"Dark Tourist": Tu plan perfecto para Halloween

No es casualidad que la mayor parte de las personas apasionadas por los documentales guarden dentro de sí un especial interés por las historias...

1 noviembre 2019 ·
Compartir
crimen-binary

No es casualidad que la mayor parte de las personas apasionadas por los documentales guarden dentro de sí un especial interés por las historias más retorcidas y oscuras. Una pequeña joya es "Dark Tourist".

Después de descubrir durante años piezas acerca de las guerras, asesinatos, muertes en extrañas condiciones y demás cuestiones tenebrosas, en 2018 me topé con "Dark Tourist". Una serie documental de Netflix  que se ha convertido en una de mis favoritas de todos los tiempos.

Directo, simple, siniestro y actual.

"Dark Tourist" es el proyecto personal del periodista australiano David Farrier. A través de una serie de 8 episodios, el viajero incansable visita los lugares más tenebrosos del mundo.

Cada capítulo se centra en una región del globo, lo que nos acaba presentando lugares como: Estados Unidos, México, el Sudeste Asiático, varias regiones de África y Japón, entre otros. No necesitáis ser muy avispados para descubrir muchos de los lugares que visita David durante sus estancias. En su mayoría son zonas destruídas y llenas de radiación como Fukushima y Nagasaki, visitando a los devotos de la Santa Muerte en México...  También hay lugar para los museos llenos de creaciones sádicas y escatológicas, que sorprenderían al propio Ed Gein… No os vais a aburrir.

Y lo mejor de todo es que la serie fue rodada en 2018. Esto quiere decir que la situación de los países y de las culturas que se muestra en la obra producida por Polly Fryer son de lo más actuales.

Tensión en primera persona.

La estructura es sencilla: David Farrier se pone en cada capítulo en la piel de un tanatoturista, visitando lugares que no transmitirían muy buena espina al viajero común.

El periodista no se echa atrás ante ninguna adversidad, y se arriesga a colarse en lugares prohibidos. Igual que a formar parte de rituales africanos que revolverían los estómagos incluso de aquellos que lo visualizan tras una pantalla.

Cuando el protagonista se topa con una casa de los horrores en Estados Unidos, en la que llega a firmar un documento especial. Con él se compromete a no culpar al anfitrión de los posibles daños sufridos, no se piensa dos veces el vivir una brutal aventura ante las cámaras.

Morbo en efecto bola de nieve

Una de las mayores bazas con las que juega "Dark Tourist" es que, habiendo sido planeado o no, los capítulos de 39-42 minutos llaman a verde seguidos uno detrás de otro.

Las siniestras vivencias del primer episodio sólo consiguen que te intrigues más por el siguiente capítulo. Logrando así que tu subconsciente haga cábalas sobre las locuras con las que se topará el exparticipante de 3 News.

Aunque precisamente, resulta curioso descubrir que uno de los puntos fuertes de la serie es, al mismo tiempo, su propio talón de Aquiles. Como explicaré en mi valoración personal.

Valoración personal: 7

Lo mejor que tiene "Dark Tourist" es que no se centra en un tema único y restringido. Como podría ocurrir en un documental acerca de un artista o sobre una posible invasión de los extraterrestres.

Seas fan de lo oscuro y terrorífico o no terminarás por probar suerte con “Dark Tourist”. Y si lo tuyo no son las religiones más sacrificadas de África, quizás lo sean los lugares abandonados más sorprendentes de Japón. La gran variedad de realidad presentas hace muy amena la visualización del trabajo.

Aunque como ya adelantaba previamente, lo que puede defraudar en pequeña medida a los nuevos fans son aquellos viajes de David menos intensos. Él mismo reconoce durante algún capítulo haber contratado excursiones que ofrecen una experiencia muy pobre. No tardarás en darte cuenta que unos capítulos se te pasarán volando, y te dejarán totalmente sumergido en ellos, mientras que otros… bah.

Compartir

    Artículos relacionados