Las drogas psicodélicas como terapia psicológica

Hombre de 40 años casado, con un hijo y ejecutivo en una multinacional. Goldsmith en plena crisis existencial, probó las drogas psicodélicas y su vida dio un giro de 360 grados.

19 mayo 2018 ·
Compartir
binary-lsd

Gracias a estas sustancias pudo extrapolar y observar desde fuera las decisiones erróneas que había tomado a lo largo de su vida. Como casarse con su mujer o dedicar su carrera a ser esclavo del corporativismo empresarial. Fueron las malas experiencias con las drogas las que le ayudaron a tomar la decisión de romper con todo y centrarse exclusivamente en la psicología clínica, ya que un “mal viaje” es en realidad, el viaje más importante. Es el que te enfrenta a tus “zonas erróneas”, obligándote a reflexionar sobre ellas.

Goldsmith recibe a sus clientes en la clínica justo el día después de haber consumido alguna sustancia psicodélica. Puesto que los beneficios terapéuticos no se obtienen mientras que se está afectado por la droga. Si no cuando uno está preparado para interiorizar la experiencia y aplicar todo lo aprendido a su vida diaria.

Después de conocer este caso. Me puse a investigar sobre por qué las sustancias psicodélicas actúan de esta forma cuando son ingeridas por personas con trastornos psicológicos.

Con el LSD por ejemplo, los pacientes mostraban una mayor actividad cerebral en las zonas responsables de las memorias positivas. Y disminuían la actividad cerebral en las zonas responsables de las memorias negativas.

Demostrando así que el LSD reduce la ansiedad y mejora la productividad. Algo similar ocurre con la psilocibina, que es la sustancia psicodélica que contienen los hongos alucinógenos. Existen tres estudios basados en los diferentes efectos terapéuticos de esta sustancia:

El primer estudio, llevado a cabo en el 2010 por la Universidad de Chicago. Confirma los efectos positivos en pacientes con ansiedad por padecer una enfermada terminal y sobre las adicciones que tienen relación directa con la depresión, como es el caso del alcoholismo.

El segundo estudio, publicado en 2015 en el Journal of Psychopharmacology. Dice que esta sustancia repara las células cerebrales. Contribuyendo así positivamente frente a los problemas de estrés postraumático y depresión.

Por último, el estudio más reciente, realizado por por la University College de Londres en 2014, Ha llegado a la conclusión de que pequeñas cantidades de psilocibinadrogas son suficientes para tratar la depresión de una forma gradual y controlada.

Las sustancias psicoactivas se utilizan como herramientas para acceder al subconsciente. Sobre todo a los rincones de nuestro cerebro donde se encuentra todo lo que reprimimos y negamos sobre nuestro propio ser. Así se permite el acceso al inconsciente de una forma más rápida que con las terapias psicológicascon drogas. Ya que la persona tiene relación directa con sus recuerdos y emociones.

Podemos decir que la psicoterapia es el fundamento y la sustancia psicodélica es el componente detonante.

Por último, es importante saber que el mal viaje, al cual todos tenemos tanto miedo, Es en realidad el proceso por el cual pasa el paciente para poder abrir las puertas que le llevarán a revivir ciertas vivencias para las cuales drogas, aún no estaba preparado. En ese momento, el paciente entra en un estado de pánico y ansiedad. Ya que puede estar reviviendo un trauma que el propio cerebro había bloqueado y que no recordaba. Una vez terminado el viaje, deberá enfrentarse a dicho trauma.

Claudio Naranjo dijo que “el mal emocional proviene de reprimir nuestro fondo animal”. Es importante reconciliarse con tu yo interior, para recuperar la salud mental. Y no convertirnos en  una máquina con inteligencia artificial.

Compartir

    Artículos relacionados