Cómo el feminismo hegemónico se está cargando el 8m

El feminismo blanco y canónico relega a ciertos colectivos de mujeres a un segundo plano en el 8m como pueden ser las mujeres trans....

9 marzo 2020 ·
Compartir
feminismo-binary

El feminismo blanco y canónico relega a ciertos colectivos de mujeres a un segundo plano en el 8m como pueden ser las mujeres trans.

Hace tiempo (aunque relativamente poco), que dejé de auto considerarme feminista, o aliado, dependiendo del criterio la persona que  juzgara la implicación a la que podíamos llegar los hombres en la lucha feminista o en actos de este carácter como el 8m.

Dar por hecho las mujeres son un colectivo común con las mismas preocupaciones e intereses, que en parte es verdad pero en su mayor parte no.

La verdad es que a esto no le di mucha importancia cuando estaba en 2º de bachillerato y a mis a amigos y a mi nos gustaba ser super wokes con todas las causas que pudiéramos, todavía me acuerdo de la tarde en la que una amiga mía me habló  sobre la idea de que simplemente eran términos y que restaba valor a la lucha de la mujer utilizar el mismo.

Las palabras sirven para designar realidades, en el momento en el que aparecen dos para referirse a la misma se coloca en un segundo plano.        El verdadero problema de feminista/aliado es dar por hecho que todas las mujeres son seres de luz con una opinión clara y fundamentada sobre feminismo, pero sobretodo dar por hecho las mujeres son un colectivo común con las mismas preocupaciones e intereses, que en parte es verdad pero en su mayor parte no, ya que no se tienen en cuenta cuestiones de raza, identidad y orientación sexual, pero principalmente de clase.

El peso del patriarcado sigue obligando a gran parte de las mujeres a lidiar con esto.

El 8m es el máximo esplendor de ese feminismo hegemónico y burgués. Que no se nos olvide que es el día de la mujer trabajadora y que a pesar que ese día en las calles se palpe un falso ambiente de sororidad, no sirve de nada que tu patrona salga contigo de la mano para luchar en contra del patriarcado si al día siguiente te explota o no te permite conciliar tu vida laboral con la familiar en tu jornada. Esto se suma a que su jornada laboral continúa con las labores domésticas de sus respectivos hogares. Desde criar a tus hijos, a hacer la comida o limpiar el salón.

Ese trabajo poco reconocido y no remunerado provoca que en muchas ocasiones sean las mujeres las que renuncian a horas de trabajo o directamente a sus trabajos para hacerse cargo, porque aunque en nuestro estado del bienestar y de la democracia somos supuestamente iguales ante la ley, el peso del patriarcado sigue obligando a gran parte de las mujeres a lidiar con esto.

La lucha tiene que ser de clases, no de géneros.

Este trabajo genera una desigualdad tanto a nivel social, ya que se infravalora o incluso se devalúa y no se considera trabajo la labor al ser en el hogar y no ser remunerado, pero sobre todo a nivel económico, ya que la mujer percibe menos o ningún ingreso y se resalta la figura del hombre como la persona que trae el dinero a casa y provoca un dependencia de este. Nos guste o no la verdadera independencia no la dan ni el voto, ni las leyes (aunque evidentemente ayuden), la verdadera independencia la da el capital, que siempre va de la mano con el patriarcado.

Por eso al tratar de unir a las mujeres burguesas con las proletarias se obvia la lucha de clases que hay entre ellas, además de que las mujeres burguesas están expuestas en menor medida al patriarcado, y que no van a renunciar a su status quo de poder que el sistema las ha dado por mucha sororidad y falsa empatía que sientan el 8M, es por esto por lo que la lucha tiene que ser de clases, no de géneros.

Es este feminismo blanco y canónico es el que relega a ciertos colectivos de mujeres a un segundo plano.

Es este feminismo blanco y canónico es el que relega a ciertos colectivos de mujeres a un segundo plano como pueden ser las mujeres trans. Ciertos colectivos más radicales dentro del movimiento las rechazan. Las llamaras TERF (Trans Exclusionary Radical Feminist), su pensamiento parte de la idea que las mujeres trans forman parte del patriarcado porque son o han sido hombres con privilegios, una visión completamente transfoba. Se obvia que ser mujer va mucho más allá de un hecho biológico y genital, es más sociocultural pero sobretodo personal. Y nadie tiene el poder de devaluar esto. Estas mujeres no solo van a lidiar con el machismo por ser mujeres sino además por la transfobia por su condición.

Otro colectivo de mujeres que también soportan una doble carga son las mujeres racializadas. Por un lado al igual que todas condicionadas por el patriarcado pero a su vez por condiciones tanto de raza como socioculturales. Son discriminadas tanto por el color de su piel como por su fe o forma de vestir. Ya que seguimos con el estigma de que el único modelo de mujer libre y empoderada es el de las mujeres blancas y primermundistas que salen a la calle el 8m.

La mejor forma de apoyar un movimiento como el 8m es cuestionarlo, deconstruirlo y reforzarlo

Es una causa tan justificada que cuesta ser crítico con ella. El año pasado me llamaron machista por dar una opinión que rechazaba el modelo de feminismo que vivimos a día de hoy. Lo que la gente obvia es que la mejor forma de apoyar un movimiento es cuestionarlo, deconstruirlo y reforzarlo.

Es por estos aspectos y alguno más como la cultura del postureo que se ha generado a cerca de ir aL 8M. O como muchas mujeres burguesas se autodenominan feministas pero luego se sienten empoderadas por copiar el libertinaje de los hombres, como cuando Rosalía fue  a un club de striptease a tirar billetes a bailarinas. O la idolatría de falsos iconos feministas como pueden ser las famosas devermut o el claro ejemplo de Frida Kahlo. Es por esto lo que me hacen renegar del feminismo y no considerarme feminista. No porque no crea y abogue por una igualdad real entre ambos sexos sino porque es la mejor manera que encuentro para oponerme para la forma en la que se está encauzando la lucha.

Sin embargo no todo lo que ha generado el 8m es malo. También gracias a este ha aparecido un sentimiento de hermandad entre las mujeres. De cierta forma se ha desarrollado una especie de conciencia colectiva en la que si una mujer ve a otra en situación de riesgo esta actúa.

Pero mientras lo demás  siga igual  lo único que haré será apostar por cuantos años le falta al 8M para convertirse en un macrobotellón patrocinado por empresas como el orgullo gay. Teniendo en cuenta que ya he visto porros y birras yo creo que entre 5 y 10 ¿y vosotros?

Compartir

    Artículos relacionados