El orgullo también empezó como respuesta al abuso policial

La famosa revuelta de Stonewall, iniciada como respuesta a una redada al bar LGTBI+ de Nueva York, es reconocida como el origen de la...

4 junio 2020 ·
Compartir
lgbt_1_binary

La famosa revuelta de Stonewall, iniciada como respuesta a una redada al bar LGTBI+ de Nueva York, es reconocida como el origen de la celebración del Orgullo.

La madrugada del 28 de junio de 1969, ocho oficiales de la división de moral pública del Departamento de Policía Nueva York entraron en el bar LGTBI+ Stonewall Inn. Al grito de “redada”, se disponían a tomar el lugar y sacar a todos sus visitantes.

Esto era algo normal en la época. La ley amparaba el arresto e incluso la hospitalización forzada de la población homosexual, a quienes criminalizaba de la misma forma que a drogadictos y prostitutos. Sin embargo, aquella noche los mecenas del bar se defendieron.

La drag queen afroamericana Marsha P. Johnson lanzó el vaso de su bebida contra un cristal. Su grito por los derechos civiles inspiró al resto de asistentes y así comenzó una de las revueltas más importantes del siglo XX. La policía acabó teniendo que hacer una barricada en el bar para poder defenderse.

"Los maricas se han hartado de la opresión".

Durante los próximos seis días, Greenwich Village fue epicentro de protestas donde miles de manifestantes exclamaban orgullosos que “los maricas se han hartado de la opresión”.

Este episodio es reconocido como el origen del Orgullo tal y como lo conocemos hoy en día. Cada junio conmemoramos a los valientes miembros de la comunidad LGTBI+ que se atrevieron a luchar contra un sistema que les condenaba por ser como son.

Es imprescindible destacar que las revueltas de Stonewall fueron lideradas por las comunidades afroamericanas e hispanas, en particular mujeres transexuales y drag queens. Sin ellas, ¿quién sabe cuánto más habríamos tenido que esperar para que la conversación sobre los derechos LGTBI+ tomara la agenda pública?

El asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis ha hecho surgir una nueva revuelta que lucha en contra de otro sistema de opresión.

Stonewall fue el comienzo de la movilización LGTBI+, ese punto de inflexión que define una nueva era de lucha y conquista de derechos humanos. De forma similar, el asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis ha hecho surgir una nueva revuelta que lucha en contra de un sistema de opresión que ha privado a la población afroamericana de su dignidad y derechos durante toda la historia de los Estados Unidos.

Hoy, las revueltas anti-racistas marcan seis días de lucha continua y mayoritariamente pacífica. Los mismos días que duró en su momento la revuelta de Stonewall. Ante este momento histórico, la comunidad LGTBI+ debe recordar la enorme deuda que tiene con afroamericanos LGTBI+ como Marsha P. Johnson, grandes responsables del avance social y legal que hemos podido vivir durante los últimos 60 años.

En junio celebramos el mes del Orgullo. Honremos la memoria de Marsha P. Johnson y sus compañeras apoyando la histórica lucha contra el racismo, y estemos orgullosos de ello.

Compartir

Topic ·

EEUUlgtbiq+

    Artículos relacionados