La Guía Binary para podar marihuana

Una de las claves para que tu planta crezca sin dificultades es la poda. Os traemos unos consejos para el gran paso desconocido de plantar marihuana.

12 enero 2021 ·
Compartir
podar-marihuana_binary

Tener una planta de marihuana implica cuidar al máximo todos los detalles para que esta crezca sin dificultades. Una de las claves de este proceso de crecimiento es la poda, donde existen varios tipos de procedimientos. En este artículo se explicará cómo podar la marihuana de manera correcta.

Con la poda, compensamos el nivel de energía que la planta destina a cada uno de sus recursos. Por un lado, están las hojas, indispensable para la toma de nutrientes y luz y por otra sus frutos, los cogollos. En este proceso, se debe eliminar las hojas de la planta para que esta no tenga que derrochar energía.

Podar la marihuana ayudará a la planta a compensar la energía

Así se garantiza que la parte central tenga más energía para crecer más y aumente el tamaño de la planta, así como sus cogollos. También se ayudará a que la luz penetre en otras zonas de la planta donde antes no llegaba y favorecerá partes que se encontraban en zonas oscuras.

Extraer hojas de la marihuana no es tan sencillo como pueda sonar, es todo un trabajo minucioso para despejar ciertas zonas. Se recomienda servirse de unas tijeras para apurar el corte de cada rama hasta el final. Hay varias tipologías de podar marihuana que ampliaremos a continuación: poda apical, FIM, Lollypopping y LST.

La poda apical consiste en cortar la punta central de la marihuana, así se obtiene una bifurcación en el centro del tronco para que la planta forme una ‘Y’. Esto favorece el crecimiento de las ramas laterales, pues evitamos el crecimiento vertical. Este tipo será ideal si se busca una planta de baja estatura.

La tipología de poda FIM o Fimming es bastante similar a la poda apical, pues se debe cortar también el brote superior. La diferencia es que, en vez de extraer el brote entero, cortaremos el 80% del mismo. De esta forma, se deja una parte del brote y no la cortaremos entero para bifurcación.

Con este procedimiento, la marihuana puede obtener de 4 a 6 brotes nuevos principales en la parte superior de la punta. Es la forma más fácil de aumentar la producción de la planta con una sencilla incisión. Es muy útil para la producción de esquejes, para conseguir una madre nueva.

En los dos casos anteriores hemos visto ejemplos de poda de ramas superiores, ahora vamos a las inferiores. Lollipopping no es otra cosa que podar las ramas bajas de la marihuana. No se debe cortar el brote central, sino intentar concentrar la producción en esta parte central. Se tienen que cortar las ramas de la parte lateral, con el objetivo que la luz penetre y priorizar los cogollos de mayor calidad, que se encuentran en las zonas superiores.

Cuatro tipos de poda dependiendo de los cogollos que se quieren priorizar

La poda LST, Low Stress Training, es una forma de podar la marihuana orientando el crecimiento a través de guías. El objetivo es llevar la luz a las zonas que queremos optimizar. Se dobla las ramas de la planta utilizando cordeles. 

Así se aumenta el crecimiento de las ramas secundarias y aumenta su exposición a la luz. Esto aumentará el tamaño de los cogollos de las partes bajas de la planta. Al decantar la planta hacia un lado, pasará más desapercibida, pero ocupará más espacio horizontal.

Dependiendo de la superficie, del espacio, de la variedad de planta, del tipo de cultivo y, sobre todo, de qué cogollos se quieran priorizar; escogeremos uno u otro tipo de poda para cuidar la planta. Estas son las cuatro opciones más utilizadas de poda de marihuana, cada una con un objetivo diferente.

Compartir

Topic ·

artículos

    Artículos relacionados