Las pelis que tienes que ver para dejar de consumir cine de mierda, de una vez

¿No estás cansado de hacer zapping por Netflix y no ver nada?

20 diciembre 2018 ·
Compartir
binary-suspiria

La cual también fue muy aclamada durante el festival de Venecia alzándose con el León de Oro. Un mes después el festival de Sitges se inauguraba con Suspiria, la última película del director Luca Guadagnino. Ambas no comparten nada la única con la otra, mas que suponen dos de las mejores películas de este 2018.

Empecemos con Roma. Una vez más, Cuarón vuelve a sorprendernos con su estilo inclasificable que le permite saltar de una gran producción a una película intimista. Pelis autobiográficas y en blanco y negro que se aleja completamente del cine más convencional. Roma no es más que una carta de amor a su infancia, a él mismo. Nos regala su nostalgia y sus recuerdos volviéndolos inmortales.

Con la misma delicadeza con la que nos narra este retrato hiper-realista. la cámara a través de unos desplazamientos cargados de delicadeza. Muestra los espacios, objetos desde una mirada poética que consigue exaltar la belleza del más mínimo detalle.El tiempo en Roma fluye de una forma lenta y pausada. Centrándose en mostrarnos la cotidianidad y la rutina de su alrededor, de su familia, de su niñez.

Roma no es más que una carta de amor a su infancia, a él mismo. Nos regala su nostalgia y sus recuerdos volviéndolos inmortales.

Aún así, pese a todo el amor con el que está realizado este film, Roma es de todo menos de una película cargada de mensajes positivos. En cierto punto de la trama, Cuarón aprovecha el desarrollo de la historia para hablar de la situación en su país natal en esta época. Los cambios que se produjeron en este, y como los vivió toda la población.

Por desgracia, está película está destinada a proyectarse en cinco cines en España. En las ciudades de Barcelona, Madrid y Málaga durante muy poco tiempo. Posteriormente se estrenará en la plataforma de Netflix el día 14 de diciembre. No creo que esta sea la clase de película que se pueda disfrutar en una pantalla pequeña. Su gran trabajo visual, sus imágenes piden disfrutarla en una gran sala pelis.

Cuarón aprovecha el desarrollo de la historia para hablar de la situación en su país natal en esta época. los cambios que se produjeron en este, y como los vivió toda la población.

Pero bueno, fuera del drama.Roma es una película que se vea donde se vea te toca el corazón de pleno. Emotiva, intimista y emocionante durante toda su duración.

Por otro lado tenemos al esperado remake de Suspiria Darío Argento. Esta vez dirigida por el director de Call me by your name, Luca Guadagnino. Evidentemente me pasa similar que con David Robert Mitchell y su Under the silver lake. Cuando vienes de un gran 21éxito es muy difícil igualarlo. Guadagnino en este caso casi consigue alcanzar a su anterior película.

El film adquiere una gran importancia cuando comienzas a observar que el director ha decidido romper. completamente con casi todas las características visuales o atmosféricas de la original volviendo la película una re-interpretación más que un remake en sí.

El apoyo de una banda sonar del magnífico Thom Yorke, la perfección visual aportada por los departamentos de fotografía y especialmente arte salvan una trama conflictiva

Pese a mantener el punto de partida, una estudiante de danza se muda a Berlín para estudiar en una de las mejores escuelas de baile. Visualmente desaparecerán todos esos colores vivos y potentes que caracterizan la original. Son borrados bajo la mirada de Sayombhu Mukdeeprom director de fotografía del film. el cual decide centrarse en una paleta basada en los colores pelis.

Pese a que los primeros minutos de la trama parecen interesantes, Guadagnino termina intentando introducir tantos elementos y generar semejante conflicto que termina perdiéndose dentro de tanto drama.

Convierte Suspira en una película que en ocasiones parece hacerse pasar por emporedada y éticamente correcta. Cuando al final esta idea se desmonta al volver absurdas las reflexiones alrededor de este tema. La visión que aporta sobre esta cuestión se vuelve radical y frívola. Parece buscar más el drama que el mensaje. De todos modos el apoyo de una banda sonar del magnífio Thom Yorke, la perfección visual aportada por los departamentos de fotografía y especialmente arte. Hacen que suspira sea una experiencia única que, pese a los vaivenes de su guión te consigue atrapar pelis.

Compartir

Topic ·

Netflix

    Artículos relacionados