Emma: Pelis recomendadas para la cuarentena (vol.1)

Recomendación de cuarentena: La última adaptación de la novela de Jane Austen está disponible en iTunes, Youtube, Amazon Prime y Google Play. Emma Woodhouse...

26 abril 2020 ·
Compartir
peliculas_1_binary

Recomendación de cuarentena: La última adaptación de la novela de Jane Austen está disponible en iTunes, Youtube, Amazon Prime y Google Play.

Emma Woodhouse – descrita por la autora como “una chica guapa, lista y rica” – tiene como hobby hacer de celestina entre sus conocidos. Sus buenas intenciones a la hora de forjar parejas en la ficticia localidad de Highbury no son siempre bien recibidas entre la población local, que en momentos la encuentran odiosa y manipuladora.

“Quiero crear un personaje que no le va a caer bien a nadie salvo a mí”, se cree aclamó Austen poco antes de publicar su última novela. Esta especie de antihéroe o anti-heroína en realidad nos encanta a la audiencia - véase la popularidad de personajes como los atracadores de La Casa de Papel o, más recientemente, el hilarante Tiger King. En Emma, es interpretada por Anya Taylor-Joy, una joven promesa cinematográfica de padre argentino y madre de descendencia española.

Emma tiene un gran reparto, donde cabe destacar las divertidísimas actuaciones de Josh O’Conner (el granjero gay en God’s Own Country) y el mítico Bill Nighy. Es una auténtica delicia, casi inverosímil, ver a Nighy haciendo básicamente de sí mismo en medio de un set georgiano. Resulta imposible no soltar una inocente carcajada cada vez que sale en escena.

Es la última película que ha hecho reír a la mismísima Anna Wintour.

La película funciona muy bien como comedia. Presenta el humor británico que tanto conocemos de una forma quizás más tosca, aún manteniendo su característico ingenio. Un ejemplo que me hizo atragantarme con el café fue cuando Emma le reclama a su querida amiga Harriet Smith que debe ser ella la mejor jueza de su propia felicidad y decidir si quiere o no aceptar la pedida de mano de un poco acomodado Señor Martin. “Estoy bastante segura y realmente casi he decidido que puede que rechace esta oferta” dice Mia Goth, quien interpreta a Harriet. Su delicada certeza rompe los esquemas de las tradicionales adaptaciones cinematográficas de la época georgiana.

Así, Emma es la última película que ha hecho reír a la mismísima Anna Wintour, lo cuál nos lleva a discutir otro de sus puntos fuertes: el vestuario. Una sucesión de colores pastel representados en opulentas faldas y gorros que no vestiría hoy en día ni tu tía la que tiene seis gatos y se pasa el día tejiendo bufandas para la familia. Amarillo canario, verde pomona, blanco marfil… los colores son protagonistas en una película que busca emular la atmósfera de una pâttisserie parisina.

En este sentido, Emma nos recuerda a otra reciente obra que también cautiva a la audiencia con un ejemplar uso de la vestimenta: Mujercitas, de Greta Gerwig. Ambas representan una moderna ola de recreación de clásicos con más luz y guiones mucho más libres. Una ola que presenta historias ya conocidas desde una nueva perspectiva. Las dos películas están dirigidas por mujeres, reclamando agencia como narradoras de imperantes crónicas protagonizadas por ellas mismas. Una gran noticia para la industria, que muestra además interés en la complejidad de personajes femeninos más profundos que las habituales “chicas Bond”. Eso sí que es romper prejuicios.

No tardamos ni diez minutos en ver el trasero del músico Johnny Flynn en todo su esplendor.

En el caso de Emma la directora es Autumn de Wilde, fotógrafa de profesión conocida por dirigir el videoclip de Big God protagonizado por Florence Welch (un auténtico personaje georgiano del siglo XXI). En la que es su primera película, de Wilde dice tener como inspiración los icónicos estilos de Oscar Wilde y el Oso Paddington. También confiesa haber sido influida por las películas de Merchant Ivory Productions, en particular la eterna Una habitación con vistas y su famoso desnudo masculino en el charco. De hecho, en Emma no tardamos ni diez minutos en ver el trasero del músico Johnny Flynn en todo su esplendor.

En cualquier caso, no es el culo de Flynn la razón por la cual debemos aplaudir el trabajo de de Wilde en Emma. Es por la justicia con la que la directora trata el trabajo original de Austen. Mientras otras adaptaciones buscan recrear la vida georgiana que la escritora retrata en sus novelas, Emma pretende ridiculizarla de forma honesta y sin complejos. Dejando muchas veces de lado cualquier rastro de sutileza. Y esto mismo hacía Austen en el siglo XIX. Sus escritos fueron tan populares como escandalosos cuando los publicaron por primera vez en una Inglaterra demasiado obsesionada con sus anacrónicas costumbres y normas sociales.

Es por esto por lo que Emma triunfa en su labor de llevar la novela a la gran pantalla. Se convierte así no solo en una excelente adaptación sino también en una garantía de que te lo pasarás genial al verla.

Compartir

Topic ·

comedia

    Artículos relacionados