Esa realización con tufillo de televisión local y esos actores no profesionales reclutados de entre la clientela del polígono nos han enamorado.

Este anuncio, que lleva emitiéndose varios años en las mañanas de las cadenas nacionales. Es posiblemente el peor de la televisión en España de todos los tiempos. Todos los componentes de la pieza publicitaria dan vergüenza ajena. Desde el grafismo hasta la repetición ridícula de la marca por no hablar de las personas que parecen en el. O el fondo de Croma. Pero vallamos por partes vamos a analizar uno a uno a los participantes en este despropósito.

En primer lugar nos encontramos a un chico derruido por el extrarradio y la contaminación de los polígonos del sur de Madrid.

Plancha la camiseta al estilo Pablo Iglesias. con una perilla que apesta a nicotina desde aquí. Y que decir de su colgante que parece de una feria Feria Medieval del año 2000.

Sin duda, aun no hemos llegado a lo mejor del anuncio. Si es esto, esta dramatización de un padre con su hijo fingiendo ser vendedor y comprador. Ese señor mayor, que se encuentra en paro y que han reclutado en un bar para que haga un anuncio.

Con marca del sol en la manga y su hijo con una camiseta de tirantes que se agoto en Modas Mari en 2004 que incluye tetillas marcadas y barriga.

En el momento en que te das cuenta que tienes que cambiar de canal urgentemente aparecen estos tres. Con un derroche de presupuesto. Un señor que tiene aspecto de autónomo renegado con un polo, repito un polo de la empresa es el único vestuario que ha aportado la marca a este anuncio. No como estas dos chicas que acaban de venir del viña y no se les ocurrió otra mejor idea que consumir estupefacientes antes de grabar.

Obviamente la campaña esta claramente orientada al target de la empresa gente en bancarrota que necesita vender lo poco que tiene para poder seguir viviendo. Anuncio desesperado busca a personas desesperadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*