porque por ahora hablar de él no es solo hablar de música. Es hablar del futuro de nuestra cultura, de las posibilidades que se abren. Y como él mismo afirma "yo tengo veinte y muchas expectativas".  Así que, aquí seguimos, esperando a su próximo mixtape que verá la luz muy pronto y que llevará el nombre de su canción más dulce, Gominola.

Compartir

    Artículos relacionados