El libro que deberías leer según tu signo del zodiaco

Esta es nuestra recomendación literaria según tu signo. Para ti, o para quien tú quieras.

5 enero 2022 ·
Compartir
libros_binary

Si el año 2020 fue un año de cambios, el 2021 ha sido un año de adaptación. Volver a vernos, volver a besarnos y volver a encontrarse con tantos. Volver a aprender a vivir en unas circunstancias que para muchos de nosotros no son ni parecidas a las de antes de la pandemia. Estas Navidades, que parecía que se iban a acercar más a las de la vieja normalidad, se han visto eclipsadas por una sexta ola que nos ha aislado de nuevo. Así que, como decía André Maurois 'un libro es una regalo estupendo porque muchas personas leen para no tener que pensar'. Aquí te hacemos una selección de inspiración astral para ti, o para quien tú quieras.

ARIES: Simón, Miqui Otero.

No solo es un signo de fuego, sino también es el primer signo del zodiaco. En el libro 'Simón' de Miqui Otero vemos un personaje que, al igual que este signo, representa el inicio de algo. Simón trata de la historia de un Ícaro de nuestro tiempo.

Esta novela retrata la vida de un joven que crece en un bar de barrio barcelonés. La obsesión de este niño con los libros de caballerías le convierten en un pequeño Quijote de nuestros tiempos. Un chaval que vive a través de las novelas que le compra su primo. Rico, además de primo, es su guía. Un maestro para él, que desaparece dejándole deambulando entre la nostalgia y la ilusión.

Un relato envuelto por la ambición pero también de la melancolía. Barcelona retrata la vida de alguien, que al igual que los aries, se ilusionan y arriesgan demasiado. Simón evoluciona a lo largo de esta historia, como lo hacen su ciudad, la sociedad, la política... Yendo ambas historias de la mano y necesitándose la una a la otra.

TAURO: Mi año de descanso y relajación, Ottessa Moshfegh.

El sol lleva a las personas Tauro a ser personas fijas y seguras amantes de la estabilidad. Pese a tener una apariencia dura y terca, la inestabilidad de sus emociones les puede llevar a sufrir mucho. Algo parecido le sucede a la protagonista de 'Mi año de descanso y relajación'. Una historia bonita, enternecedora y tremendamente existencialista.

'Me voy a tomar un tiempo libre. Voy a dormir un año.' recita una burguesa sin nombre de 26 años. Esta mujer se siente atrapada por un trabajo absurdo, el duelo por la muerte de sus padres y relaciones sociales que no sabe adónde van. Esta hibernación transcurre en el Nueva York pre 11-S, recién entrado el nuevo milenio. Allí, la mujer comparte protagonismo con la pizza, la comida china, los VHS y una amiga, que no se imaginan el drama que las asolará.

GÉMINIS: Mamá para cenar, Shalom Auslander.

«Cuidado con Shalom Auslander: te hará reír hasta que se te rompa el corazón.» THE NEW YORK TIMES

Al igual que 'Mamá para comer', los Géminis son personas ingeniosas y muy comunicativas. Esta delirante historia comienza con una madre susurrando 'comedme' en su lecho de muerte. El resto de integrantes de esta familia americano-canibal se sume en un debate después de esta petición, ya que no podrán cobrar la herencia si no cumplen su última voluntad. La madre deja el dilema a doce hijos que, al igual que los Géminis, son un batiburrillo de personalidades muy distintas. Estos doce hermanos se enfrentarán a dilemas sobre la tradición, la modernidad, la ética... y qué hacer con tanta carne.

'Mamá para comer' es un libro distinto, ágil y atrevido. Una pieza que puede hacer reír, pero también puede hacer pensar.

CÁNCER: El infinito en un junco, Irene Vallejo.

Las personas que tienen su sol en cáncer están llenas de contradicciones. Y la historia de 'El infinito en un junco' también lo está. Un fenómeno de masas, decenas de ediciones, cientos de miles de libros vendidos. Hasta aquí, normal. Lo sorprendente: se trata de un ensayo de 400 páginas sobre el mundo clásico y la invención de los libros. A priori, no parece un tipo de publicación que se convertiría en un best-seller.

Una escritora prodigiosa con libro que lo recoge todo. Un libro sobre la historia de los libros. Un libro sobre la vida de las historias y de quienes las preservan. Un libro curioso pero calmado, riguroso pero distendido, valiente pero sensible. Al igual que las personas cáncer.

LEO: El amor dura tres años, Frédéric Beigbeder.

Leo es el signo más dominante del zodíaco. Se personifica en gente creativa, abierta, ambiciosa, romántica... Pero también puede ser vanidosa, egocéntrica y esclavo de la belleza. Así es el protagonista de esta novela, infiel por naturaleza pero amante del amor. Y con una máxima clara, que titula al libro: 'El amor dura tres años'.

Se trata de una novela autobiográfica sobre el fracaso de un matrimonio al tercer año. Sobre lo soleado y feliz de una relación en su primer año, la confianza del segundo y el desapego del tercero. El protagonista narra la decadencia de su vida y la frivolidad de los lujos y el sexo que lo rodea. Y, en el momento que más perdido está, tiene que enfrentarse a su mayor miedo: el amor. Un hombre al que vemos ególatra y vulnerable, al que queremos unas veces y odiamos otras.

VIRGO: La soledad de los números primos, Paolo Giordano.

'La soledad de los números primos' es una novela escrita por el físico teórico y escritor Paolo Giordano. Los virgo son personas metódicas, aplicadas y muy analíticas. Este signo y la estructura de esta novela comparten una personalidad matemática y crítica.

La historia describe las vidas de Alice y Mattia, ambas parecidas a las de esos particulares números denominados “números primos gemelos”. Por ejemplo, el 11 y el 13. Números que pese a estar muy próximos están separados. Hay algo que une a estas dos personas, pero les resulta imposible comunicarse.

Mattia y Alice tienen personalidades marcadas por episodios traumáticos de su infancia. Él se sabe culpable del fallecimiento de su hermana y ella convive con una cojera fruto de un accidente de esquí. Ambas experiencias llevan a sus dueños a una vida de autodestrucción y aislamiento.

LIBRA: No se puede detener la primavera, David Hockney y Martin Gayford.

Un signo que ama la belleza y con una curiosidad innata. La misma base que necesitó David Honckey para irse a los ochenta años a una casa de campo en Normandía, con el único fin de admirar puestas del sol y ver pasar las estaciones.

El libro 'No se puede detener la primavera' está basado en la correspondencia entre David y el crítico de arte Martin Gayford durante el confinamiento. La pandemia de COVID-19 paró todo lo que dependía del hombre, pero no pudo frenar ni un soplido de viento de la naturaleza. Incluye dibujos de Honckey de escenas de Normandía y piezas elegidas de artistas como Van Gogh o Bruegel. El resultado es un manifiesto que asevera la capacidad del arte y la belleza para distraernos e inspirarnos. 

ESCORPIO: Crepúsculo, Stephenie Meyer.

Si eres escorpio, ya habrás leído 'Crepúsculo' y visto la película unas mil veces. No sé por qué, pero todo tiene energía escorpio aquí. Venganza, amor, enemistad, pasión, celos, toxicidad, malas personas... y todo eso a un nivel tan exagerado que no puede ser verdad. Escorpio.

SAGITARIO: Las chicas, Emma Cline.

Versátiles, aventureras, afortunadas y enérgicas; así le parecieron 'Las chicas' que dan título a la novela a la protagonista. Emma Cline escribe la historia de una adolescente tímida e insegura que se encuentra con un grupo de chicas que lucen felices y despreocupadas. Las circunstancias las unen y lleva a Evie a unirse a esa comuna solitaria guiada por un gurú a la que pertenecen las chicas. A partir de ahí, nos adentramos en una vorágine de drogas, manipulación y amor libre que la alejara de su entorno anterior.

Este debut literario de Emma Cline se inspira en la secta de Manson. Está escrito desde dos perspectivas, la del pasado y la del presente, y se enfoca principalmente en la historia de ese chicas. La descripción de las situaciones y las personalidades de las víctimas de la secta está perfectamente explicada. Una historia llena de matices, bien estructurada y escrita de una forma muy inteligente.

CAPRICORNIO: Lejos de Veracruz, Enrique Vila-Matas.

La gente capricornio, aunque sea dulce y gentil, tiene una tendencia a la melancolía y al pesimismo. Esto le puede llevar a sumergirse en la novela 'Lejos de Veracruz', de Enrique Vila-Matas. El menor de los hermanos Tenorio es el narrador de esta singular historia. Se trata de una versión moderna del clásico desdichado condenado a un destino aciago. A lo largo de la obra lamenta su solitaria situación y su odio al domicilio familiar. En esta historia Veracruz es un enclave onírico pero real. Está poblada por seres sorprendentes y sus relaciones, que gravitan alrededor de los tres hermanos y sus rivalidades. El joven manco se refugia en la literatura para hablar de los sentimientos de postración que condicionan su vida.

ACUARIO: La campana de cristal, Sylvia Plath.

Las personas acuario son muy idealistas, brillantes y ansían con todas sus fuerzas vivir en libertad. Están llenas de creatividad y de nuevas ideas. Esa energía que les lleva a ir contra el mundo la refleja Sylvia Plath en toda su obra.

'La campana de cristal' es la única novela de Plath. Y es, además, la historia de su vida. Esther -alter ego de la autora- parece tener lo que cualquiera puede desear: una carrera prometedora, un pretendiente que estudia medicina y toda una vida por delante en el Nueva York de los años cincuenta. Galardonada con una prestigiosa beca parece que pronto podrá cumplir su sueño de ser escritora, pero no puede más. Cócteles, fiestas, alta sociedad, una energía misógina que la abruma y, así, todo parece desmoronarse. Su vida la agobia, se siente en una campana de cristal de donde no puede huir y que no la deja respirar.

PISCIS: 30 maneras de quitarse el sombrero, Elvira Lindo.

Piscis es el signo más rico y complejo del zodiaco. Personas muy sensibles, buenas y generosas; pero que no le gusta sentirse preso del convencionalismo. Siempre dispuestos a seguir sus convicciones y vivir emocionalmente. Como amantes del arte, les será fácil sumergirse en '30 maneras de quitarse el sombrero' de Elvira Lindo. Un mosaico creativo ecléctico de prosa empática e inquisitiva.

Este libro recoge veintinueve ensayos sobre la obra y el tiempo en el que vivieron las creadoras que no entraban en la norma masculina establecida. Lo que comenzó en los años 20 cuando Maruja Mallo, Margarita Manso y Concha Méndez rompieron lo establecido quitándose el sombrero en la Puerta del Sol sirvió de ejemplo para miles de mujeres artistas. Estos ensayos acaban haciendo un autorretrato vital de Elvira Lindo, siempre lúcida y crítica.

Compartir

    Artículos relacionados