Lorca vs Miguel Hernández. El Beef tapado de la literatura moderna

La relación entre el ilustre Federico García Lorca y Miguel Hernández no ha sido tan respetuosa y concorde como siempre nos la han mostrado...

23 abril 2020 ·
Compartir
beef_binary

La relación entre el ilustre Federico García Lorca y Miguel Hernández no ha sido tan respetuosa y concorde como siempre nos la han mostrado

Antes de comenzar he de advertirte que, si no conoces a estos dos autores, te obligo a que abras cualesquiera de sus poemarios, porque son el mejor libro de historia que puedes encontrar sobre finales del siglo XIX y principios del XX: La casa de Bernarda Alba, Nana de la cebolla, …Seguro que te suenan.

Pues bien, tal y como se puede observar en sus creaciones, ambos muestran dos estilos que, a su vez, responden a dos clases sociales distintas. El autor granadino podría considerarse afortunado para el contexto en el que se ubica: un país que, tras el desastre de 1898, vive uno de los momentos más truculentos. Siendo su padre un terrateniente consolidado y su madre maestra de profesión, las dotes musicales y artísticas rodearon al autor desde bien pequeño. Tal y como se recalca en Mi pueblo, «Mi infancia es aprender letras y música con mi madre, ser un niño rico en el pueblo, un mandón».

Por otro lado, tenemos a Miguel Hernández, procedente del pueblo de Orihuela, con un aire rústico, rural y pobre; nada más lejos de las imágenes que se mostrarían posteriormente en el documental de Las Hurdes, tierra sin pan, de Luis Buñuel. Él luchaba contra la gente de la hierba mala, para que no pudiera tocar nunca más a los dueños del hambre, el sudor y el hacha. Visto así, parece evidente que el pastor de cabras chocaría con el señorito andaluz.

La calidad de los versos de Hernández en seguida fue percibida por otros nombres tan célebres como Pablo Neruda, el cual admiraba incansablemente esa aura rústica y combatiente ante los hechos que acontecían al país. Sin embargo, el poeta chileno advirtió que no contara con el favor de Federico, debido a que despreciaba todo lo que desprendiera aires de vulgaridad.

Casi todos procedían de clase burguesa, tenían medios, estaban adulados

Lo que bien podría solucionarse con un gusto estético o formal por la poesía de Miguel, todo iba más allá, como Rafel Alberti clarificó a raíz de los diversos encuentros que se produjeron entre ambos: «olía a oveja y calzón de pana» - decía Lorca-. Y su rechazo no era algo baladí, ya que, según el estudioso José Luis Ferris, el poeta granadino pedía reiteradamente que no le dejaran pasar donde él acudía.

Debido al carácter y la bondad de Miguel, no se tiene registrada ni una crítica ni una palabra altisonante contra Federico, sino al contrario, siempre sintió admiración ciega por él. Parece que el oriolano sabía dónde se encontraba, de dónde provenía y a quién tenía delante, como bien quedó reflejado en palabras de Bonifacio Méndez: «casi todos procedían de clase burguesa, tenían medios, estaban adulados (…)».

No obstante, a pesar de las dificultades de clase, Miguel obtuvo grandes éxitos, debido a que la fuerza de sus versos era mayor que cualquier posición social: se fue al frente a luchar, al contrario que cualquier intelectual de su época; fue director de La Barraca tras el asesinato de Lorca; y fue hermano de Vicente Aleixandre, ganador del Premio Nobel de Literatura. Sea como fuere, las rencillas que pudieran existir entre ambos no son excusa para evidenciar el importante papel que tuvieron en la literatura castellana, así que, ¿a qué esperas? ¡Devora sus libros!

Bibliografía

Ydáñez, Santiago & Carcasés, J.M. (2018): Curiosidades de Miguel Hernández: textos e imágenes para un aniversario. Diputación provincial de Jaén. Instituto de Estudios Giennenses.

Ferris, José Luis (2016): Pasiones, Cárcel y muerte de un poeta. Fundación José Manuel Lara. Sevilla.

Compartir

    Artículos relacionados