El Coleta: 'Haría películas a cambio de no volver a grabar canciones'

El Coleta, embajador oficial de Moratalaz, es uno de los representantes del rap quinqui. Con este estilo macarra que nos acerca a lo ibérico,...

4 febrero 2020 ·
Compartir
binary-portada-el-coleta

El Coleta, embajador oficial de Moratalaz, es uno de los representantes del rap quinqui. Con este estilo macarra que nos acerca a lo ibérico, Ramsés Gallego recorre las salas de España dando saltos en el tiempo. Lo quinqui permanece.

"Buenas noches, Z A M O R A T A L A Z". Son las once en la Cueva del Jazz de Zamora y Ramsés Gallego, aka El Coleta, acaba de hacer aparición. Chándal azul, riñonera negra y unas gafas de sol Carrera que ya forman parte de su seña de identidad. El madrileño lleva su M.O.vida madrileña allá por donde pasa. Tras haber salido en Quinqui Stars, (Juan Vicente Córdoba, 2018) el rapero no esconde una pasión por el cine que le lleva a querer sacar su primer largometraje. Mientras tanto, continúa subiéndose a los escenarios y cantando todos los samples como el primer día. Nanai nanaina, nanai nanaina, nanai nanaina nainanananá. Hemos hablado con él para saber qué espera del 2020.

Tu bio de Instagram es "Rap Makarra, rap quinqui, Iberikan Stafford". Para ti, ¿qué es el rap quinqui?
Es un rap que coge referentes delictivos y macarras ibéricos. Y luego, en muchos temas se utilizan samples de música española de los años 70 y 80 de rumba, de canciones que hayan salido en películas de cine quinqui o que no hayan salido pero que sean de grupos de música que escuchaban los quinquis de los 80.

¿Cómo acabaste haciendo rap quinqui?
Yo hacía rap y me gustaba mucho el rollo callejero. Viendo que la gente tenía mucha influencia del rollo americano yo quise hacer algo más español o ibérico. Como me gustaba el rollo delictivo cogí los delincuentes de aquí, que son los quinquis.

Lo de Iberikan Stafford, ¿de dónde viene?
Precisamente, es el estilo de hacer lo que es rap gangsta, entre comillas, como se haría en España. El American Standford es el perro que es como un pitbull y que es el típico de malote. Dentro del rap gangsta americano siempre salen con perros en los vídeos. Esto es como darle una vuelta a ese concepto; lo mismo pero iberikan. Agresivo o algo así.

View this post on Instagram

Gracias Hospitalet!, foto por @pabloadanphotos

A post shared by El Coleta (@elcoletamo) on

En muchos de tus temas metes samples de Las Grecas, de grupos de rumba... ¿Era la música te lo ponían de pequeño, lo que escuchabas en casa?
No, a mi padre no le gustaba la rumba. De lo que he podido samplear mi padre escuchaba Triana, que es de la época pero no es quinqui o macarra. La canción de Contar los muertos lleva un sample de Deep Purple porque mi padre también lo escuchaba. Pero la rumba, no. La rumba la empecé a escuchar yo por mi cuenta. En mi casa no eran rumberos.

También has metido bases de música de la Ruta del Bakalao.
El último trabajo que saqué, que se llama NeoKinki, era como un compendio de la música para mí, que es la música popular de final del siglo XX. Una música que siempre ha estado peor vista, de más de las clases obreras, y que dentro del propio entorno musical se considera como más cutre es la rumba. Dentro del flamenco, la rumba taleguera siempre ha estado considerada como un palo menor. Y luego el bakalao también ha sido muy popular pero está considerado como “chunda chunda”. Luego, también metí el punk. Pero en este caso, que me has preguntado sobre el bakalao, yo cuando era chaval salía mucho a garitos de bakalao. Como homenaje a eso he hecho unas cuantas canciones que tienen tienen sample y otras están compuestas con una base instrumental de bakalao.

En muchos de tus temas aparecen referencias a La Movida.  Has criticado su “institucionalización” en alguna ocasión. ¿A qué te refieres?
La Movida empezó como cualquier cosa y luego fue absorbida poco a poco por el Estado Español, por el PSOE, para utilizarlo como una marca de modernidad y mostrar al mundo que España había cambiado. Que ya no era el Franquismo, que éramos muy modernos y hacer así un poco publicidad de España. Se empezó a contratar a artistas de La Movida para fiestas de ayuntamientos y se empezó a pagar mucho dinero pero, a cambio, tenía que hacerse la foto con ellos y tal. 

¿De dónde sale tu fijación por Antonio Alcántara? ¿Quieres salir en Cuéntame?
Yo ya he salido en Cuéntame dos veces. Una vez salí haciendo un cameo, simplemente aparecer y decir dos cosas y otra, de butanero. Ahora que acaban de estrenar la temporada 20 tengo un papel, también de butanero, en el que casi atropello a Antonio Alcántara.

Qué maravilla, se está cerrando el círculo.
Hay un vídeo mío en Instagram con Imanol Arias conmigo cantando la canción de Antonio Alcántara. A mí Cuéntame me gusta. Además ha pasado que a lo mejor yo hablaba de la Movida y justo en Cuéntame salía también. Siempre me he retroalimentado. A veces he visto cosas y las he aplicado. No es que ellos me estén vigilando a mí pero sí que ha coincidido, lo cual es guay porque si yo hablo de La Movida y hay una serie en la que salen cosas de La Movida pues es más fácil para la gente más pequeña entenderlo. 

https://www.instagram.com/p/BuT2vDhBBiB/?utm_source=ig_web_copy_link

¿Es Antonio Alcántara un quinqui?
Antonio Alcántara es de los personajes más trap de España porque está hecho desde abajo. Vino de un pueblo, empezó como conserje y acabó siendo director del Ministerio de Agricultura. A ver, que es una serie y es una fantasmada. También se jugó la casa al póker y se arruinó con Don Pablo. O sea, es un personaje muy Toni Montana, salvando las distancias.

Ahora que haces la referencia al trap. El quinqui y el trap, ¿qué es lo que tienen en común para ti? Porque hemos visto en tu película, que siempre intentabas establecer una conexión.
La peli es de Juan Vicente Córdoba, yo solo actúo. Es algo que más gente tiene la duda, pero yo no he hecho la película. Juanvi es un director que a lo mejor no tiene tanto nombre como los tres o cuatro que todo el mundo conoce: Almodóvar, Amenábar… Ganó un Goya como director de su cortometraje Cabezas habladoras. O sea, es un director con una carrera. Que la peña se piense que yo he hecho la peli cuando la ha hecho un director que lleva 30 años en la profesión... la gente me tiene una cierta estima. A mí él me llama para aparecer en la película. 

Te llamó para salir en ella.
Claro, igual que llamó a Bea Pelea, a las IRA… Él quería hacer una radiografía de la sociedad y para hacer esos paralelismos entre el quinqui y el trap nos llamó. Su visión es que, al igual que en un momento dado unos cuantos vieron el cine quinqui como una forma de salir del barrio, pues ahora el trap o el rap sirve para lo mismo. Es su visión.

¿Tú estás de acuerdo con ese paralelismo?
Bueno, algunas cosas pueden tener en paralelo. Pero es muy distinta la sociedad y muy distintos los chavales que hicieron el cine quinqui de los que hacen trap. A mí la película me gusta y hay cosas con las que estoy de acuerdo y cosas con las que no. Por ejemplo, yo no estoy de acuerdo con que los políticos sean los nuevos quinquis. Además, yo no haría una peli como Quinqui Stars porque yo no quiero hacer un documental. Yo haría otra cosa.

¿Tienes pensado sacar una película adelante? ¿Qué harías?
Hombre, ojalá pudiese hacerlo. Ya he hecho un par, porque los dos últimos videoclips que he sacado son cortometrajes. Eso es un primer paso siempre y yo es en lo que estoy centrado. De hecho, llevo todo el año trabajando en un guión. Yo haría algo más de ficción, más peliculero. Soy más Hollywoodiense, salvando las distancias.

¿Te seguirías quedando en la temática de España, el Iberikan Stafford y todo lo que te rodea ahora mismo?
Claro, tendría gran influencia. Pero no tendría por qué ser algo de los 80. Por ejemplo, el videoclip de Punk, Sintes, Flamenko es como un cortometraje de ciencia-ficción. En él yo creo que se reconoce mi estilo y las influencias.

En Quinqui Stars el objetivo que se planteaba era hablar con Carlos Saura.
Sí, eso es verdad. La película de Juan Vicente Córdoba es un docu-ficción, en el que se reconstruyen cosas que han pasado. Yo sí que quería hacer el documental de Música para pegar tirones pero nunca lo empecé a rodar, aunque en la película sí que empiezo porque el director quiso ponerlo. Y toda historia con Carlos Saura, lo de que quería que saliera y hasta que no saliera no hacía el documental, pasó en realidad. De hecho, los mails que yo le mando y que salen en la película de Juanvi están más o menos transcritos como los escribí. Como Saura no salía abandoné la idea de hacer mi documental.

"Cuando estuvimos presentando Quinqui Stars hablé con Saura y me dijo que vale, que ahora sí saldría en mi documental pero yo ya no lo quería hacer"

Saura acaba siendo el hilo conductor.
Claro, ese digamos que es el fin que yo intento. Mientras, se va viendo la transformación de mi personaje, de ser super quinqui a acabar viendo un corto de Agnès Varda, que es una de las directoras más importantes de la Nouvelle Vague. Es el de Notre corps, notre sèxe, que está de putísima madre para la época.Tengo una conversación con mi madre, con las IRA... Entonces mi personaje se transforma y acabo teniendo una ensoñación que es un paralelismo, un homenaje a una película de Tarkovski que se llama El espejo. Mi personaje empieza teniendo ensoñaciones con El Pirri acaba flipándolo con Tarkovski. Al final el objetivo de la película, que era lo de Saura, queda abierto. Luego en los créditos salgo en una foto con él pero eso ya es una cachondada.

La movida con las IRA que aparece en Quinqui Stars, ¿es verdad?
Tiene parte de verdad. Ellas iban a salir en la película y yo le dije a Juanvi que no iba a salir con ellas porque habían hecho un veto a Jarfaiter. En la película hubo una conversación ficcionada con ellas, que tiene partes de realidad y partes que no. Que eso es de ahí, del momento. Como algunas escenas se medio improvisaron sí había cierta tensión. Pero vamos, que yo me llevo con ellas. No hay problema.

"Juan Vicente ya ha dicho que no va a haber una segunda parte de Quinqui Stars" 

En la película parece que tu personaje reniega bastante de las tecnologías, de llevar el móvil encima, manejar un smartphone… En la realidad, ¿llevas tú tus redes sociales?
Sí, las llevo yo. A ver, yo no reniego de las tecnologías. La tecnología están de puta madre pero siempre con los móviles me ha costado. Cuando en un momento dado todo el mundo empezó a tener móvil hace muchos muchos años yo tardé bastante en tener uno. Luego he tardado mucho en tener smartphone y, al final, llevo uno porque ahora mismo lo que más se utiliza como método de autopublicidad es el Instagram. Al final soy un gilipollas más que va con la cabeza mirando al móvil, es lo peor. Prefiero ir con un libro cuando voy en el Metro.

El grupo sevillano Derby Motoreta's Burrito Kachimba hace Quinquidelia. ¿Encuentras similitudes entre lo que tú haces y lo que ellos hacen? Porque ellos se definen como música quinqui y psicodelia.
No, no encuentro similitudes porque estilísticamente ellos hacen una música que está muy guay pero que es más un estilo de rock andaluz a saco. Y las letras tampoco tienen mucha relación.  Pero bueno, que no tengan que ver no quita que… evidentemente haya algo de relación. Por ejemplo, la estética sí que se puede parecer, con los pelos largos.

Ahora mismo, ¿tiras más por cine que por música?
Yo como de la música y la música me gusta. Me gusta subirme al escenario pero hace poco me preguntaron algo así y dije ”si a mí me prometieran que puedo hacer películas a cambio de no volver a grabar canciones ni subirme a cantar, lo firmaba”. A mí lo que más me gusta desde siempre es el cine, es más vocacional. Cuando más me ha gustado la música ha sido cuando he podido hacer videoclips. Es como la mezcla de lo que me gusta. A lo mejor si me hago una película o dos y no canto luego tendría mono de cantar y de grabar. Siempre lo que no estás haciendo, lo que no tienes es lo que echas de menos. El trabajo, aunque te guste, al final es un trabajo. 

¿Qué colaboraciones te gustaría hacer en un futuro? 
Me gustaría colaborar con Estopa, que llevo un tiempo detrás pero no consigo contactar con ellos. Con Joaquín Sabina me molaría. También me gustaría colaborar con Rosendo, que me flipa. Y con el Robe Iniesta de Extremoduro, porque me mola más con Extremoduro que Robe Iniesta en solitario.

¿Te esperabas que se fuera a separar Extremoduro?
No sé, no me lo había planteado. Cuando se han separado también lo he visto normal, si el Robe quiere hacer otro rollo.

¿Les vas a ir a ver en la gira de despedida?
No, se han acabado ya las entradas. Me escucharé el CD de Iros todos a tomar por culo, que es en directo, y ya está.

Entonces, de proyectos nuevos este año está seguir escribiendo el guión. ¿Lo has terminado ya?
Lo he acabado pero lo tengo que reescribir. Los guiones se escriben y se vuelven a reescribir. Y ahora estoy parado, a ver si se me ocurre cómo reescribirlo. Se lo he pasado, entre otros, a Juan Vicente de Córdoba y me ha hecho unas anotaciones de lo que él cree que debería cambiar. Lo estoy asimilando para ver qué cambio y no cambio. Para conseguir rodarlo.

"Yo creo que este año sacaré unos cuantos singles con vídeo, a ser posible"

¿Ahora estás más con la estética de los vídeos que con la música?
Una gran mayoría de los temas los pienso con el videoclip directamente. Los temas que tengo ahora grabados no los tengo pensados con videoclip pero estoy dando una vuelta a hacer unos vídeos porque me gusta hacer cosas curiosas, que no sean siempre iguales.

¿Tienes un videoclip favorito de todos los que has hecho?
Me gusta mucho M.O.vida madrileña. También el de Esto es el principio, que es una cosa que se ha aplicado mucho en publicidad, usar una foto en la que hay movimiento. Y luego me gusta mucho el de Punk, Sintes, Flamenko. Yo creo que eso son los tres que más me gustan como realización. Luego, todos me encantan… Nanaina, joder. Todos tienen muchos puntos que me molan. Pero los que los veo como más redondos son esos: M.O.vida Madrileña, Punk, Sintes, Flamenko y Esto es el principio.

¿Qué esperas del 2020?
Sobre todo espero poder hacer la película, es lo principal. Mi ilusión es acabar de reescribir el guión y que algún incauto me lo intente producir. Porque primero tienes que encontrar a alguien que te lo quiera producir, que ya es difícil. Y luego, una vez que te lo quiera producir tiene que intentar conseguir el dinero que es más difícil todavía. Hay directores en España que han ganado Goyas y que se tiran diez años para levantar una película. También espero sacar música y que me vaya como hasta ahora, no sé. Sacar cosas que estén bien, hacer conciertos… Este año no voy a sacar disco, sacaré algunos singles.  

¿En qué sección de un Cachitos edición Nochevieja te gustaría salir? 
A ver, en el Cachitos de Nochevieja solo sacan actuaciones de Televisión Española, entonces yo no he salido. Pero en Cachitos sí que he salido, que me hizo una ilusión que te cagas. Salí en un capítulo que se llama Rumba que te tumba. Para mí es la hostia salir en Cachitos. Si te das cuenta, Cachitos siempre son actuaciones…

De archivo.
Yo no he actuado en Televisión Española. Sacaron un fragmento de Mapas Sonoros, que es un programa que salía hace muchos años. Me tendría que llegar Televisión Española para hacer un concierto y ya que me saquen en Cachitos (Nochevieja), seguro que me sacarían porque ya lo han hecho. Me sacaron en Ochéntame, en el capítulo de El Vaquilla.

¿Te gustaría salir en el telediario de la 1? Últimamente al final guardan un apartado para un artista musical.
A ver, salir en televisión es exposición. Igual que hago una entrevista con un medio pequeño la hago con un medio grande. Yo estaría encantado de ir a televisión para que me entrevisten. Pero claro, es que no les voy a escribir. Si me quieren entrevistar bien y si no, que se peinen. Ya me han sacado en Cuéntame que ya, más que eso… es como el Verano Azul de nuestro tiempo. Yo con salir ahí ya, me doy con un canto en los dientes.

¿Te han confundido alguna vez con el otro Coleta, el de la política?
Confundido no, pero siempre están con esa movida. Yo si veo un día a Pablo Iglesias tendría que cantarle las cuarenta porque él no se proclamaba como tal pero ya se ha autodenominado “El Coleta” un par de veces. Él ya tiene su chalet, que no se meta en la parcela de los demás. Cuando le vea le tendré que decir tres o cuatro cosas.

"A Pablo Iglesias tendré que decirle que no utilice el nombre de El Coleta, que no me lo usurpe"

Que se corte la coleta.
No, que haga lo que quiera pero que no diga “el Coleta morada” y otras movidas así, porque me toca los huevos. O “con el Coleta no”, que no diga esas cosas.

¿Qué haría que tú te cortases la coleta?
Nada, cualquier día cuando me dé por ahí me la cortaré. Pero, me dejaré melenilla por los hombros.

¿Y dejarás de ser El Coleta?
Claro. Ya me veo un poco atrapado por el nombre y es una putada, porque yo llevo la coleta porque me da la gana.

Es que imagina El Melenas como nombre artístico, suena fatal.
Pero Ramsés Gallego es muy bueno

¿Cómo te llama la gente, Ramsés o Coleta?
Me llaman Ramsés. También me llamo Álvaro y mi familia me llama Álvaro o Alvarito. Mis amigos, la mayoría, me llaman Coleta o Colet. Y bueno… mi hija me dice “papá Coleta”. 

Lo de “papá Coleta” es buenísimo.
Cuando eres pequeño tu padre es tu padre, no eres el nombre. Cuando le preguntan a mi hija que cómo me llamo, como ella oye lo de Coleta pues dice “papá… Coleta”. Tiene 3 añitos.

¿Le pones tu música?
Mi madre se la pone más pero yo no. Antes le gustaba a la niña la canción de Las Kinkis son guerreras pero ahora no. Ahora está con los villancicos de El burrito sabanero y con los Cantajuegos, que no los trago. Está con la de Chuchuguá chuchuguá, por ahí danzando. Yo le pongo flamenco, le pongo música guapa. Les culturizo musicalmente y por eso no les pongo la mía.

Bueno, podrías sacar un villancico que ahora se ha puesto de moda.
Nada, de momento no tengo en la cabeza sacar un villancico.

Compartir

    Artículos relacionados