Cuando nadie nos ve: el nuevo proyecto de Jesse Jalonen

El festival internacional de cine de Filmadrid de este año llega a su fin. Y de esta misma forma, las propuestas artísticas que traía al frente. Nos centramos en profundizar en el proyecto de Jesse Jalonen "Nobody Meets Your Eyes"

20 junio 2022 ·
Compartir
jessejalonen_binary

Desde Helsinki, el cineasta Jesse Jalonen presenta su proyecto de graduación, además de última creación audiovisual. La docuficción Nobody Meets Your Eyes (Kukaan ei katso sinua silmiin, 2022). Con resonancias a la vigilancia masiva de Orwell, junto a la reafirmación identitaria que pasa a través de la tecnología en Black Mirror (3x01), introduce al espectador en la vida de algunos de sus personajes. Que sufren una enfermedad denominada LLPS (Louis Le Prince Syndrome). Esta hace que las personas que la padecen no puedan ser vistas o escuchadas, a no ser que se las grabe con un dispositivo audiovisual como una cámara o un micrófono.

Con resonancias a la vigilancia masiva de Orwell, junto a la reafirmación identitaria, Jalonen introduce al espectador en la vida de personajes que son invisibles sin medios tecnológicos.

Jalonen introduce al espectador en la vida de personajes que son invisibles sin medios tecnológicos

Según se enlazan las historias de Tuomas (Arttu Timlin), padre soltero cuya hija es la única persona que logra verlo naturalmente, y la de Ninni (Ida-Maria Olva) una joven que rompe la barrera de internet para conocer por fin personalmente al chico con el que ha estado hablando a través de las redes, el director alterna sus relatos con metrajes de calle -rodados anteriormente al filme-, y testimonios de ‘los invisibles’.

Este puente de comunicación creado por cámaras y pantallas refuerza la elección de los encuadres en cada plano. Donde el equipo de rodaje adquiere un matiz cotidiano, que no busca crear armonía y que juega constantemente con distintos puntos de vista -como en los planos generales. Donde el sujeto del plano aparece descentrado hacia un lado (min. 4:43)-. O dignificar los acontecimientos -las confesiones a cámara en primerísimo plano (min. 55:29), como la vida en casa con sutiles contrapicados (min. 33:34) y la colocación de cámara de forma angular -min. 38:06-.

Estrenado en el IFFR Festival de Rotterdam, y consecuentemente en Suomalaisen elokuvan festivaali, de Turquia, la pieza del islandés ha supuesto un reto para sus espectadores. Ya que remueve la realidad de cómo se relaciona el ser humano.

La pieza del islandés ha supuesto un reto para sus espectadores. Ya que remueve la realidad de cómo se relaciona el ser humano.

Como en Avatar (2009), el viaje ambivalente entre mundos en cuestión de pixeles. El poder de la distopia y de la ciencia ficción, dan lugar a la reflexión sobre lo que se entiende por soledad, visibilidad y percepción de lo real y de la propia existencia.

Acompañado a propósito por una baja calidad de imagen. A menudo saturada y borrosa. Ayuda a enfocar no solo a los LLPS, sino a aquellas personas que también son invisibles en el día a día. Desde trabajadores en oficios humildes a personas anónimas de la calle. En sus 88 minutos de duración, Jalonen se sirve de un mundo hipotético para adentrarse en la deconstrucción de qué significa sentirse solo en una realidad en la que, antes de ser mirado a la cara, los ojos del otro pasan por una pantalla.

Compartir

    Artículos relacionados