Así fue la última entrevista de Jordi Évole a Pau Donés

Pau Donés - "El tiempo te hace muy feliz cuando lo gozas. Y ahora yo lo estoy" - Esta entrevista, si se ve, se...

21 septiembre 2020 ·
Compartir
paudones_binary

Pau Donés - "El tiempo te hace muy feliz cuando lo gozas. Y ahora yo lo estoy"

- Esta entrevista, si se ve, se verá cuando ya no estés.
- Yo estoy aquí para hablar de la vida, no de la muerte.

Su amigo Jordi se sorprende al verlo. Pau Donés tiene un aspecto muy cambiado. Gran delgadez, piel pálida, barba desaliñada, conectado permanentemente a unos sueros y con una voz ahogada. Sin embargo, Pau quiere seguir viviendo las pocas semanas que le quedan. Hasta el final. Como siempre ha sido él, aguerrido y trotamundos.

Pero esta vez, los tours, conciertos y firmas de discos se quedan en el Valle de Arán. Donde se siente como en casa y espera terminar sus últimos días, rodeado de los suyos. "Quiero que quede un testigo real de lo que soy" afirma Pau.

Será Jordi Évole el que escuche en persona ese último testamento vital. El resultado es "Eso que tú me das", una entrevista personal del periodista a su amigo y artista de la banda Jarabe de Palo presentada en el 23 Festival de Málaga. El Donés, como algunos le llaman. Una historia que no pretendían que fuese lacrimógena, todo lo contrario.

Se habla de la vida en su modo más puro y sincero. Habla con ternura y cariño de su ex, su compañera de aventuras. No cree en la pareja, es el cementerio del amor. Pero sí en la familia. Ella lo es. Relatando lo que estaba haciendo esta mañana, no duda en resaltarla como un espejo de su alma.

"La que me ha cambiado y me ha dado un zumo de frutas ha sido ella. Eso no es pareja, eso es familia"

También le dedica un tiempo a su hija Sara, que es su lucero hasta en las noches más oscuras. Les dio tiempo a vivir un año juntos en California. Después de múltiples conciertos donde no podía ver a su padre varios meses, se lo debía. Cuenta que, al volver de México hará unos años, ella no le quería hablar. Pensaba que la había abandonado. También es la que le ha enseñado a amar y a crecer. Por eso le dedica su última sinfonía, porque "Eso que tú me das" es una canción para ella.

No hay tristeza ni añoranza al pasado, solo alegría por lo vivido y lo que queda por vivir. Pau contempla con calma y serenidad desbordante el final de su camino. Se fascina y embelesa por las cosas más simples. Ir a comprar queso, colgar cuadros, arreglar el equipo de música, bailar salsa o ver a los tuyos darse un baño en el río. Aunque tú no puedas, ver a los demás vivir te desborda de felicidad. No se contempla en el amor propio, sino en el ajeno. Está en paz. Está preparado para su último viaje. Todo le parece bonito.

- "Mata más el miedo que la muerte"

Le pilló de manera prematura la muerte de su madre, con depresión crónica. Se suicidó. Detesta que traten el tema de manera frívola. Porque a la muerte no hay que temerla, pero tampoco abrazarla. Si no sabes lo que es el suicidio, mejor que no lo digas nunca.

- "Yo, vida, vida" relata Pau a Jordi.

Se muestra con total exposición a cómo actúa y piensa un enfermo de cáncer. Siguen siendo iguales al resto. Con sus sueños, ilusiones, gestos, miradas y bromas. Los guiños en los ojos mientras achica la boca son inconfundibles en él. Carantoñas a la cámara en silencios prolongados y esos ensayos de voz antes de comenzar la entrevista. Como si de un último concierto se tratase. Le faltó una última gira de 5 conciertos. Estaba Madrid, Barcelona, Ciudad de México, Nueva York. Era su máxima ilusión para despedirse en los escenarios. Quería pasar sus últimos años dedicado a su hija a pleno pulmón.

- "Igual el tabú lo tenemos más nosotros que tú ahora" afirma Jordi.

Él sabe que se va a ir de este mundo. Sin embargo, no lo parece a los ojos ajenos. No se está despidiendo, está afinando su guitarra. Para todos nosotros. Su idilio con la enfermedad es el mejor pasaje que recuerda. De según cómo se mire todo depende.

"5 años, 2 discos, unas giras de la hostia, he tenido un sobrinito"

Es en un valle lleno de flores, hierbas, bosques y montañas nevadas al fondo donde suceden los últimos compases del documental. Pau Donés llega en coche. Conducido por él. Jordi se sorprende, pero es El Donés. Le quedan fuerzas para eso y más. Sale del coche y respira profundamente.
Se bromea sobre lo idílico que es todo. Un set de rodaje que luego se desmonta. Pero la vida no se desmonta como un atrezo de teatro, se vive. Como él bien ha hecho.

- "A mí me da la sensación de que te lo has pasado de puta madre."
- "Sí."
- "Una pena que no nos cuentes."

No hay rencor a los compañeros de profesión, solo agradecimientos. Enamorado de Antonio Vega, es una de sus mayores inspiraciones, con quien tuvo el honor de colaborar en 'Completo Incompleto'. Un sueño cumplido. Bromeando sobre los homenajes y actos especiales que le harán cuando se vaya, resalta que le gustaría que estuviesen bien hechos.

Hay sentencias que son como dosis de vida imprimidos en los 64 minutos que dura esta conversación entre 2 amigos. En un bar, la playa, la montaña, en el trabajo o en casa. Da igual el sitio, lo que importa es el ahora. Si hay que reír, se ríe. Si hay que llorar, se llora. Pero llora ahora y ríe luego.

Pau Donés "Me parece un síntoma de debilidad no llorar. Es un signo de valentía para mostrarte tal y como eres"

Pau se enamora de las almas transparentes. Esas que tienen miedo, inseguridades, chispa, sonrisas, alegrías. Tararea, con gallos incluidos, una frase como si de un mantra se tratase: "Ha sido un placer". Porque lo fue. Como nosotros de haberte conocido, Pau.

Compartir

    Artículos relacionados