"Más hembra que macho"

Levy Suydam fue un joven de Conecticut, en el siglo XIX, del que se decía que era “más hembra que macho”. A sus 23...

4 junio 2019 ·
Compartir
binary-intersex-portada

Levy Suydam fue un joven de Conecticut, en el siglo XIX, del que se decía que era “más hembra que macho”.

A sus 23 años, este fue a solicitar el derecho a voto. Al solo poder votar los varones por aquel entonces, Suydam tuvo que someterse a un examen médico que determinara “si tiraba más” hacia macho o hacia hembra.

El doctor que le examinó, William Barry, lo vió claro: según se desvistió pudo ver el pene y testículos de Suydam, por lo que determinó que claramente, a pesar de su apariencia ambigua, era varón.

Días y semanas después Barry comenzó a “mosquearse”. Este en sus informes describe que Suydam menstruaba y tenía orificio vaginal. Sus hombros eran estrechos y sus caderas anchas. Además “tenía propensiones propias de una mujer, como su afición a los colores vistosos y solo ocasionalmente se sentía atraído por mujeres”.  Nótese el batiburrillo mental que tenían  entre sexo, género, identidad, atracción... Casi el mismo que algunos tienen hoy en día.

Los progenitores buscan saberlo y de hecho incluso a veces tienen preferencia por uno u otro sexo.

En la actualidad, antes de nacer una criatura ya se quiere saber y determinar el sexo del bebé, para saber de qué color tiene que ser el chupete o si va a ser futbolista o bailarina. Los progenitores buscan saberlo y de hecho incluso a veces tienen preferencia por uno u otro sexo. Nuestra cultura está pensada para fabricar categóricamente machos y hembras, no concebimos que estas categorías pueden representar los extremos de un contínuo.

Cuando un bebé aún está “en proceso”, su material genético ya está definido. Este se podrá manifestar finalmente como hembra, como varón o como una persona intermedia, entre varón y hembra. Esto es bastante más común de lo que se piensa. Lo que ocurre es que la medicina interviene para eliminar aquellos seres que se encuentren entre los extremos macho-hembra. ¿Cómo los eliminan? No os asustéis, no los eliminan literalmente de la faz de la Tierra, sino que eliminan su condición intermedia a través de cirugía.

Porque la ciencia, por muy ciencia que sea, siempre ha estado sometida, interpretada y ejecutada por personas.

¿Por qué se ha intervenido desde la medicina para eliminar esta condición? Porque la ciencia, por muy ciencia que sea, siempre ha estado sometida, interpretada y ejecutada por personas. Personas que culturalmente tienen ciertas concepciones acerca de cómo funciona el mundo. Si a mí me han enseñado que las personas tienen que ser machos o hembras, aunque biológicamente existe una gran variedad intermedia, no podré concebir que mi bebé tenga atributos de ambos sexos. Como médico tendré que “ayudar” a estos padres y a su bebé, así que lo sometemos a unos arreglitos y se le reasigna un sexo que (desde el punto de vista del profesional) se aproxime más a su condición. Así, coser y cantar.

Pero ¿qué pasaba en el tiempo en el que aún no existía dicha cirugía?

El término "hermafrodita" viene de la combinación de Hermes y Afrodita. Ahora no está aceptado, ha sido sustituído por "intersexual", pero para contar la historia voy a utilizarlo. Nos estamos remontando efectivamente a la cultura clásica griega. Como os imaginaréis, Hermes y Afrodita tuvieron un hijo de extraordinaria belleza, llamado Hermafrodita o Hermafrodito. Una ninfa del bosque le vió un día bañarse desnudo en el río y trató de conquistarle sin suerte, entonces la ninfa pidió a los dioses que no pudiera nunca separarse de ella. Los dioses hicieron que los cuerpos de Hermafrodito y la ninfa se fusionaran en uno solo, con pechos y pene.

Imagen de Levy Suydam

El término "hermafrodita" viene de la combinación de Hermes y Afrodita.

O sea que ya los griegos (como en tantas otras cosas) podrían darnos muchas lecciones a nosotros en la actualidad acerca de inclusión y reconocimiento de la naturaleza humana.

En algunos escritos de la Biblia, se dice que Adán en un primer momento era "hermafrodita". En textos de Platón, se afirma que existió un tercer género "hermafrodita" que se terminó perdiendo con el tiempo. Existen textos sagrados del judaísmo que describen las directrices que debían seguir las personas de sexo "mixto", aceptándolos dentro de su sociedad. Lo contrario pasó en tiempos romanos, en los que las personas "mixtas" eran consideradas un mal augurio y se asesinaban.

En la Antigüedad a la hembra se le consideraba "fría" y a los varones "calientes", por lo que existían los "tibios" que eran las mujeres masculinas y los hombres femeninos. Durante la Edad Media se introdujo la idea de que el útero estaba dividido en siete partes: las tres de la derecha engendraban varones, las tres de la izquierda hembras y la central "hermafroditas".

Lo que se comenzó a hacer es exigir a estas personas que se posicionaran en una categoría u otra, silenciándose así estas "desviaciones".

Más tarde fue la Iglesia la que tomó el mando en todos los aspectos que abarcan la sociedad, incluída la ciencia y la salud. Así se empezó a condenar cualquier "desviación" de lo "macho" o lo " hembra " y se empezó a demonizar y a asociar la condición de intersexual a ciertas características como la promiscuidad o la mentira. Sí, la mentira. Por tanto lo que se comenzó a hacer es exigir a estas personas que se posicionaran en una categoría u otra, silenciándose así estas "desviaciones".

También se recurrió a categorizar la propia intersexualidad. Un biólogo que dió mucho que hablar del tema de la intersexualidad es Saint-Hilaire, que fundó la ciencia de la "teratología" o la ciencia que estudiaba los nacimientos "inusuales". Este hombre propuso la clasificación entre "hermafroditas falsos" y "hermafroditas verdaderos". Suena feo, ¿eh?. Obviamente el único reconocible y válido era el hermafroditismo verdadero (reduciendo la intersexualidad visible a la mitad de la prevalencia real y tratándolo como algo anómalo y minoritario).

Como podemos ver, dependiendo del contexto histórico en el que nos situamos, la intersexualidad se ha tratado de diferentes maneras. El sexo es algo de vital importancia social, dependiendo de este, a lo largo de la historia, tu vida podía cambiar radicalmente. Esta categorización es demasiado simplista y tiene consecuencias reales en niños y niñas.

El hecho de que se considere a las personas intersexuales como una minoría es porque sus cuerpos desafían el orden de lo macho / hembra .

El hecho de que se considere a las personas intersexuales como una minoría es porque sus cuerpos desafían el orden de lo establecido. Porque a través de estos cuerpos se relativiza el significado de ser macho o de ser hembra. De sentirse una cosa u otra o tener que encajar en alguna de estas dos categorías.

Con la importancia que se le da socialmente al sexo que te es asignado al nacer, empezar a reconocer a estas personas supone un problema, porque todo funciona en torno a estas dos categorías. Entonces en lugar de poner sobre la mesa esta realidad, se intenta invisibilizar o minimizar. Cuando la realidad es que todos nos movemos en un continuo entre el hombre y la mujer, lo masculino y lo femenino. Todos somos seres naturales producto de una barbaridad de material genético que se puede expresar de diversas maneras y esto se escapa de cualquier concepción cultural.

Mejor sería enfocar nuestros esfuerzos en visibilizar y admirar la belleza de todos los cuerpos en lugar de querer limitarlos, mutilarlos o acallarlos.

Y sin más dilación os remito al libro "Cuerpos Sexuados", del cuál he sacado toda esta preciosa y precisa información acerca de la intersexualidad a lo largo de la historia.

Compartir

    Artículos relacionados