¿Por qué se celebra el Orgullo?

Este 28 de junio es la fecha clave a partir de la cual las componentes del Colectivo LGTB+ dan comienzo a la celebración del Orgullo.

29 junio 2021 ·
Compartir
gay_binary

Este 28 de junio es la fecha clave a partir de la cual las componentes del Colectivo LGTB+ dan comienzo a la celebración del Orgullo.

Aunque suele ser costumbre dedicarle todo el mes de junio para sensibilizar el público. Precisamente el año pasado, en 2019, se cumplieron 50 años de los disturbios de Stonewall (en Nueva York) ocurridos en 1969 a favor de los derechos queer que se recuerdan cada año.

Los disturbios de Stonewall. El Día del Orgullo, también conocido como Gay Pride, se celebra en conmemoración de la lucha callejera que tuvo lugar en el barrio neoyorquino de Greenwhich Village entre las fechas del 28 de junio y el 3 de julio de 1969. Aquella semana marcó el inicio de la lucha por los derechos de los componentes del colectivo LGTB+.

Durante la madrugada del 28 de junio de 1969, la policía de Nueva York efectuó una redada contra el pub Stonewall Inn. Tras la tensión que había traído la muerte de la actriz icono Judy Garland ese mismo 22 de junio, en vez de callarse y permanecer en la sombra, el colectivo gay respondió con una serie de manifestaciones que derivaron en incidentes violentos.

Este momento señala un cambio clave en la forma de relacionarse con el sistema:

En lugar de plegarse al deseo popular, el colectivo decidió luchar contra el sistema jurídico, policial y social a favor de sus propios derechos.

En los años 60, eran pocos los locales que acogían abiertamente a personas homosexuales. Entre estos se encontraba el Stonewall Inn. Durante los años 50 había acogido a un público hetero, pero tras haber pasado bajo la dirección de tres miembros de la mafia, se dirigió hacía otro target. En este local se atendía a una gran variedad de clientes, pero era frecuentado principalmente por personas gays, transexuales, drag queens, gigolós y jóvenes sin techo.

Seis años después, los socios de este nuevo negocio decidieron reabrirlo como un “club de bebidas” privado, lo que les eximía de la prohibición de servir alcohol sin licencia. Aun así, el apodado "Tony el Gordo", gestor principal del local, pagaba alrededor de 2.000 dólares en sobornos semanales a la sexta Unidad de la Policía de Nueva York. De esta forma los trapicheos del local y su público no quedaban expuestos de forma directa.

Las redadas contra los pubs LGTB+ eran algo habitual en la época.

Lo que marcó la diferencia en el caso de Stonewall fue que por primera vez, la policía perdió inesperadamente el control de la situación y los clientes se rebelaron. Los civiles empezaron a devolver los golpes.

Esta situación sorprendió a los agentes: el colectivo LGTB+ ¡estaba respondiendo a la represión policial burlándose de ellos y arrojándoles al cuerpo lo primero que cogían! La tensión entre los vecinos de Greenwich Village, el público del local y la policía se alargó durante varios días, fue cuestión de semanas para que el colectivo se organizara para lograr disponer de lugares donde pudieran expresarse libremente sin ser detenidxs.

¿Quién tiró 'la primera piedra'?

Sylvia Rivera tenía 18 años y estaba bailando con unas amigas, cuando unos policías irrumpen en el local. Los asistentes las obligaron a mostrar su documentación, y al llegar su turno le preguntaron cuál era su identidad de género. Al no llevar un mínimo de tres prendas masculinas acordes a sus papeles de identificación, intentaron detenerla. Ella, molesta, casi agredió al agente, pero su novio la detuvo. Sin embargo, un policía se la llevó a la fuerza hasta la puerta del local. Otras mujeres fueron arrestadas por no llevar el mínimo de tres prendas de su “género” por ley.

La acción policial sorprendió a la administración del Stonewall Inn, que normalmente recibía un aviso de la policía, a la que sobornaba para que no les cogiera de sorpresa y viera razones para arrestar a alguien. En esta ocasión, la redada estaba protagonizada por federales. La Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (BATF por sus siglas en inglés) había averiguado que las botellas de alcohol que utilizaban en el club carecían de sellos federales.

“Estaban acostumbrados a que la gente se callara, pero estos devolvían los golpes. Gente gay, trans y latina respondió a algo a lo que normalmente no se respondía” – Alberto Mira

Al día siguiente, los antidisturbios estaban colocados en línea a lo largo de la Christopher Street desde el Stonewall. Las trans que habían protagonizado la velada anterior comenzaron a entonar una canción y a alzar sus piernas, a lo que los antidisturbios respondieron lanzándoles sus porras sobre las costillas. Sin embargo, a diferencia de la noche anterior, el gentío había crecido considerablemente y era más difícil de controlar.

Las marchas posteriores

Las primeras marchas para conmemorar estos hechos tuvieron lugar en 1970 en Nueva York y Los Ángeles. Poco a poco se les sumaron ciudades de todo el mundo que desde entonces acogen las llamadas Pride Parades, o desfiles del Orgullo Gay.

En los últimos años, uno de los Días del Orgullo más reivindicativos fue el del 2016, ya que se celebró pocos días después de la masacre de Orlando, en la que murieron 50 personas en un club de ambiente gay, el Pulse.

Para muchas personas el día del Orgullo es una ocasión más para ‘salir de fiesta’; sin embargo, el valor socio-cultural y político de esta fecha persiste.

La razón por la que sigue siendo una conmemoración viva se debe a que la lucha por la igualdad de derechos y la tolerancia todavía no ha terminado. No cabe duda de que cuando no afecta en primera persona, no parece una ‘gran necesidad’, pero si lo enfocamos en otros contextos, como la discriminación de raza, de género, discapacidad, será más fácil ver y entender que todavía queda mucho camino por hacer, muchas oportunidades que distribuir equitativamente.

Cada uno tiene sus batallas que luchar, y aunque en distintos niveles, todas son importantes. El Orgullo, al igual que los días de visibilidad enfocados a las diferentes sexualidades, existe para recordar que no solo existen personas diferentes a ti, sino que tienen el derecho de serlo.

Compartir

Topic ·

orgullo

    Artículos relacionados