10 preguntas que siempre quisiste hacer a una diseñadora

Hablamos con la diseñadora de vestuario de cine. Tatiana Hernández, premiada en el Festival de Málaga.

30 octubre 2020 ·
Compartir
tatiana-hernandez_binary

El único modo de ser irreemplazable simplemente es ser diferente. Ya lo decía Coco Chanel. Y parece que Tatiana Hernández ha tomado esa frase como un mantra en su más que dilatada trayectoria.

Saliendo de Tenerife a una temprana edad, empezó sus estudios de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid.

Pero fue el gusanillo del cine y la televisión lo que la llevó a estudiar diseño de vestuario.

Directores como Almodóvar, Isabel Coixet, Juan Carlos Fresnadillo, Javier Fesser o Daniel Sánchez Arévalo han depositado su confianza en vestir a sus personajes para llevarlos a la gran pantalla. Comedia, drama e historia se reflejan en sus diseños.

Trajes de conquistadores españoles en busca de buena fortuna en la selva Amazónica de la América del siglo XVI (Oro), uniformes de azafatos de vuelo con complejo de bailarines (Los Amantes Pasajeros) e indumentaria de esperpénticos detectives de la desastrosa agencia secreta T.I.A (La gran aventura de Mortadelo y Filemón) son algunas de las ideas que Tatiana refleja en el aspecto de personajes cuyo estilo son una extensión de ellos mismos.

A golpe de imaginación, originalidad y pasión ha construido un legado que se ha traducido en un premio Goya al mejor vestuario por Lope y, más recientemente, el premio Ricardo Franco en el Festival de Málaga, galardón destinado a solo unos pocos elegidos del mundo del cine.

Enhorabuena por el galardón.

Gracias. la verdad es que cuando me llamaron para decirme que me lo daban, fue una sorpresa. Ya solo por el nombre que tiene el propio premio, que es Ricardo Franco. Alguien que todos apreciamos su cine. Era hasta un poco de incredulidad de verme premiada. Hasta con cierta responsabilidad porque el festival se fija en tu carrera.

Los equipos con los que he trabajado, los ayudantes que he tenido, los directores y productores que han confiado en mí, mis amigos que me han soportado en mis momentos difíciles. Esto es muy vocacional, pero necesitas mucha ayuda para aguantar el tirón.

Tu currículum es excelente.

Empecé a estudiar en el 86 en la facultad de Ciencias de la Información, pero me fui yendo a otro lado (Risas). No sabía si quería hacer dirección o dirección de arte. Cualquier curso que se me presentaba, yo iba a él: Maquillaje, vestuario, construcción de decorados, etc. Quizás podría haber estudiado moda en todo su conjunto, pero mi verdadera pasión por ella me viene del cine.

¿Es lo qué te llevó a hacerte diseñadora de cine?

Al principio era como “Quiero trabajar en lo audiovisual” y luego se transformó en “Yo quiero hacer cine”. He encontrado una oportunidad a través de todo lo que he estado tocando. Me dejé llevar por las circunstancias y la intuición. No me gusta ser estricta.

¿Te has encontrado con algunos prejuicios que hayas escuchado al valorar tu trabajo?

No. Al contrario. He tenido mucha suerte al encontrarme personas que, si quizás no entendían lo que querían hacer con el vestuario, consideraban que era un factor importante a nivel de producción y dirección. Siempre he intentado aportar mi creatividad de manera colaborativa. No he encontrado frases como “vístelos como quieras”. Siempre han apreciado mi trabajo.

"No he encontrado frases como “vístelos como quieras”. Siempre han apreciado mi trabajo"

¿Tu condición de mujer te ha afectado a la hora de encontrar empleo? ¿Se te ha llegado a valorar antes por tu género que por tu talento?

Cuando yo empecé había menos mujeres en los equipos. Machismo hay en el día a día continuamente, pero no de una manera explícita en el mundo del cine en comparación con otros aspectos de la vida.


¿Te llevas amigos de la profesión?

Me llevo compañeros con los que me siento francamente unida. Cuando estoy en un proyecto, me siento muy cercana con las personas con las que trabajo. La pasión por lo que estamos haciendo crea un nexo de unión. Aunque la relación pueda ser complicada, hay ciertos vínculos que los asocio a como si hubieras vivido en una guerra. Hay momentos que se quedan en la memoria al recordar batallitas dentro del trabajo. Te unen para siempre.

Cuéntanos un poco sobre tu proceso creativo, ¿Algún hábito o manía?

Si la tengo, intento quitármela. Cada proyecto lo enfoco de una manera distinta. Hay cosas que lees y dices “no tengo ni idea”, voy a informarme de ello.

"Me gusta entrar como hoja en blanco en una película"

¿Cuál es la idea más ambiciosa a la que te has enfrentado en tu profesión?

Todos los trabajos son un reto y me gusta realizarlos lo mejor posible. Hay un gran grupo por las que me siento muy orgullosa de haber participado. Aun así, todas las películas en las que he participado me han aportado algo a nivel personal.

¿Una película clásica u obra de teatro en la que te hubiera gustado aportar tu creatividad?

Si yo hubiera podido estar en el rodaje de Dune, me hubiera encantado. Me impactó muchísimo cuando era joven.

A la hora de diseñar, ¿Te sientes más cómoda en la creación de un vestuario actual o histórico?

Para mí es el proyecto en sí. Independientemente de si es ropa de época o no. Si me gusta, creo que puedo aportar algo y supone un reto para mí, voy a por él

Compartir

    Artículos relacionados