'Vértigo': la precuela de Rigoberta Bandini

Rigoberta reedita 'Vértigo' con Penguin Random House su debut como escritora: una novela sobre la transición a la treintena

17 mayo 2022 ·
Compartir
vertigo_rigoberta_bandini_binary

Rigoberta Bandini siempre habla de su arte, dejando claro que su proyecto es multidisciplinar y abarca más allá de sus canciones. Prueba de ello es la publicación de un libro que ella misma describe como 'el retrato de una transición vital, de un momento en el que necesité saltar al vacío, como si mi cuerpo supiera la magnitud del cambio que me esperaba al otro lado'. La obra es una reedición de una pieza autopublicada en 2019. Tres años más tarde, es Penguin Random House -en colaboración con Verso&Cuento y Aguilar Libros- quien la coloca en librerías de todo el país.

Desde la primera versión de este libro hasta su última reedición han pasado tres años llenos de éxitos para la autora. Todos estos logros posiblemente hayan cambiado de lleno la vida de Rigoberta Bandini. La tesis del texto, es, precisamente, la búsqueda de una vida nueva durante el duelo por una ruptura sentimental. Probablemente haya alcanzado los cambios que anhela en el libro que escribió aún siendo Paula Ribó.

'Vértigo' es un cuaderno repleto de sus propios pensamientos. Se trata de una convivencia entre un diario y una novela epistolar. La mayoría de cartas son hacia sí misma, de una forma u otra, y completan el diario de un noviembre de 2018 triste pero trascendental. Paula plantea sus dudas, sus inseguridades, sus defectos y sus anécdotas en una narrativa poética que logra mantener la intimidad de un diario personal. En algunas de las entradas se transmite la sensación de estarle hurtando parte de su privacidad.

La forma en la que está escrito encaja perfectamente en lo que se espera de la artista: una autoficción cargada de simbolismo. Son 91 páginas colmadas de sus metáforas, símiles y demás figuras literarias: algunas interesantes, otras un poco sobadas. La cantidad desbordante de recursos es parte del estilo que la define, tal y como dice en el propio libro: 'Como me gustan las metáforas. Me abrazo a ellas porque son un lugar cómodo para vivir'. Sí hay una detalle metafórico que me parece especialmente bien logrado que es la carta a su propia bilis, a la que describe con el verde fluorescente que protagoniza la edición. Este vómito literal con el que habla se escenifica en las páginas de este color, que están escritas como si salieran de lo más profundo de su estómago.

En mi opinión este libro opera como una precuela de todo el universo Bandini. Le da contexto a muchas de sus canciones, descubrimos que algunos versos están rescatados de este cuaderno y cuenta un poco más de la protagonista de ese mundo. Es innegable que su público objetivo son los fans de Rigoberta Bandini, y supongo que a cualquier seguidor incondicional de la cantante lo va a disfrutar. A mí, personalmente, que no soy una fanática de la performance de Rigoberta, me resulta en ocasiones pretencioso y poco original. No creo llegar a ver esa transición vital una vez termino de leerlo, aunque sí veo su discurso.

La edición me parece muy trabajada y detallada. Todos los pormenores tienen un porqué; y el estilo entre diario y fanzine encaja muy bien con el texto. 'Vértigo' funciona como la colonia de Bustamante: el empaquetado es vistoso y huele bien, pero no tendría sentido si no fuera de Bustamante.

Compartir

    Artículos relacionados