Todas las discriminaciones tienen algo en común

Estos días el colectivo LGTBIQ+ está de fiesta pero aún tiene derechos y libertades que pelear porque la sociedad así lo impone El racismo...

7 julio 2020 ·
Compartir
identidad_binary

Estos días el colectivo LGTBIQ+ está de fiesta pero aún tiene derechos y libertades que pelear porque la sociedad así lo impone

El racismo o el machismo son dos enormes lastres que persiguen a la sociedad mundial, mucho se está peleando porque mejoren y no se repitan imágenes o noticias tan desagradables como las que llevamos viendo años y especialmente en los últimos días. Pero a estas discriminaciones se une la cuestionable libertad para amar.

Mucho nos jactamos en decir que el amor es el motor del mundo pero hay un sector de la sociedad que sufre gravemente las consecuencias de amar a quienes quieran y que mal suena esto pero que real es. Hace años artistas como Ricky Martín salían del armario y sorprendían al público, ya que, durante mucho tiempo fingía o sentía un amor heterosexual. Hace días era Pablo Alborán quién confesaba ser homosexual en un vídeo publicado en su IG, los apoyos respecto al valor que tenía dar ese paso y las críticas por hacerlo ahora no paraban de llegarle. Fue tendencia ese día, es la noticia del momento y sin ánimo de abrir debates, Alborán y cualquiera debería tener la libertad y el derecho de decir lo que sea cuando considere pero sobre todo de ser quien quiera ser.

https://www.instagram.com/p/CBiNdEEo1pz/

Da pena que a día de hoy, aún sea noticia algo así pero peor es que él haya entendido que debía de ocultar su sexualidad para poder llevar su carrera musical hacia adelante. Si nuestras mentes fueran tan abiertas como presumimos de la vida moderna que tenemos. Cualquier profesión aceptaría que como seres humanos se pueda amar a quién se considere. Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales o cualquier persona que en sus adentros se sienta de una manera. Un género o quiera querer indistintamente pueda ser libre. Es incalificable que se insulte, critique, mal vea o incluso se agreda a alguien por ser o aparentar lo que sea.

Ricardo Cavolo, artista de ilustraciones, contaba en sus redes sociales como por la calle le quisieron agredir por interpretar que era gay, cuando es heterosexual y tiene mujer e hijo pero y si lo fuera qué. Es que los intransigentes se están dejando llevar hasta por apariencias y esos actos no solo deberían ser condenados sino desterrados de nuestra sociedad. Como cuando una chica va sexy o incluso con cuello alto por la calle y tiene que aguantar que cualquiera la mire, diga o incluso toque creyéndose dueño de algo. Del mismo modo, que alguien por ser de otra nacionalidad puede tener miedo o vivir experiencias desagradables por su etnia.

https://www.instagram.com/p/CB5bI4gqmKY/

Una serie que aporta mucho especialmente en el colectivo LGTBIQ+ es la creada por los Javis sobre la vida de ‘La Veneno’. Narra lo que vivió y cómo marcó una época en España. Aunque ‘Veneno’ también narra los dramas que tuvo que sufrir Cristina (La Veneno) por querer ser quién quería ser. Siempre se mostraba como una diva en los platós de tv pero en su infancia y su intimidad sufría. Muchos de sus polémicos, importantes y secretos ligues pudieron pasarle más factura que alegrías le dieron. Además la serie cuenta con un elenco que recrea perfectamente todo, incluso con tramas secundarias que le aportan lo necesario para que cada capítulo emocione.

De verdad, razonemos y seamos realmente tolerantes. Porque es lo más importante para una sociedad libre. La libertad acaba donde comienza la del otro, es una frase que viene al pelo. Justo se trata de hacer lo que te dé la gana pero sin ser lo mismo vivir como sientas a invadir la vida de otro porque no te parezca bien como la vive.

https://www.instagram.com/p/CB-s-Chj3X-/

Ojalá algún día no importe a quién se ame sino lo feliz que te haga esa persona y lo sana que sea tu relación. Que caminar por la calle no sea un peligro en ningún caso, ya que, vives en un país democráticamente libre o eso se supone. Que nos importen los demás para alegrarnos por ellos o sino para respetar. Ojalá cada uno vaya a lo suyo y si no aporta pues que aparte.

Feliz libertad, seas del sexo que seas, quieras a quién quieras, seas del país que seas, tengas la piel o rasgos que tengas. Sé tú que solo vas a tener una vida para serlo y disfrutarlo, ser tolerante o no ser, de eso se trata.

Compartir

    Artículos relacionados