La última novela de Perra de Satán es la hostia

Soy un yonki de Instagram. Y tú también lo eres. De hecho, es bastante probable que hayas llegado hasta aquí a través de esa...

11 mayo 2018 ·
Compartir
binary-perra-de-satan

Soy un yonki de Instagram. Y tú también lo eres. De hecho, es bastante probable que hayas llegado hasta aquí a través de esa hipnótica red social.

Casi sin quererlo, nos hemos enganchado al ingrato ejercicio de contemplar las representaciones de peña. Por lo general, aburrida y narcisista: influencers españoles, qué sopor.

“Si no te gustan, ¿por qué los sigues?” Pues no lo sé, la droga, que es mu mala, y hace que mi alma cada día sea más perezosa… Entonces me topo con las historias de @queridoantonio o @perradesatan y me digo: “vale, esta gente sí”. Porque, a diferencia de la mayoría, crean contenidos originales en un formato -el de Instagram- con serias limitaciones discursivas. Tienen gracia, destilan inteligencia y poseen algo parecido a un mundo propio.

El caso de @perradesatán es curioso. Ella viene del mundo de los fanzines, empezó en una cosa llamada fotolog y posteriormente adquirió bastante fama en Twitter. Ese ruinoso cortijo digital de periodistas, políticos y gente que sale en la sexta. Además, Perra ha colaborado en mogollón de revistas culturales y está terminando un doctorado (flipa).

Ahora acaba de sacar “¡Es un Escándalo!”, su segundo libro editado por Versatil Humor y con ilustraciones de Ana Belén Rivero. A diferencia de los libros de youtubers, esto sí es un libro de verdad.

La historia comienza en una boda en la que nuestra protagonista se enfrenta a su pasado. Desde una posición que báscula entre el elitismo intelectual bien llevado y una ironía muy punk con (des)aires costumbristas:

“Me habían sentado en la mesa con tres chicas que estudiaron conmigo -pero que ni siquiera eran mis amigas en Facebook- y sus correspondientes maridos. Todos con un pinta de dedicar el domingo a jugar la partida… horrible, horrible (…). Y Como tenía la lengua un poco suelta después del número indefinido de copas que había tomado le dije al novio que me había extrañado muchísimo haber recibido su invitación. Y le confesé que en realidad había venido porque el hotel era gratis, pero que ahora me alegraba un montón por ellos”.

Este es el tono. Perra de Satán es una niña mala, honesta y espabiladísima. También es una tía que, a través de sus relaciones sentimentales, especialmente en follinder, cuestiona mordazmente anticuados patrones de conducta instalados en el imaginario social por la tozuda industria del showbusiness y la publicidad; se podría decir que es una versión “muy española y mucho española” (que diría Mariano) de Lena Dunham. O, más bien, Lena Drunham es una versión postiza, hípster (si todavía existe eso) de Perra de satán, escritora mucho más auténtica y corrosiva.

Al ser una novela con partes autobiográficas, algunos pasajes como el de la boda fueron retransmitidos vía Instagram, lo que confiera a la obra una narrativa crossmedia.

Que, imagino, interesará tanto a fans de la influencer como a pedantes profesores de comunicación por tratarse de una propuesta formalmente vanguardista.

“¡Es un escándalo!” es una novela audaz que aborda el tema de la superación personal, de cómo ser la puta ama cuando estás en la mierda y no permitir que te vacile ni Dios, literalmente. También habla del empoderamiento femenino sin aspavientos y es, sin duda, un hermoso canto a la familia elegida: los amigos. Léela, el estilo de Perra de Satán es la hostia.

Compartir

Topic ·

Twitter

    Artículos relacionados