"Travis Scott: Look Mom I Can Fly": La visión de un genio

Hace ya un par de semanas que Travis Scott -junto a su equipo- y Netflix se decidieron a bendecir Netflix con el lanzamiento de...

20 septiembre 2019 ·
Compartir
travis-scoot-binary

Hace ya un par de semanas que Travis Scott -junto a su equipo- y Netflix se decidieron a bendecir Netflix con el lanzamiento de un nuevo documental: “Look Mom I Can Fly”.

En él descubrimos todo el trabajo tras el último álbum de estudio del de Texas ‘AstroWorld’. Juntando metraje inédito de más de hora y media de duración, el cantante ha logrado cautivar los corazones de fans, así como de aficionados a la música que aún no habían logrado conectar con él.

Las sombras del trabajo de un genio

El documental nos presenta a Travis como a un genio, y realmente nos costaría mucho discrepar. Estamos acostumbrados a verle sobre un escenario, ante las cámaras de profesionales y aficionados, e incluso rara vez siendo entrevistado en televisión. Sin embargo, esta pieza nos muestra lo opuesto, lo que nunca habíamos visto, las sombras de su carrera: el lado oculto.

La pieza, mayoritariamente, se compone de grabaciones llevadas a cabo por compañeros e integrantes de la banda del cantante, lo que nos aporta una visión cien por cien real y pura de lo que es un día en la vida de Travis Scott.

No sólo vemos cómo se vive uno de sus shows, sino que también descubrimos -de primera mano- su pasión por los fans, el respeto y amor que profesa por ellos, e incluso su garra a la hora de defender los derechos y libertades de estos. Tanto es así, que incluso podemos llegar a ver cómo se mete en problemas en ocasiones por permitir demasiado a sus seguidores más acérrimos. Sin ir más lejos, en el documental podemos ver cómo se llevó a cabo la detención de Travis en 2018 por desatar el caos durante uno de sus conciertos en Arkansas.

La llave que abre su vida privada

Esta nueva inmersión en la vida privada de Travis nos lleva a conocer su relación con Kanye West, relacionado familiarmente con él debido a su compromiso con Kylie Jenner. No sólo eso, sino que por primera vez vemos cómo se vivieron los primeros días de la vida de Stormi -su hija- en el entorno familiar.

En un plano más profesional, las imágenes que más han llamado la atención entre los seguidores del Cactus Jack se remontan a las sesiones de grabación que tuvieron lugar para ‘AstroWorld’. Gracias al material desvelado podemos ver cuál es la forma de trabajo de Travis Scott, y la pasión que se desata dentro de él al recibir nuevo material de artistas como Drake o James Blake. Un genio que vive con mente y corazón su profesión.

Algún que otro momento amargo también hace acto de presencia ante las cámaras. Sin querer desvelar en exceso la situación, os podéis imaginar que el documental no iba a dejar sin abordar su participación en los premios Grammy de 2018.

Un sueño hecho realidad

El film cierra con un momento único. Travis Scott fue honrado en 2018 con las llaves de su ciudad. No sólo eso, sino que cumplió su sueño desde crío, y el de otros tanto habitantes de Texas.

La idea de ‘AstroWorld’ parte del delicado y acaramelado recuerdo que el protagonista del documental guarda de AstroWorld, el parque de atracciones que ofertó diversión y entretenimiento a los habitantes de Houston durante más de 37 años. El parque, liderado por la firma estadounidense Six Flags, cerró sus puertas en el año 2005.

Travis Scott guardaba, de forma inquebrantable, en el corazón su deseo de ver las puertas de ese mundo de fantasía y emoción abiertas una vez más. De esta forma decidió convertir, lo que en principio podía haber sido un disco musical más, en un álbum que llegaba acompañado de un festival en un enorme parque de atracciones real. Dicho y hecho, y esta versión renovada y ambientada en el universo mental del autor ‘Goosebumps’ acogió a miles de fans en un espacio muy próximo al que ocupaba el recinto de atracciones original.

Valoración personal: 8

Ciertamente, pocas pegas podemos ponerle al resultado final de “Look Mom I Can Fly”. Travis Scott no se ha cortado a la hora de ofrecer una mirada indiscreta hacia los momentos más íntimos de su vida.

Sin embargo, algo se nos queda en el tintero, algo de vital importancia. Cuando esperamos un documental acerca de Travis, y de la creación de su más reciente proyecto, cualquier fan ansía contar con más participación hablada del protagonista. Tenemos a un genio delante, y muchos nos moriríamos por preguntarle durante horas y horas acerca de un sinfín de asuntos, pero parece ser que Trav no es amigo de las cámaras o al menos de desnudarse hablando ante ellas.

Nos enteramos de muchas cuestiones que eran incógnitas hasta la fecha, pero muchas otras cuestiones se quedan en preguntas sin resolver. El documental entretiene y desvela mucho, ¡es una pieza indispensable del año! De eso no cabe duda, así que es todo un must.

Compartir

    Artículos relacionados