Zootropolis: feminismo & critica social. La película Disney para ver esta cuarentena

Tras un mes confinados, en muchos casos con nuestras familias, y un catalogo de Netflix más que visto, va siendo hora de explorar nuevas...

18 abril 2020 ·
Compartir
zootropolis_binary

Tras un mes confinados, en muchos casos con nuestras familias, y un catalogo de Netflix más que visto, va siendo hora de explorar nuevas plataformas.

Por ello, para todos aquellos que dispongáis de Disney+ y queráis ver algo más que míticas películas de la infancia, os presento la siguiente película. Zootropolis

La primera escena nos presenta ya lo que constituye los cimientos de la película. Las cicatrices de una sociedad antigua que se dividía en depredadores (crueles) y presas (dóciles) y nuestra protagonista, una conejita que sueña con ser policía en la gran ciudad (y no sabe cuando rendirse) y el lema de que cualquiera puede ser lo que quiera.

¨Pueblerina lista y de grandes ideales piensa en irse a la Gran Ciudad donde depredadores y presas viven en armonía y cantan Hakuna Matata¨

Con esa base lista, Zootropólis nos adentra en una sociedad no tan distinta a la nuestra.

Roles y crítica social. Una conejita boba. Un zorro astuto. Un búfalo como jefe de policía. El alcalde , un león.

¿ La teniente de alcalde?  (con objetivos de secretaria), una ovejita con gafas de pasta y mucha mucha paciencia.

Hamsters en traje y corbata saliendo de la oficina. Y una cabra peluda y olorosa, recepcionista de un club naturalista.

¨Nunca les dejes ver que te hacen daño¨

Estos animales no solo escenifican nuestras vidas, si no que hacen guiños a los problemas a los que nos enfrentamos a diario.

¨Se llama chanchullo, querida¨

¿Todos los conejos conducen así de mal o es cosa tuya?

Lanzas como una conejita.

No eres más que una conejita boba cultivadora de zanahorias.

Codazos, de los que dejan hasta moratones, al feminismo. Para ser un largometraje animado, está bastante bien. Es sutil y encaja bien en la película, estoy cansada de ver verdaderas manualidades para conseguir encajar un discurso feminista en un guion que ya hacía aguas.

¨Si nadie lo ha hecho antes, tendré que ser la primera¨ No solo feminismo, si no otra referencia al eterno debate sobre el humor.

¨Solo podemos llamarnos cuquis entre conejos¨- decía Hopps en la película. Y es que el humor a un colectivo oprimido desde otro superior, solo refuerza estereotipos. Mientras que las bromas entre ellos, en el contexto adecuado, son solo humor.

Más, más, más..

Discriminación biológica a los depredadores por su ADN. Discriminación social, con carteles en heladerías donde se reservan el derecho a denegar el servicio a cualquier cliente.

Discriminación laboral (y de género) al delegar a la conejita nueva con un curriculum brillante,  primera de su clase, a poner multas cuando tienen un caso importante que cerrar. La doble moral, donde en una ciudad en la que cada uno puede ser lo que quiera, es un escándalo ver animales desnudos.

¿No es brillante todo lo que se puede ilustrar en una sociedad de animalitos?

¨Hay mamíferos que dicen que la vida naturista es rara, aunque sabes lo que se me hace raro a mí, los animales con ropa.¨

Para ser una película para niños, me parece ingenioso que en la trama se desarrolle un caso policial  que incluya hasta mafia italiana. Además de persecuciones, acción, crítica social y la evidente tensión sexual entre los personajes. Desde luego que está película no está lo suficientemente valorada.

Quizá lo mejor de todo es que podéis verla con grandes y pequeños, ya que cada uno apreciaréis diferentes matices y detalles. Con un mensaje positivo y esperanzador es sin duda uno de los imprescindibles durante el confinamiento y es que ¨no podemos dejar que el miedo nos divida¨. Entonces qué, ¿ Prefieres con o sin palomitas?

Compartir

Topic ·

disney

    Artículos relacionados